«Forajidos», los Porsche 356 de Emory

Los 356 que Rod Emory y su equipo preparan son conocidos por los aficionados como “outlaws” (forajidos). La idea inicial es mejorar el original en vez de recrearlo. Este nombre surgió en los años 80 cuando Rod y su padre empezaron a ignorar la simple restauración de viejos Porsche para “fabricar” coches que funcionaran mejor. Tan profundo se ha hecho el movimiento forajido que actualmente es categoría en algunos concursos de Porsche. Rod comenzó a ganar carreras con un 356 hecho por él, no pasó mucho tiempo hasta que los ricos a los que ganaba comenzaran a encargarle un coche igual.


Pero ¿qué es un 356 forajido? “Quiero pensar que son unos 356 modificados como los haría el departamento de competición de Porsche, nosotros los hacemos más prácticos y divertidos para conducir” – dice Rod. Y es que las modificaciones que hace Emory son muy profundas. Siempre procurando utilizar piezas Porsche, Emory modifica la suspensión cambiando la original de ejes oscilantes por una de brazos de torsión proveniente de un 911 y ligeramente estrechados.

La caja de cambios que también proviene de un 911 está especialmente modificada, los frenos son de disco de cuatro pistones. Para el motor las posibilidades son varias. Está la opción de un motor VW Typ 4 reconstruido y capaz de entregar 200 CV, y una solución muy ingeniosa, que es coger un motor de seis cilindros de un 911, retirar los dos cilindros centrales y volver a montar el motor con un nuevo cigüeñal. El precio de esta idea ronda los 22.000 euros, pero nos asegura prestaciones y fiabilidad.

Los interiores también son cuidados con mimo, con detalles clásicos perfectos hechos a mano como tapizados de los asientos, puertas etc.

El resultado final es un coche redondo, con una estética brutal y un motor de 200 CV que hace que sus poco más de 1.000 kg se muevan con soltura. Los chicos de Emory ponen un nivel máximo de exigencia en todo lo que hacen, desde ciertas partes que fabricaron para la cápsula que usó el austriaco Felix Baugmgartner -para tirarse desde 42 km de distancia a la Tierra y ser la primera persona en romper la barrera del sonido sin ayuda de un vehículo- hasta los Mini promocionales con la lata gigante de Red Bull montada en la parte de atrás (¡sí, son estos chicos los que los construyen!).


Lo que hay que pagar por uno de estos coches depende de lo que quieras ponerle. Puedes tener un coupe por unos 50.000 euros, que llegarían a 110.000 euros si quieres el roadster. Parece caro, pero Eagle te cobra tres veces más por su fantástica reconstrucción del E-Type. Un PGO fabricado en Francia , inspirado en un 356, pero bastante más feo y con motor Peugeot, se vende por unos 50.000 euros.


El precio de este “forajido” es (contando con la compra del coche) similar a un 911 Turbo nuevo, la diferencia está en que seas más feliz viviendo al margen de la ley.



Pistonudos.com es creado por auténticos fanáticos del motor.Una web hecha para informar sobre las últimas novedades en coches, motos, eventos y también a nivel competitivo. Queremos compartir información de calidad y útil para todos los usuarios más apasionados, por eso hemos ampliado la web con distintos tips de mecánica.
Siguiente ❯
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.