pistonudos.com

Contacto: Volkswagen Touran 1.6 TDI

El Touran ha crecido y modificado sus proporciones, al utilizar la nueva plataforma MQB. Es 130 mm más largo, 36 mm más ancho y 6 mm más bajito, dando como resultado 4.527 mm de alto, 1.829 mm de ancho y 1.628 mm de alto. La distancia entre ejes ha crecido casi tanto como la longitud, 113 mm. Según Volkswagen, tiene 63 mm más de espacio longitudinal.

El segmento MPV no está muerto, y el Touran está en el top3 europeo

En España se ofrece con siete plazas de serie, siendo la capacidad del maletero de 633 litros cuando la tercera fila está plegada, o de 137 litros con todas las plazas útiles. Abatiendo la segunda y tercera fila hay casi 2.000 litros de capacidad. En el caso de elegir la versión de cinco plazas, sin coste añadido, el maletero tiene 743 litros de capacidad. Los datos de capacidad se consideran hasta el techo. En esta generación el portón trasero es eléctrico opcionalmente, y se puede abrir con un movimiento de pie mediante otro extra, «Easy Open».


Aunque ha crecido en términos de habitabilidad, el resultado neto es prácticamente el mismo que en la generación anterior porque los asientos han ganado grosor. Ahora bien, el espacio es muy aprovechable por las posibilidades de regulación de los asientos. El del conductor se puede colocar tanto en posición típica de turismo como en una más furgonetera/SUV, y así dejar más espacio para las piernas en la segunda fila.

Los tres asientos centrales tienen regulación individual en longitud e inclinación del respaldo, y dan bastante juego. En los Touran anteriores se podían regular longitudinalmente en 15 cm, ahora en 20. Quien elija un Tiguan pensando en que gana espacio, se equivoca, un monovolumen está mejor aprovechado. La plaza central, aunque es un poco más estrecha, es válida para un viaje largo aunque disponga de mesita plegable, no es ninguna tortura.


Los cinturones de seguridad, cuando no se usan, están bien sujetos y no son una fuente de ruidos o golpes

Pasamos a la tercera fila. Estos asientos se colocan y pliegan desde el maletero con un par de movimientos. Si la segunda fila está echada un poco hacia delante, una persona de 1,7 metros puede ir sentada con relativa comodidad, con los pies por debajo de la segunda banqueta, y con las rodillas por encima de la cadera. El acceso a esta fila no tendrá problema alguno para niños y adultos de edad media.

El carácter familiar está acentuado por algunas novedades tecnológicas, como el micrófono en las plazas delanteras para que en la tercera fila se oigan, sin necesidad de dar gritos, aprovechando el sistema de altavoces del coche. El equipamiento se llama «amplificación de voz», de serie en Sport y opcional en otros acabados.

Tiene hasta 47 espacios para alojar objetos en el interior

El tradicional espejo de vigilancia se ha reemplazado por una cámara GoPro opcional (Cam Connect App), que permite ver imágenes estáticas de los pasajeros traseros cuando se conduce, y vídeo en tiempo real cuando hay una detención. Eso evita a los padres tener que girarse para ver el estado de la progenie.

Cuenta con un climatizador de tres zonas con filtros a prueba de hongos y alérgenos, de serie en los Sport e incluido en el paquete de lanzamiento de los Advance. Dos de las zonas están en la parte delantera, la tercera zona es la mitad del Touran. Por cierto, tanto la segunda como la tercera fila disponen de anclajes ISOFIX para sillitas infantiles. La marca ofrece algunas soluciones que no obligarán a comprar sillita, como asientos sobreelevados con sujección adicional.


Si nos preocupa la capacidad del Touran para viajes largos, buenas noticias. A nivel de aislamiento acústico, está muy trabajado, y el ruido está bastante disimulado, incluyendo los motores. También tiene una calidad de rodadura elevada, donde no se notan ruiditos ni grillos. A diferencia del Golf SV, todas las versiones tienen suspensión independiente a las cuatro ruedas.

