Mercedes-Benz Clase C Coupe

    Calandra, faros y aletas delanteras tienen grandes similitudes con la berlina de cuatro puertas, pero ya el pilar A resulta diferente, al estar más inclinado y elevarse menos. Hay lugar para un pilar B (ausente en el Clase E Coupe), siendo las puertas «las más largas de cualquier Mercedes-Benz» dice la nota de prensa, para facilitar el acceso a las cuatro plazas.

    Mercedes-Benz Clase C Coupe

     

    El techo se curva grácilmente hacia atrás, dejando un pilar C muy sugerente. Las aletas son musculosas y abrazan las puertas mientras una línea de estilo nace de manera algo forzada en la aleta delantera, donde acaba el «músculo» de la rueda y se encuentra con el capó, para caer hacia abajo en el perfil lateral.


    El diseño resulta elegante, dinámico y muy compensado, aunque nos siguen llamando la atención las exageradísimas y completamente inútiles (por falsas) tomas de aire laterales del paragolpes frontal, secundadas por falsas salidas de aire en el paragolpes trasero. Sea como sea, el diseño es muy atractivo.

    Mercedes-Benz Clase C Coupe

    El habitáculo recoge el mismo salpicadero del Clase C sedán y lo implementa «paso a paso». Hay lugar para nuevos asientos delanteros de diseño más deportivo, con el reposacabezas integrado y una banqueta posterior de sólo dos plazas, que además van más centradas.

    Sistemas de ayuda a la conducción (control de crucero adaptativo, seguimiento del carril automatizado hasta 200 km/h…) e infoentretenimiento son los mismos disponibles en el resto de los modelos de Mercedes-Benz, así que te puedes imaginar que están a la vanguardia en todos los aspectos.

    Mercedes-Benz Clase C Coupe

    En esta ocasión, prácticamente toda la oferta mecánica del C sedán será trasladada al C Coupe. Así, este rival de los Serie 4 y Audi A5 tendrá variantes de gasolina (C180 de 156 caballos, C200 de 184 CV, C250 de 211 CV y C300 de 245 CV), y versiones diésel con 170 y 204 caballos. También llegará un Mercedes-AMG C Coupe de manera inminente, con el mismo salvaje V8 sobrealimentado del sedán que tanto nos gusta.


    A nivel de chasis tampoco hay grandes diferencias con el sedán, con el que comparte plataforma y estructura, y se ofrece con varios tipos de suspensión, siendo la neumática AirMatic la más completa (y cara) con funciones de elemento elástico y amortiguador completamente adaptativas, que buscarán ofrecer el mejor compromiso posible entre confort y dinamismo.


    Estará disponible este mismo otoño en los concesionarios, y no se esperan grandes diferencias de precio respecto al modelo actualmente en comercialización, cuya versión de acceso (C180 gasolina) está en los 37.800€.

    Pablo Mayo Sanz


    Michelin CrossClimate, prueba de larga duración (parte 2) ❯
    Añade un comentario de Mercedes-Benz Clase C Coupe
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.