Las rarezas del salón de Tokio

Hoy, te proponemos un pequeño paseo por esas rarezas, curiosidades, por ese salón de Tokio del que se habla poco. En definitiva, un paseo por la creatividad.

Ken Okuyama Kode9

Ken Okuyama no es un diseñador famoso, aunque sus obras sí lo son. Trabajó para General Motors, Porsche y Pininfarina. Como jefe de diseño de Pininfarina es el autor de dos proyectos importantes: el Maserati Quattropuorte V (2004-2012) y el Ferrari Enzo.  Lleva ya unos años de vuelta en su Japón natal donde tiene su propio estudio de diseño. Además de realizar diseños para diversas ramas de la industria, como los tractores, también produce de forma artesanal un roadster y un cupé sobre la base del Lotus Elise, el Kodeo9.



Daihatsu Nori Ori


Daihatsu, que ya no está presente en el mercado europeo, sigue siendo uno de los principales actores del segmento de los kei cars en Japón. Con el Nori Ori Concept, la marca explora las posibilidades que tiene de mejorar el acceso y la salida del vehículo. Puertas deslizantes, rampa de acceso, suelo ultra bajo, espacio para dos sillas de ruedas y techo alto, son algunas de las soluciones propuestas. En el fondo, Nori Ori responde a la realidad demográfica nipona: la población es cada vez más mayor. A nosotros, nos llama la atención por tener una pinta de juguete o de ser un coche escapado de algún manga. Hasta los intermitentes, con notas musicales, no parecen serios y son dignos de un manga. Y quizá por eso me gusta, tiene algo diferente y simpático.

 

Daihatsu Tempo Concept

La filial de Toyota presentaba otro sorprendente modelo, el Tempo. Este concept car fue ideado para demostrar las ventajas de la plataforma FF (tracción delantera y motor delantero, cuando muchos de esos kei cars cuadrados suelen ser coches de «todo atrás»). Para ello, Daihatsu se apunta a la moda de los food trucks. Sólo que aquí no esperes que te hagan esas hamburguesas de gourmet que están de moda, hay sito para hacer un espresso y venderte alguna pasta. Aún así, es sorprendente todo lo que cabe en este kei car.


 

Toyota Kikai Concept

Este concept car de Toyota no deja de sorprenderme. Es un cruce de buggy, hot-rod, custom, coche lunar y con un aire robótico que le permitiría estar en una de las pelís de la franquicia de Terminator. No tiene carrocería, salvo alrededor del habitáculo -que parece el de un vehículo lunar- y utiliza los componentes mecánicos como elementos estéticos. Ver cómo es y cómo funciona, por ejemplo, una suspensión es una forma de arte en sí.

Dejar la mecánica, en este caso en posición central trasera, y otros componentes mecánicos a la vista es parte de la esencia de los hot-rods. Es más, los neumáticos del Kikai son de flancos blancos puestos hacia el interior. Es un viejo truco de los inicios de los hot-rods. Cuando todo el mundo llevaba gomas con franjas blancas, los «hot-rodders» les daban la vuelta para dar al coche un aire más agresivo con sus neumáticos negros. En realidad, hay mucho más fundamento en el diseño del Kikai que en muchos otros concept cars que acaparan los titulares.

Toyota Land Cruiser 70

¿Qué hace un Land Cruisier 70 (el J70) en el salón de Tokio de 2015? Muy sencillo, Toyota sigue fabricando el indestructible Land Cruiser 70 para numerosos mercados. Es incluso un icono de la marca. Tanto es así que tras una ausencia de 10 años, volvió al mercado nipón en 2013. Este año, sin embargo, deja el mercado doméstico; al carecer de control de estabilidad ya no es homologable. Pero sigue vivo en muchos otros mercados, como el australiano (el J70 expuesto lleva matrícula australiana y puede que también barro australiano) donde es el modelo de predilección en las zonas rurales, especialmente en el bush. Obviamente no es el único, por ejemplo, la fábrica portuguesa de Toyota Caetano (en Ovar) lo sigue fabricando para la exportación a Sudáfrica.

 

Daihatsu Copen Cero

Aparte de ser otro ejemplo de un nombre que suena exótico en japonés pero puede ser mal interpretado en español, el Copen Cero es el nuevo diseño de la familia Copen que se suma al Copen Robe original y al X-play. El Copen destaca por ser un nuevo intento de vender un coche con carrocería intercambiable. Mediante la opción «Dress Formation», cuando te canses de la agresividad visual de tu Copen Robe, lo llevas al concesionario. Allí,  te cambian los grupos ópticos y todos los paneles de carrocería (salvo las 2 puertas) para darle el aspecto bonachón y simpático del Copen Cero. La conversión te costará 350.000 yenes (unos 2.630 euros), pero el motor seguirá siendo un 3 cilindros de 90 CV…

Los Daihatsu Copen Robe (izquierda) y X-Play (derecha).

 

Isuzu

La firma nipona, conocida en Europa por su pick-up D-Max, fabrica también camiones. En el salón de Tokio exponía el TX-80, un modelo con capacidad de 5 toneladas y desarrollado tras la II Guerra Mundial para la reconstrucción del país, y el Isuzu-Hino 500 oficial que corrió el Dakar 2014.

 

Daihatsu Cast

Y para terminar, otro Daihatsu. De forma original, Daihatsu dio un adelanto de su nuevo modelo, el Cast, presentándolo a escala y realizado en Lego. Habrá tres variantes: la Style (urbana), la Activa (tipo SUV) y la Sport.



Pistonudos.com es creado por auténticos fanáticos del motor.Una web hecha para informar sobre las últimas novedades en coches, motos, eventos y también a nivel competitivo. Queremos compartir información de calidad y útil para todos los usuarios más apasionados, por eso hemos ampliado la web con distintos tips de mecánica.
Las Web de las marcas a examen: PSA Peugeot Citroën ❯
Añade un comentario de Las rarezas del salón de Tokio
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.