Chaparral 2J

Hap Sharp y Jim Hall eran dos ex pilotos de F1 que buscaban combinar sus conocimientos en pilotaje e ingeniería de competición para desarrollar monoplazas que fuesen capaces de ganar campeonatos, tanto en Estados Unidos como en Europa.

Después de desarollar hasta 8 modelos diferentes, el objetivo para Chaparral en 1970 era conseguir la victoria en la Canadian-American Challenge Cup (CanAm), un campeonato disputado entre Canadá y Estados Unidos en los años 60 y 70. Tras el fracaso del Chaparral 2G en 1967 y el 2H en el 69, principalmente por problemas de fiabilidad, Chaparral saca a la luz el modelo 2J, con el que Sharp y Hill buscaban aprovechar al máximo el efecto suelo. El resultado dejó a toda su competencia boquiabierta.

La Canadian-American Challenge Cup se disputaba entre Canadá y Estados Unidos, y en ella se permitía el uso de prototipos con motores de cualquier cilindrada, efecto suelo, aerodinámica libre y materiales exóticos

El 2J era un monoplaza con unas formas nunca vistas, una caja con ruedas, un ladrillo con un Chevrolet V8 en su parte posterior. A diferencia de sus antecesores, el 2J no tenía alerones, ni aditamentos aerodinámicos, ni formas complejas. La inclinación del frontal y dos pequeños alerones traseros constituían los únicos elementos aerodinámicos del 2J, además del carenado de las ruedas traseras.

Este nuevo Chaparral poseía unas tiras laterales -fabricadas a partir de una resina de policarbonato- en la parte inferior del chasis, que unidas a los elementos de la suspensión trasera permitían que el monoplaza estuviese siempre a solo unos milímetros del suelo, a pesar de las fuerzas laterales o las irregularidades del asfalto. Con esto se sellaba el fondo del monoplaza contra el asfalto y se canalizaba el aire que entraba por la parte frontal del vehículo hacia la parte trasera, donde se encontraba el verdadero secreto del 2J.


Este no era otro que dos ventiladores procedentes de un tanque movidos por un motor Rockwell bicilíndrico de 274 CC procedente de una moto de nieve. De este modo, la fuerza de aspirado de los ventiladores succionaba todo el aire que entraba por la parte frontal del 2J creando una zona de vacío en el eje trasero que generaba una fuerza descendente superior a 1 G. Quizás esta idea nos parezca bastante extraña, pero Red Bull empleó un sistema similar en su RB7. ¿Alguien recuerda los escapes soplados? El principio de la marca de las bebidas energéticas era el mismo que el de Jim Hall: crear una corriente de aire sobre el fondo del vehículo que cause una depresión en la parte trasera del coche capaz de pegar el eje trasero al asfalto, mejorando la tracción y el paso por curva.

Hall ideó un sistema que creaba succión sobre el eje trasero, pegando literalmente el 2J al asfalto

Con estos elementos, el nuevo modelo de Chaparral no perdía carga aerodinámica a bajas velocidades, ni en curvas pronunciadas, ni siquiera en condiciones de viento lateral, situaciones que en la actualidad siguen constituyendo un quebradero de cabeza para ingenieros y diseñadores.

Chaparral tampoco descuidaba el apartado mecánico de sus creaciones. El 2J contaba con un potente motor Chevrolet V8 de 7620 CC que desarrollaba unos nada despreciables 760 CV, unidos directamente a una caja de cambios automática desarrollada por Chaparral. Además las cifras de par que desarrollaba este V8 -de unos 800 Nm- unido al efecto de succión de los ventiladores hacían que el monoplaza fuese prácticamente imbatible en fases de aceleración a la salida de los giros más cerrados. El chasis era de aluminio, y los paneles de la carrocería estanban realizados íntegramente en fibra de carbono, lo que permitía que el nuevo 2J tuviese un peso en vacío de unos 820 kg.


La teoría de Jim Hall cobraba vida con el nuevo 2J, ahora en Chaparral tenían que comprobar sus nuevos avances en pista. Después de muchos retrasos en su desarrollo, el conocido como “sucker car” debutó en la tercera carrera del Campeonato CanAm de 1970, que tuvo lugar en Watkins Glen, Nueva York. A pesar de no estar completamente listo, Hall puso su creación en pista, contratando para la ocasión a un tal Jackie Stewart, que consiguió un tercer puesto para el 2J en su primera sesión de clasificación, dando esperanzas al equipo estadounidense y generando mucha expectación entre sus rivales. Pero en carrera la fiabilidad de Chaparral volvía a jugarles una mala pasada, y tras marcar la vuelta rápida de carrera, el 2J tuvo que abandonar por problemas de frenos.

El equipo Chaparral decidió continuar con el desarrollo de su monoplaza, perdiéndose las tres siguientes citas de la CanAm para volver en la carrera de Road Atlanta, con el “sucker car” a los mandos de Vic Effors, que se mantendría al volante del monoplaza de Chaparral durante las tres siguientes carreras. El monoplaza blanco consiguió la pole con un margen muy amplio con respecto al segundo clasificado, el McLaren de Denny Hulme. Ya en carrera, el 2J volvió a tener problemas de fiabilidad, esta vez con los ventiladores traseros, y tras varias paradas en boxes, consigue finalizar sexto.

Sus rivales, con McLaren a la cabeza, comenzaron a quejarse por la presencia de los ventiladores en el 2J, ya que eran considerados elementos aerodinámicos móviles

Pero los problemas para el equipo de Jim Hall no hacían más que empezar. El resto de equipos del campeonato comenzaron a emitir quejas y protestas en contra del sistema de Chaparral, alegando que constituían elementos aerodinámicos móviles –prohibidos por entonces. En la carrera final del campeonato 1970, el 2J fue prohibido, pero Hall peleó hasta el último momento para convencer a los comisarios técnicos de que su sistema de succión era legal. Finalmente, el 2J estuvo presente en la parrilla de la última carrera, consiguiendo la pole con una ventaja de 2,2 segundos, pero una vez más, Efford tuvo que retirarse al perder el control del monoplaza al averiarse el motor de los ventiladores en una curva rápida.


Hall, cansado de luchar por defender su creación ante las autoridades, retira su equipo de la competición hasta el final de la década de los 70, momento en el que Chaparral vuelve a la competición en la Indy 500, en la que consigue la victoria con el 2K, con Johnny Rutherford al volante. Pero esa, ya es otra historia…

  • Tamra B. Orr

    Pistonudos.com es creado por auténticos fanáticos del motor.Una web hecha para informar sobre las últimas novedades en coches, motos, eventos y también a nivel competitivo. Queremos compartir información de calidad y útil para todos los usuarios más apasionados, por eso hemos ampliado la web con distintos tips de mecánica.

Mira artículos relacionados!

¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.