Citro毛n LN y LNA

En aquel momento los directivos de Citro毛n, que era propiedad de la tambi茅n francesa Michelin, ya ten铆an en mente el desarrollo de un coche peque帽o pero de car谩cter marcadamente pr谩ctico y urbano que no fuera competencia de los ya citados Citro毛n 2CV y Dyane, pero la situaci贸n econ贸mica de Citro毛n no era la m谩s adecuada para iniciar proyectos de dudosa rentabilidad, m谩xime si tenemos en cuenta que los pocos activos de la marca se hab铆an invertido en el desarrollo del Citro毛n GS, presentado en 1970.


La inyecci贸n de capital necesaria para comenzar el desarrollo de un nuevo producto lleg贸 cuando en 1968 el grupo italiano Fiat se hizo cargo del 49% de Michelin y se cre贸 la empresa conjunta ParDevi. De este acuerdo comenz贸 a gestarse un nuevo veh铆culo sobre el bastidor del Fiat 127, pero las negociaciones francoitalianas no llegaron a ninguna parte y en 1973 Fiat vendi贸 su participaci贸n nuevamente a Michelin, dejado a Citro毛n en una muy precaria situaci贸n econ贸mica que la obligar铆a a replantearse incluso el lanzamiento del Citro毛n CX que ya estaba casi en su fase de lanzamiento.

 

Poco dinero y mucho ingenio

En semejante situaci贸n econ贸mica y tras varios 鈥渕atrimonios鈥 fallidos, el futuro de Citro毛n era tan oscuro que se acercaba a la disoluci贸n, algo que el El铆seo, regentado por aquel entonces por Georges Pompidou, no iba consentir; de hecho, fue el propio gobierno franc茅s quien 鈥渋nvit贸鈥 a Peugeot para comprar el 38,2% del accionario de Citro毛n. El problema es que la contabilidad de Peugeot a principios de los a帽os setenta no estaba especialmente saneada y, en semejante situaci贸n, las posibilidades del desarrollar un coche nuevo, partiendo de cero y sin cancelar el proyecto del Citro毛n CX eran totalmente nulas.


Con estas premisas tan poco alentadoras, la forma m谩s barata de crear un coche nuevo era precisamente no hacer nada nuevo. Y esto, 驴c贸mo se hace? Pues para desarrollar el nuevo Citro毛n se clon贸 al Peugeot 104 de tres puertas al que se le pusieron unos grupos 贸pticos delanteros y traseros de nuevo dise帽o.

Nunca se proyect贸 un hom贸logo Citro毛n del Peugeot 104 de cinco puertas鈥 驴o quiz谩s s铆? Os interesar谩 saber que la versi贸n cinco puertas del Peugeot 104 ten铆a 30 cent铆metros m谩s de longitud que el modelo de tres puertas y sirvi贸 de base para el desarrollo del Citro毛n Visa. Para evitar la canibalizaci贸n entre el Peugeot 104 y el nuevo Citro毛n, hab铆a otro detalle muy importante que diferenciar铆a durante a帽os a ambos modelos. Mientras que el Peugeot usaba motores desarrollados conjuntamente con Renault, el Citro毛n usar铆a los mismos motores que el 2CV.

Como curiosidad totalmente ajena a este art铆culo, os hago saber que s铆 se lleg贸 a fabricar un Citro毛n con el bastidor del Fiat 127. Se llamaba Olcit Club, se produc铆a en Ruman铆a y contaba con la carrocer铆a del Citro毛n Visa y los motores del Citro毛n GS.

Puesta en escena

El nuevo Citro毛n, el primero en desarrollarse bajo la 贸rbita de Peugeot, se present贸 en el sal贸n de Par铆s de 1976 con el nombre de Citro毛n LN. Su relaci贸n con el Peugeot 104 de tres puertas era m谩s que evidente y nunca se intent贸 disimular. De hecho, a nivel est茅tico tan s贸lo los grupos 贸pticos inspirados en los de los modelos Mehari o Dyane diferenciaban a los Peugeot 104 de los Citro毛n LN. L贸gicamente hab铆a tambi茅n m谩s detalles pero ya de menor importancia y siempre en aspectos ornamentales (tapicer铆as, colores鈥)


En la parte mec谩nica, tal como exigi贸 Peugeot, el Citro毛n LN montaba el mismo motor de 602 cc que el 2CV, aunque dotado de arranque electr贸nico y ligeramente retocado para alcanzar los 32 caballos de potencia, catorce caballos menos que el Peugeot 104 de tres puertas m谩s econ贸mico, el 104 ZL.

Evoluci贸n

Cuando el Citro毛n LN se puso a la venta, pocos meses despu茅s de su presentaci贸n, lo hizo bajo una 煤nica configuraci贸n de motor y equipamiento y su acogida fue m谩s bien t铆mida y polarizada entre los que se alarmaban por haber cruzado Peugeot con Citro毛n y los que valoraban el producto como algo nuevo, moderno y realmente econ贸mico tanto en la adquisici贸n como en el mantenimiento.聽Precisamente fue el aspecto econ贸mico del veh铆culo es que m谩s se quiso explotar para llegar a un mayor p煤blico.

