Mazda (Miata) MX5 NA de García

El Mazda MX5, o Miata como se le conoció inicialmente en Norteamérica, es uno de esos coches que han marcado la Historia de la automoción. Y para colmo fue ideado por un pequeño fabricante independiente nipón (pequeño, si lo comparamos con los gigantes que son Toyota o Volkswagen, por ejemplo).

En la década de 1980 asistimos a la agonía de los roadsters. En Europa continental sólo quedan el Fiat 124 Spider y el Alfa Romeo Spider, los cuales se mantienen en fabricación porque hace ya décadas que se han rentabilizado y el puñado de tifossi que los compran son suficientes para que sigan fabricando. Por supuesto, en Inglaterra siguen dando guerra los Morgan, TVR, Caterham y Westfield, pero fuera del Reino Unido sus ventas son anecdóticas.


Sin embargo, ante la sorpresa general del público y de la prensa, Mazda presenta en el salón de Chicago de 1989, un pequeño roadster. En ese momento, el coche gustó mucho, pero todos los analistas predecían el fracaso y pérdidas millonarias para Mazda. «Si los roadsters no se venden», decían.

En Mazda sabían lo que hacían. Sin entrar en el detalle de la génesis del MX5 (os lo contaremos más adelante), en Mazda sabían que este tipo de coches podía tener éxito, como lo tuvieron en su día los Triumph Spitfire y MG B siempre y cuando su precio fuese asequible y la fiabilidad intachable.

La arquitectura es de lo más clásica, motor delantero y tracción trasera, mientras que el diseño nos recuerda en sus proporciones al Lotus Elan original. Incluso la toma de aire ovalada y las llantas de diseño tipo Minilite son homenajes al Elan.

Finalmente, el coche es un éxito sin precedentes. El mercado estadounidense necesita 7.000 coches al mes, cuando la fábrica de Hiroshima no puede producir más de 3.500 MX5/Miata/Eunos Roadster al mes. Cuatro generaciones más tarde, la producción del MX5 supera ya las 900.000 unidades; todo un récord con certificación del libro Guiness.


El mercado europeo tuvo que esperar a 1990 para poder hacerse con un MX5. Y el éxito fue similar a este lado del Atlántico, los 2 primeros años hubo una cierta especulación con los MX5 traídos de EE.UU.

Casi 20 años después, el MX5 original no ha envejecido ni un ápice y sigue atrayendo las miradas y tiene una legión de fans. Uno de ellos es García (no lo vereis en las fotos porque nos ha pedido anonimato) y se ha hecho con un Miata de primera generación.

El Miata (MX5) de García no está un estado perfecto, el paso de los años se nota, pero a la hora de elegir un MX5 tenía claro que tenía que ser uno de primera generación. La casualidad hizo que se decantase por una versión estadounidense, de ahí que sea Miata.

«Mazda siempre está presente, es una de esas marcas con personalidad, capaces de aportar una visión diferente al cada vez más homogéneo mundo del automóvil»

A la pregunta de por qué un Miata, él mismo nos contesta. «Cómo apasionado de los coches Mazda siempre está presente, es una de esas marcas con personalidad, capaces de aportar una visión diferente al cada vez más homogéneo mundo del automóvil sin caer en la banalidad ni en el despropósito; es capaz de sorprender desde  el punto de vista mecánico y del diseño.» Sin embargo, no dio el paso hasta que regresó de un viaje por Japón: «hicimos parada en Hiroshima, ciudad con una historia trágica, pero todo un símbolo del resurgimiento, de sobreponerse a las adversidades; una ciudad que emociona y hace plantearse el mundo en que vivimos. Aprovechando la parada y sabiendo que Mazda, además de la fábrica, tiene un museo nos decidimos a realizar una visita…


Era cómo si nos abriesen las puertas de su casa y nos invitasen a conocer su historia, enseñarnos su álbum de fotos, el sillón del abuelo… con la cordialidad y la educación japonesa. Fue una visita inolvidable donde poder ver juntos y tocar la historia, el presente y el futuro de Mazda… Absolutamente gratis, absolutamente impagable.

Ya de vuelta y cómo aficionado a los coches encontré casi sin querer (…) un pequeño trozo de la historia del automóvil; un coche con una fama absolutamente merecida, sencillo, divertido y carismático. Es un pequeño trozo de Japón, es mi Miata NA 1.8, un coche que se deja querer.»

García encontró su NA en España, ya matriculado y homologado. El coche fue comprado originalmente en Estados Unidos por su primer dueño, un militar al que destinaron un tiempo al Reino Unido. Tenía su coche y no lo iba a mal vender, así que se lo llevo al Reino Unido. Ya que tendría que circular por la izquierda, al menos tendría el volante del lado «correcto».


Luego, el coche fue vendido en Andalucía, cuando el militar estuvo destinado en Rota. Tras una serie de dueños en Andalucía, García compró finalmente el NA y se lo trajo a Barcelona con la firme intención de restaurarlo.

Obviamente, el coche tiene un equipamiento algo diferente al Europeo, como los altavoces en los reposacabezas. El paso de los años se deja ver -claramente- y a pesar del pésimo cuidado hacia el coche que han demostrado los anteriores dueños, el Miata sigue funcionando a la perfección. Decidimos publicar el Miata de García a pesar de no ser un coche en estado de concurso porque es la viva demostración de la pasión que suscita el MX5 y de la fiabilidad deseada por los creadores del proyecto. Sin esa fiabilidad a prueba de bombas, el MX5 habría seguido el mismo destino que los MG B y Triumph Spitfire.

 Un homenaje a Mazda y su historial deportivo y tecnológico






Pistonudos.com es creado por auténticos fanáticos del motor.Una web hecha para informar sobre las últimas novedades en coches, motos, eventos y también a nivel competitivo. Queremos compartir información de calidad y útil para todos los usuarios más apasionados, por eso hemos ampliado la web con distintos tips de mecánica.
Siguiente ❯
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.