Un Alfa Romeo 8C 2300 de 1932 aparece tras décadas perdido


Nacido para ganar

El Alfa Romeo 8C 2300 es obra del que se considera como el más dotado y prolífico de todos los ingenieros de Alfa Romeo: Vittorio Jano, responsable de otros modelos míticos como el Alfa Romeo P2, ganador del primer Automobile World Championship en 1925, o el todopoderoso Alfa Romeo 8C 2900 de 1936.

En cuanto a éxitos deportivos del Alfa Romeo 8C 2300, algunos de los más importantes fueron las cuatro ediciones ganadas de forma consecutiva de las 24 Horas de Le Mans (las celebradas entre 1931 y 1934), así como la victoria en tres ocasiones, también de forma consecutiva, de la legendaria Mille Miglia (1932 – 1934), y alguna más que veremos acto seguido.


El primer Alfa Romeo 8C 2300 apareció en 1931. Se construyeron distintas variantes, desde ejemplares destinados al uso general en carretera a otras pensadas directamente para la competición, como el Spider con el que Nuvolari ganó las ediciones de 1931 y 1932 de la Targa Florio, así como el Gran Premio de Italia de 1931. En honor a la victoria anterior se denominó «Monza» a la variante equipada con el chasis más corto de todos los existentes y la más rápida de toda la gama. También hubo una versión denominada Tipo Le Mans cuyos éxitos ya se han referido.

El Alfa Romeo 8C 2300 «desaparecido en combate»

El protagonista de la historia que motiva este artículo es el que tiene como referencia el número de motor y chasis 2211079, construido en 1932. Esta unidad de chasis corto fue carrozada en Francia por Figoni, una empresa especializada en estos menesteres (parece ser que es el único de este tipo que carrozó). El primer propietario del vehículo fue Mr. Weinberg, que compitió con este coche en las ediciones del rally París-Niza de 1933 y 1934.


En mayo de 1935 la unidad fue adquirida por el conde François de Bremond, con la que participó en la edición de ese mismo año de la Grossglockner Hillclimb, terminando quinto en su categoría. Es probable que concurriera a más eventos con el coche hasta que lo vendió en agosto de 1937. El agente encargado de la venta fue Luigi Chinetti, quien con posterioridad sería el representante de Ferrari en América del Norte. El nuevo comprador tenía unos planes algo diferentes para el coche: que fuera un regalo de graduación para su hijo, coincidiendo con el vigésimo primer aniversario del afortunado pimpollo.

El agradecimiento de este hombre a su padre y/o el apego al coche han sido tales que lo ha conservado durante 70 años. En el transcurso de la Segunda Guerra Mundial lo ocultó con éxito a las fuerzas de ocupación. Al término de la contienda el coche fue utilizado de nuevo, pero poco y no consta que fuera en competición. Finalmente el vehículo acabó en un garaje, donde se ha conservado bastante bien, en particular a nivel mecánico.

El propietario actual ha llevado este Alfa Romeo 8C 2300 al especialista en restauración Blakeney Motorsport hace un año y medio, donde espera para ser devuelto a su antiguo esplendor.

Así es como este magnífico ejemplar ha llegado bastante entero a nuestros días, gracias al celo de un hombre que ha conservado su regalo hasta casi cumplir los cien años, y a que el coche ha estado “desaparecido” administrativamente por el caos que acompaña a cualquier guerra.

El Alfa Romeo 8C 2300, un coche excepcional

Los datos puros y duros que otorgan carácter a cualquier coche pueden perder importancia si no se sitúan en su contexto. Este modelo daba 142 CV y alcanzaba 170 km/h, más que muchos coches en la actualidad, pero estos logros técnicos se alcanzaron en 1931, cuando se inauguró el Empire State Building y en España se proclamaba la Segunda República.


Y por aquello de que una imagen vale más que mil palabras (en movimiento más aún), os dejo este vídeo para que veáis cómo acelera un Alfa Romeo 8C 2300 y cómo suena esa maravilla de motor.


Alfa Romeo 8C 2300 en cifras

  • Motor delantero longitudinal de cuatro tiempos y ocho cilindros en línea distribuidos en dos bloques, 2.336 cc y 142 CV de potencia a 5.200 RPM, alimentado por carburador simple con compresor tipo Roots
  • Transmisión: manual de cuatro velocidades
  • Frenos: de tambor en ruedas delanteras y traseras
  • Longitud: 3.960 mm. Anchura: 1.650 mm. Distancia entre ejes: 2.740 mm. Ancho de vías: 1.370 mm.
    Peso: 1.118,6 kg
  • Velocidad máxima aproximada: 170 km/h

(Las medidas varían en función del tipo de carroceria, las consignadas corresponden al chasis corto, como el modelo protagonista de esta historia).



Pistonudos.com es creado por auténticos fanáticos del motor.Una web hecha para informar sobre las últimas novedades en coches, motos, eventos y también a nivel competitivo. Queremos compartir información de calidad y útil para todos los usuarios más apasionados, por eso hemos ampliado la web con distintos tips de mecánica.
Siguiente ❯
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.