Mazda RX-01 Concept, un precedente del Miata con motor rotativo

Pero la gente de Mazda no tira la toalla, y un reducido equipo de ingenieros sigue trabajando en su desarrollo, en una nueva generación que podría llamarse SKYACTIV-R… pero vamos a ver la historia del curioso RX-01 Concept, y luego volvemos al tema del futuro del motor rotativo…

La tercera generación del RX-7 fue presentada en 1992 -se fabricaría hasta 2002- y gozaba de un razonable éxito, pero el RX-7 había ido creciendo en cada generación, en prestaciones, en tamaño, y también en precio… El caso es que alguien en Mazda se debería de estar preguntando si la cuarta generación del RX-7 no debería de volver a los orígenes, y ser más ligera y simple (“back to basics” que dicen los anglosajones) y por eso presentaron el RX-01 en marzo del 1996 en el Salón de Tokio, un prototipo más pequeño y ligero que el RX-7 de tercera generación, que todavía se produciría durante seis años más.


El concepto pretendía volver a la idea básica del primer RX-7, es decir: ofrecer un coche ligero y divertido de conducir y a un precio más asequible, una filosofía muy querida en la marca de Hiroshima

Muy compacto, el RX-01 medía solamente 4.055 mm de longitud (poco más de lo que mide un MX-5) y en tan poco espacio conseguía ofrecer un habitáculo con 2+2 plazas -por cierto, las traseras casi inutilizables- y eso habiendo colocado el pequeño motor rotativo por detrás del eje delantero. El reducido peso del motor Wankel y su concepción permitieron conseguir un reducido peso de solo 1.100 kg, una masa que además, estaba perfectamente repartida entre sus dos ejes, y muy centrada, lo que prometía una fantástica agilidad. En definitiva, el MX-5 coupé y rotativo con el que llevan soñando bastantes pistonudos…


Su diseño y estilo eran bastante interesantes. En primer lugar, y gracias a lo compacto del motor y su posición tan retrasada, se pudo diseñar un frontal ciertamente original, muy bajo, y con un alerón integrado en su parte superior, que perseguía crear carga dinámica sobre el eje delantero. Los grupos ópticos delanteros muy estrechos se adelantaban a su tiempo (luego vino la moda de los faros enormes) y su parte trasera, con unos grupos ópticos muy inspirados en los del RX-7 de tercera generación también aportaba alguna idea interesante, como un original montante trasero que recordaba vagamente las jorobas de algunos coches de competición.

Finalmente el concepto fue descartado, y el sucesor del RX-7 fue el RX-8, un coupé de 2+2 puertas y cuatro cómodas plazas y de filosofía claramente más GT, pero el motor 13b-MSP (Renesis) que equipaba el RX-01 sí pasaría a la serie, ocupando el vano de motor del RX-8. Este sería -o no- el último motor rotativo de Mazda, y el último montado en un automóvil de producción, desapareciendo en 2012, cuando dejó de fabricarse el RX-8, un motor que no encontró sustituto por las dificultades en cumplir las nuevas normativas medioambientales, Euro 5 en el caso europeo, en Japón aguantó un poco más.

¿Tiene futuro el motor rotativo?

Como decía más arriba, Mazda sigue trabajando en el desarrollo del motor rotativo, y hay un par de pruebas: En 2015, Mazda presentaba el RX-Vision Concept, un espectacular prototipo que -además de mostrar la evolución estética del lenguaje de diseño de la marca-. Equipaba un motor rotativo, por otro lado, en marzo de 2016, la marca japonesa presentaba en EEUU la patente 2016/0084158 para una nueva evolución de su motor rotativo.


Parece difícil, muy difícil, pero puestos a soñar, tal vez los ingenieros de Mazda encuentren la forma de hacer que el motor rotativo cumpla las futuras normas medioambientales, y como soñar es gratis, seguiré soñando con un con un improbable RX-5 coupé, pequeño, ligero, rotativo, y muy, pero que muy divertido… Pero hay que ser realistas, y los de Mazda -además de creativos y tozudos-, lo son, por eso están trabajando en la revolucionaria nueva generación de motores SKYACTIV-G 2 de gasolina, unos motores con compresiones de 18:1 que prometen un rendimiento energético excepcional, un rendimiento que se traducirá en consumos y emisiones bajísimas. Un proyecto realmente interesante, del que puedes saber más en el interesante artículo que Guille escribió.


Por lo que se refiere al MX-5, y aunque sus ventas son anecdóticas -para el volumen total de la marca-, espero que Mazda siga adelante con el desarrollo del pequeño roadster. Somos muchos los que no sabríamos entender a Mazda sin el MX-5, un coche que lleva su lema “Jinba Ittai” (conductor y jinete unidos en uno solo) a la máxima expresión. Por eso a veces me pregunto qué mecánicas equiparán las próximas generaciónes del roadster japonés… y creo que -en parte- dependerá de cómo y cuándo se limitará o prohibirá la circulación de vehículos de combustión en los núcleos urbanos.

¿Veremos un MX-5 híbrido enchufable? ¿Equipará un motor-generador rotativo? ¿será completamente eléctrico? En realidad, nos da igual mientras sea bajito, ligero, descapotable, y sea tan delicioso de conducir como siempre lo ha sido.



Pistonudos.com es creado por auténticos fanáticos del motor.Una web hecha para informar sobre las últimas novedades en coches, motos, eventos y también a nivel competitivo. Queremos compartir información de calidad y útil para todos los usuarios más apasionados, por eso hemos ampliado la web con distintos tips de mecánica.
Siguiente ❯
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.