Las claves del nuevo Audi Q2

El nuevo Q2 inaugura un segmento dentro de las grandes marcas Premium actuales, algunos me podríais señalar que el Mini Countryman por precio y posicionamiento fue el primero en dar el salto a este segmento. Con sus 4,10 metros de longitud, el crossover de Mini se plantearía como el pionero dentro de las marcas Premium en apostar en este segmento. Pero analizándolo fríamente, el comprador potencial del Mini no suele ser el que se acercaría a una marca tradicional alemana como BMW, Mercedes o Audi, eso lo saben bien los chicos de Múnich y por ello le han concedido muchas licencias estilísticas a Mini para crear una marca muy diferenciada con casa matriz, la alemana BMW.

Además, el Countryman es más pequeño que el Q2, exactamente 9 centímetros. Unos centímetros muy valiosos que a la hora de la verdad se notan en el espacio entre las piernas den la fila trasera de asientos o la disposición del maletero. El Countryman es el único vehículo actual que podría enfrentarse al Q2 por su calidad de acabados. Es cierto que no dentro de mucho este modelo será renovado y conociendo la tendencia de Mini no sería de extrañar que se igualara en medidas con el Q2.

Siendo el primero o el segundo en entrar en un segmento tan importante en ventas, el Audi Q2 quiere recoger el buen trabajo que han realizado los Nissan Juke, Renault Captur, Peugeot 2008, Opel Mokka…., etc. Unos vehículos del segmento SUV-B que mes a mes ha aumentado su cuota de mercado y han conseguido fagocitar muchísimas ventas al incuestionable segmento C y al clásico segmento B donde encontramos los conocidos Ibiza, Corsa, 2008, Clio…., etc.

Muchos clientes a la hora de elegir un nuevo modelo se han fijado en este tipo de vehículos que recogen la última tendencia del mercado, una carrocería SUV elevada con una gran habitabilidad interior. Estas características son muy valoradas por las familias medias por diferentes motivos, su falsa sensación de seguridad al estar en una posición más alta, por “aparentar un vehículo de más categoría”, por quitarse el carnet de padre o madre que le señalaría un monovolumen, por su habitabilidad……, etc.


En esta ocasión no ha sido así, ha sido la primera de las tres alemanas en dar el paso y apostar por los B-SUV. Una apuesta muy interesante y que posiblemente le dé grandes réditos de ventas, ya sabéis quien golpea primero, golpea dos veces.

Llega el momento de analizar el nuevo Audi Q2. Comenzamos por la parte que más ha hecho hablar, su estética. Ya os he adelantado que para mí ha sido un acierto, un diseño diferenciado con el resto de la gama actual. Un uso incisivo de los ángulos y aristas, detalles muy singulares como el cambio de color del pilar C, color negro, aluminio… no sería descabellado encontrar más opciones de colores en esta parte del Q2 como política de personalización. Una zona diferencia al resto del automóvil y que transmite deportividad y exclusividad.

La parte delantera es la más “tradicional” encontramos la gran parrilla Singleframe hexagonal, que ya encontramos en el resto de la gama. Las ópticas delanteras se han reducido, como si nos indicaran que es más pequeño que el Q3, Q5 y Q7, este detalle hace que nos dé la sensación que la parrilla domina el frontal.

A partir del pilar A comienza el verdadero cambio estético de este modelo, se abandona el diseño curvado y se apuesta por las aristas y rectas. Si nos fijamos bien en el lateral, en la zona de las manetas aparece un biselado que rompe con la arista principal, un detalle muy poligonal que confiere mucho carácter al conjunto y nos adelanta que este automóvil dispone de un diseño diferencial.


En la parte trasera seguimos encontrando esta carga estilística, muchas aristas y detalles de nueva cuña. Los pilotos, los grandes criticados por ser similares al del Volkswagen Polo, se integran perfectamente al conjunto. Es cierto que yo hubiera exigido más dosis de diseño en ellos, más cuadráticos, más agresivos, con más aristas. Pero estaríamos saltando de un diseño “para todos los públicos” con es el actual, a un diseño de para puristas y amantes de los vehículos rompedores. Lo primero da dinero y crea cientos de ventas, lo segundo suele marginar el vehículo pero nos alegra el corazón a los amantes del diseño industrial.

El interior, encontramos un salpicadero muy similar al de Audi A1. Es cierto que ha recibido algunos cambios, su denominación perfecta sería una evolución del diseño que nos presentó Audi en el salpicadero del A1. Encontramos más frescura y más personalización en el salpicadero del Q2, si lo comparamos con el que dispone el actual A1. El diseño rompedor y rectilíneo que presume en su exterior, no se ha traslado a su interior. Audi sigue apostando por un diseño deportivo y poco cargado, unas líneas suaves donde los aireadores tiene mucho protagonismo y la botonería es escasa.

