10 fallos que puedes evitar antes de pasar la ITV (I)

Tenemos que tener nuestro vehículo en las mejores condiciones siempre (no tenemos que preocuparnos de nuestro coche solamente cuando acudimos a la ITV). Es deber del usuario y propietario del vehículo la conservación del mismo en las mejores condiciones posibles. Como introducción, y para que todos lo tengamos claro, explicaremos la catalogación de defectos:

  • Defecto Leve: problema no impide pasar favorablemente la ITV. Puede haber tantos defectos leves como sea posible.
  • Defecto Grave: problema que debe ser subsanado y volver a la ITV para su comprobación. Solamente se permite la circulación de la ITV a casa y vuelta (obviamente se puede ir a casa y demás, pero no se debe circular con el vehículo).
  • Defecto Muy Grave: al igual que en el Defecto Grave, es necesario subsanar y volver a ITV para su comprobación. La diferencia con el Defecto Grave es que el vehículo debe abandonar la ITV en una grúa debido al peligro propio y ajeno que supone la circulación del mismo y la inspección es Negativa.


1 Testigo MIL (Malfunction Indication Lamp)

Desde el mes de noviembre de 2016 es defecto grave tener el testigo de motor encendido en el cuadro de mandos del vehículo. Este testigo nos indica bien que hay un fallo presente en el motor o bien lo ha habido desde la última vez que se resetearon los fallos con la máquina de diagnosis. Las causas de que este testigo se encienda son diversas. Casi todas tienen que ver con la inyección de combustible, por lo que con este fallo en el coche, y según el Manual de Inspección ITV, no es posible realizar la prueba de humos. Esto significa que el vehículo tendrá resultado desfavorable. Este testigo aplica tanto a vehículos diésel como gasolina.


La picaresca nos puede hacer pensar que si desconectamos la bombilla, o la tapamos de alguna forma, el inspector no se dará cuenta cuando vayamos a la ITV. Esto es falso, ya que el inspector debe comprobar que todos los testigos del cuadro de mandos chequean correctamente.

No se debe circular cuando algún testigo de color rojo funciona de forma permanente, ya que avisa de un problema que afecta a la seguridad

Como nota, añadir que si el testigo está encendido es por alguna razón. Si hacemos caso omiso podemos empeorar las cosas a corto o medio plazo. Para evitar el desfavorable es necesario pasar por taller y que con la máquina de diagnosis se realice un chequeo. Muchas veces con un simple “borrado de fallos” es suficiente, ya que el testigo nos anuncia que hay o ha habido un fallo, no necesariamente el fallo tiene que estar presente.

2 Testigo de Airbag

El testigo de fallo del airbag nos indica que hay un mal funcionamiento del mismo. Las causas, como en todos los casos, pueden ser varias (malas conexiones, avería de centralita, etc.). Lo que es cierto es que si está encendido, es que cabe la posibilidad de que, ante un impacto, el airbag no haga su función correctamente. Como en el caso anterior, la picaresca nos va a llevar por el mismo camino. La respuesta es la misma, el inspector debe comprobar que chequea correctamente.

Antes de acudir a la ITV conviene revisar si las luces del cuadro chequean y si alguna se queda encendida después de arrancar. Por cierto, cuidado con la compra de fundas de asientos cuando nuestro coche dispone de asientos con airbag lateral. Hay fundas especiales que cuentan con una zona adaptada para el airbag. Si no tuviera esa zona adaptada, es defecto grave la instalacion de dichas fundas.


3 Nivel de aceite bajo / alto

Uno de los requisitos en ITV que tiene que cumplir un vehículo diésel es la comprobación del nivel de aceite para ver si el motor está en condiciones y poder hacer la prueba de humos (en los diesel prueba de opacidad). Como aclaración, todos sabemos que el nivel de aceite se mira con el motor parado y habiendo reposado algunos minutos. Como esto es inviable, se hace una estimación.

  • Si se encuentra la marca de aceite de la varilla en el mínimo, se puede entender que cuando repose el aceite, el nivel subirá y estará entre las marcas de mínimo y máximo.
  • Si se encuentra la marca en el máximo, por el mismo motivo, en reposo, la varilla marcará más del debido, por lo que el motor no está en condiciones de pasar la prueba de humos.
  • Si se encuentra la marca fuera de los valores de máximo y mínimo, el vehículo se considera no apto para la prueba de humos.

Tanto para ITV como para circular con el vehículo en buenas condiciones es recomendable llevar el nivel de aceite en su punto correcto. Llevar el nivel de aceite por debajo del mínimo puede llevar a gripar el motor, pero llevarlo por encima del máximo puede llevar a la auto-alimentación con aceite en diésel o a la destrucción del catalizador en gasolina. En otras palabras, averías caras, sobre todo en vehículos modernos.