De hecho, en el a帽o 1977 se lanz贸 incluso el modelo comercial Enterprise sin asiento trasero y, en algunos mercados, incluso sin asiento del acompa帽ante, es decir, s贸lo con el asiento del conductor.聽A finales del a帽o 1978 se lanz贸 el modelo LNA con una mejor presentaci贸n interior y con el motor modificado hasta los 652 cc y 35 CV聽con la intenci贸n de acercarse a un p煤blico al que el modelo b谩sico LN le resultaba excesivamente austero. De hecho, en las grandes ciudades francesas era m谩s f谩cil ver un Peugeot 104 que un Citro毛n LN a pesar de su precio m谩s ventajoso.

A pesar del lanzamiento de esta nueva versi贸n, las ventas de este turismo no acababan de despegar por varios motivos. El fundamental y el m谩s importante era que este coche era visto como una versi贸n 鈥渂arata鈥 del Peugeot 104 y en el pa铆s galo, a煤n hoy en d铆a, Peugeot vive en el coraz贸n de muchos franceses que la respetan y valoran, siempre dejando de lado el intervencionismo pol铆tico franc茅s en el sector de la automoci贸n. Por otro lado, este coche carec铆a de la personalidad que se le exige a un veh铆culo para poder dirigirlo a un segmento espec铆fico de la poblaci贸n. Por 煤ltimo, su oferta motriz era la m谩s limitada y modesta de toda la posible competencia europea.


Citro毛n LN y LNA

A pesar de esto y de la delicada situaci贸n econ贸mica de ambas marcas, Citro毛n sigui贸 apostando por su veh铆culo urbano, pero limit贸 su gama a una 煤nica versi贸n, la LNA, al que la normativa antipoluci贸n dej贸 su potencia en 34 CV. En 1981 se introdujo una ligera actualizaci贸n del Citro毛n LNA que le aport贸 algunas mejoras a nivel funcional como el retrovisor interior con funci贸n d铆a/noche, un radiador de mayor tama帽o o la luneta trasera t茅rmica. Adem谩s, apareci贸 un nuevo modelo Club cuya 煤nica mejora respecto al modelo b谩sico era la preinstalaci贸n para el equipo de radio y el correspondiente anagrama en el port贸n trasero.

Una expansi贸n que lleg贸 tarde

En 1982 se modific贸 la gama del Citro毛n LNA y s铆 se puede hablar de un peque帽o tir贸n en las ventas, pero esto fue debido a una nueva organizaci贸n en el seno de Peugeot. Por un lado se hab铆a lanzado al mercado el Talbot Samba, otro clon del Peugeot 104 de tres puertas y del Citro毛n LNA, pero muy enfocado a un p煤blico joven. Por otro lado, la propia Peugeot quiso asegurarse el 茅xito a nivel europeo del inminente 205 limitando progresivamente la gama del 104 hacia las versiones m谩s austeras y comercializ谩ndola en exclusiva en el mercado franc茅s. Por 煤ltimo, despu茅s de seis a帽os en el mercado, por fin se introdujeron los motores de cuatro cilindros al cap贸 del Citro毛n.

De esta forma la gama 1982 del Citro毛n LNA estaba formada por un modelo b谩sico equipado con el motor de 652 cc y 34 CV y los modelos 11 E y 11 RE equipados con el bloque de 1.124 cc, 50 CV y refrigeraci贸n por agua tomado directamente de Peugeot. En aquellos mercados europeos con medidas antipoluci贸n m谩s restrictivas el modelo b谩sico equipaba un bloque tetracil铆ndrico de 954 cc y 45 CV y su denominaci贸n comercial era 10 E. Tambi茅n limitada su difusi贸n a algunos mercados europeos, hubo una versi贸n 鈥渄eportiva鈥 denominada 11 RS equipada con el motor de 50 CV pero con unos desarrollos del cambio algo m谩s cortos.

Con estas modificaciones y con una mayor previsi贸n de ventas, el Citro毛n LNA se comenz贸 a vender en un mayor n煤mero de mercados, entre los que se incluy贸 al espa帽ol, donde se ofreci贸 a un precio muy ventajoso gracias a la fabricaci贸n del mismo en la factor铆a de Villaverde (Madrid). Sin embargo, a nivel europeo, el esperado aumento de ventas se lo llev贸 el Talbot Samba, por su presentaci贸n juvenil, por su mayor oferta mec谩nica y por ofrecerse tambi茅n con una atractiva carrocer铆a descapotable ofertada a un precio muy interesante.

En cualquier caso, a partir de este momento el Citro毛n LNA disfrut贸 de unos 煤ltimos a帽os comerciales muy tranquilos, sin modificaciones importantes ni en la mec谩nica ni en los equipamientos disponibles y con unas ventas aceptables gracias a una pol铆tica de ventas basada en series 鈥渆speciales鈥 ofertadas a muy buen precio y cuya 煤nica diferenciaci贸n sobre los modelos b谩sicos era la ornamentaci贸n.

Citro毛n LN y LNA

Finalmente, el Citro毛n LNA fue sustituido en 1986 por el Citro毛n AX. De los otros integrantes de la familia, el Talbot Samba ces贸 su producci贸n el mismo a帽o por la desaparici贸n de la marca y s贸lo el Peugeot 104 sobrevivi贸 hasta 1988, tras casi 20 a帽os en el mercado y tres a帽os antes de que apareciese su sustituto, el Peugeot 106, que estaba hecho sobre una base Citro毛n: justo lo contrario de lo que hab铆a sucedido quince a帽os antes.

A帽ade un comentario de Citro毛n LN y LNA
隆Comentario enviado con 茅xito! Lo revisaremos en las pr贸ximas horas.