Las medidas del nuevo SUV de la marca de los cuatro aros son muy compactas. Los 4,19 metros de longitud ya mencionados, 1,79 metros de anchura y 1,51 metros de altura. La batalle distancia entre ejes, la conocida como batalla se sitúa en 2,60 metros. Este vehículo por medidas competiría contra el Jeep Renegade o el Opel Mokka.

En el apartado de los motores no encontramos ninguna novedad reseñable, siguen apostando por las mismas mecánicas que ya conocemos: En gasolina los motores 1.0 TFSI de 116 CV, 1.4 TFSI COD 150 CV (incorpora el sistema de desconexión de cilindros) y 2.0 TFSI con 190 CV y en diésel los TDI de 116 CV y los 2.0 TDI con 150 o 190 CV. Por ahora no se ha confirmado ninguna versión hibrida, hibrida enchufable o totalmente eléctrica. Pero no sería descabellado en pensar que en un corto plazo de tiempo, Audi apueste por una versión híbrida.


Como era de esperar Audi va a incorporar su sistema de tracción total quattro en este modelo. De serie la encontramos asociada con las mecánicas más potentes, el 2.0 TFSI y 2.0 TDI 190 CV. El resto de motorizaciones saldrán de fábrica con tracción delantera, a excepción de las mecánicas 2.0 TDI 150 CV y 1.4 TFSI COD 150 CV que si se puede pedir opcionalmente el sistema de tracción total quattro. Dicho sistema se basa en el conocido embrague multidisco Haldex que ya conocíamos de Audi.

Las versiones 2.0 TFSI y 2.0 TDI 190 CV tienen tracción a las cuatro ruedas (mediante un embrague multidisco Haldex), mientras que para el resto es en las delanteras. Adicionalmente, las versiones 2.0 TDI 150 CV y 1.4 TFSI COD 150 CV se pueden pedir con los dos sistemas de tracción.

Audi ha configurado su nuevo Q2 con una transmisión manual de seis velocidades. Para las versiones más frugales se ofrece con una caja de cambios automática de doble embrague S tronic con siete relaciones. Dicha caja automática también se ofrece de manera opcional para el resto de versiones.

En el apartado tecnológico el Q2 recoge todo los gadget de sus hermanos mayores. Opcionalmente se ofrece un cuadro de instrumentos totalmente digital, lo podremos ver en una pantalla 12,3 pulgadas situada en la zona tradicional del cuadro de relojes. Este sistema se conoce como Audi Virtual Cockpit y permite configurar su infografía de manera personalizada, desde ver el sistema de navegación, sistema de infoentretenimiento, sistema de tracción, información del motor…., etc. El sistema de infoentretenimiento MMI Navegación Plus que incorpora el Q2 es de la última hornada tecnológica, lo encontramos prioritariamente en una pantalla situada en la parte alta del salpicadero. Esta pantalla se oculta cuando apagamos el vehículo y dispone de conectividad con los sistemas Carplay de Apple y Android Auto de Google. Este sistema ofrece la disponibilidad de conexión a internet mediante red WIFI.

Los sistemas de ayuda en la conducción y de seguridad activa también son protagonistas en el Q2. El fabricante alemán nos ha adelantado que dispone de asistente de conducción en atascos limitado hasta los 65 km/h, un sistema casi autónomo de ayuda de conducción en los atascos. Reconocimiento de señales de tráfico, alerta y aviso por cambio involuntario de carril, sistema de ayuda para el aparcamiento en batería y en línea o el head up display. Un sistema que nos informa de los datos más importantes de la conducción sobre el parabrisas y así no tenemos que descender la mirada al cuadro de relojes.

Uno de los detalles que siempre se fijan los compradores de este tipo de vehículos es su capacidad de maletero, el Audi Q2 ofrece 405 litros de capacidad. Una cifra que se sitúa en la mitad de la tabla, si lo enfrentamos con sus rivales. Para que nos hagamos una idea el que más maletero tiene es el Honda HR-V con 470 litros y el que menos el Peugeot 2008 con 338 litros. Audi también ofrece como opción el sistema de apertura automática del portón del maletero, un “manos libres” perfecto para cuando estamos cargados con la bolsa de la compra.

En resumidas cuentas, a pesar de disponer de un diseño rompedor si lo comparamos con el resto de la gama de Audi. Este modelo busca ser un superventas y por ello ha incluido todos los detalles que un comprador medio Premium exige en un modelo de estas características. Mucha tecnología, un diseño diferenciador, calidad interior y seguridad.

Aunque sea muy subjetivo, vuelvo a incidir que el diseño del Q2 me encandila y ahora os lanzo la pregunta. ¿Os gusta la nueva apuesta de Audi en el territorio SUV?

  • Tamra B. Orr

    Pistonudos.com es creado por auténticos fanáticos del motor.Una web hecha para informar sobre las últimas novedades en coches, motos, eventos y también a nivel competitivo. Queremos compartir información de calidad y útil para todos los usuarios más apasionados, por eso hemos ampliado la web con distintos tips de mecánica.

Mira artículos relacionados!

¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.