 

4 Luces, faros y pilotos

Que las luces y los espejos retrovisores son un elemento importante del vehículo no hay nadie que pueda discutirlo.


Cada luz debe tener el color y estar en la cantidad adecuada.

  • Luces de posición delanteras, cruce y carretera: color blanco obligatorio para vehículos matriculados a partir del 26/07/1999. Es decir, los turismos matriculados con anterioridad a esa fecha pueden llevar bombillas amarillas.
  • Deben funcionar ambas luces de cruce y al menos una de posición y carretera.
  • Llevar una luz de cruce alta es defecto grave (ya que deslumbra), sin embargo llevarla baja es defecto leve.
  • Luces indicadoras de dirección / Señal de emergencia: color amarillo auto. Deben lucir de forma intermitente a velocidad normal. Si parpadean muy rápido indican que hay alguna bombilla fundida. En ocasiones las bombillas pierden el color que las recubre y pasan a ser blancas, por lo que hay que estar atentos. Al poner la señal de emergencia deben funcionar los cuatro intermitentes a la vez.
  • Luz marcha atrás: color blanco. Puede haber una o dos luces de marcha atrás, o ninguna si no la tenía de fábrica (si se instaló después y no funciona, no se considera defecto).
  • Luces antiniebla delanteras: color blanco o amarillo, ambas tienen que ser del mismo color. Puede haber dos luces.
  • Luces de frenado: color rojo. Puede haber dos o tres luces de freno. La tercera es obligatoria para los vehículos matriculados a partir del 01/10/2000. Los turismos matriculados con anterioridad que lleven tercera luz de freno, deberán tenerla legalizada en ficha técnica. Al menos una debe funcionar.
  • Luces de matrícula: una o dos bombillas de color blanco. En ITV si no luce ninguna es defecto leve.
  • Luces de posición traseras: deben ser dos bombillas o más (siempre número par) y de color rojo. Debe funcionar al menos una.
  • Luces antiniebla traseras: color rojo, puede haber una o dos bombillas.
  • Catadióptricos o reflectantes: obligatorios dos en la parte trasera de color rojo, pueden ir en el piloto.

No son válidos los pilotos y faros que lleven algún agujero que deje expuesta la bombilla. Así mismo tampoco es válido que lleven adheridas láminas transparentes o de color

Algo muy común es el matizado de faros, debido al material de fabricación de los mismos; suelen ser plásticos que con el efecto del tiempo y del sol se van deteriorando. Esto puede suponer un defecto grave si al comprobar las luces en el regloscopio, la bombilla no es capaz de hacer el haz de luz correctamente. Cuando esto es así, se ve un haz de luz irregular que puede provocar que de noche no se ilumine la carretera o bien deslumbrar a quien vaya de frente.

 

Antes de acudir a ITV (y como siempre para circular de forma segura) es conveniente revisar si nos funcionan todas las luces del vehículo. Si los faros de nuestro coche están matizados, es conveniente realizar un pulido profesional y un posterior lacado (esto último es para que aguante más tiempo).

5 Cristales y espejos

Todos los cristales del vehículo deben disponer de marca de homologación. En el caso del parabrisas, no debe tener rajas o “chinazos” en el campo de visión del conductor, así como tampoco láminas parasol que no lleve el cristal de origen. Se pueden instalar láminas de tintado homologadas en los cristales del vehículo, a excepción del parabrisas y de las ventanillas de conductor y acompañante. Para saber si están homologadas se puede comprobar que disponen de marca de homologación consistente en una pegatina con la marca de las láminas y un papel particularizado para el vehículo en cuestión.

Hay algún caso en el que se pueden llevar tintadas dichas ventanillas, y es por motivos médicos, siempre bajo aprobación de la Dirección General de Industria. No importa si los cristales de las ventanillas no puedan bajarse, mientras estén subidos y se vea la marca de homologación no habría defecto.

El propio espejo de los retrovisores debe estar en buen estado. Esto quiere decir que los espejos que no tienen carcasa no son defecto grave. Sin embargo, sí es defecto grave que el cristal del espejo esté rajado o que sea un espejo de cristalería (ya que el reflejo no será el mismo y nos cambiarán las distancias de los objetos reflejados en el mismo).

La próxima semana veremos los cinco siguientes problemas. Para más adelante podéis proponer ideas para que las resuelva en futuros artículos.



Pistonudos.com es creado por auténticos fanáticos del motor.Una web hecha para informar sobre las últimas novedades en coches, motos, eventos y también a nivel competitivo. Queremos compartir información de calidad y útil para todos los usuarios más apasionados, por eso hemos ampliado la web con distintos tips de mecánica.
Siguiente ❯
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.