Tiene cuatro tipos de suspensión: estándar, deportiva (rebajada), para carreteras en mal estado (elevada), y DCC (variable). En el último caso, en combinación con el sistema Drive Select, el conductor podrá elegir un tarado más firme o más cómodo, dependiendo de las condiciones de circulación. Las llantas pueden ser de 16 a 18 pulgadas.

Las versiones Sport tienen neumáticos a prueba de pinchazos (autosellantes)

La unidad probada tenía llantas de 16 pulgadas modelo Trondheim con neumáticos Continental 205/60, me pareció bastante agradable en general, sin que el comportamiento dinámico fuese ni siquiera regular. Cuanto mayor sea la llanta, disminuirá levemente el confort, al haber menos neumático (perfil). Solo las versiones R-Line usan 18″. En ningún caso viene rueda de repuesto, usan kit antipinchazos.

Hablemos de motores. Tiene tres gasolina (1.2 TSI 110, 1.4 TSI 150 y 1.8 TSI 180) y tres diésel (1.6 TDI 110, 2.0 TDI 150 y 2.0 TDI 190), todos de cuatro cilindros con turbo y sistema Stop&Start. Salvo el gasolina 1.2 TSI, todos pueden tener cambio DSG, y los dos más potentes son automáticos de serie. La versión probada es el 1.6 TDI, diésel de 110 CV. Las versiones de potencia superior aún no están disponibles, hay que esperar un poco todavía.


El Stop&Start es muy suave, apenas se nota cuándo funciona

Aunque para algunos compañeros de profesión es un motor dinámicamente justito, creo que como motorización básica cumple sobradamente, siempre que estemos dispuestos a utilizar el cambio de marchas de forma adecuada. Si no, siempre podemos elegirlo automático (DSG). Para el uso que se le presupone a un monovolumen, con dos adultos a bordo, tiene la potencia correcta. Otra cosa será subir grandes rampas con carga completa o tirando de remolque.

Con un refinamiento considerable, el 1.6 TDI es un motor diésel agradable, y reacciona bien en la mayoría del cuentavueltas, desde unas 1.500 RPM hasta pasadas las 4.000 RPM. El consumo es muy razonable -4,9 l/100 km según ordenador con rutas variadas- y para la mayoría de familias no hace falta más potencia. Para zonas más montañosas, conductores más exigentes o uso habitual del remolque, los 150 CV están más justificados.

Los motores TDI tienen reducción catalítica selectiva, es decir, requieren un aditivo llamado AdBlue o urea que se recarga en los intervalos de mantenimiento. La unidad probada, entre los kilómetros que llevaba y lo que tenía de aditivo restante, le viene a durar el depósito unos 10.000 kilómetros. Los intervalos de revisión son cada 20.000 km, pero no es difícil encontrar el aditivo, ni su precio supone un problema para ningún bolsillo.

El ordenador de a bordo informa de cuánto aditivo queda. Si llegase a agotarse, el motor no arrancará

El tacto de conducción del Touran es muy similar al de un turismo o berlina, tirando a blandito con suspensión estándar. El conductor puede, si lo desea, tener sensaciones más típicas de SUV con la suspensión elevada y la postura más alta del asiento, puede subir hasta 7 cm. Hay espacio de sobra en el techo, en mi caso, con una estatura media, me faltaban dos puños de distancia.

A nivel dinámico es satisfactorio, tanto por el cambio y pedales, como por el volante. El conductor será consciente de todo, sin incomodidad, con una gran confianza. Incluso forzando un poco las cosas, demuestra ser ágil y confiable, y aunque no es la referencia del segmento, poco le falta. De momento todas las versiones del Touran son de tracción delantera.

Para los que utilicen remolque, disponen de una asistencia basada en sensores denominada «Trailer Assist», que permite maniobrar marcha atrás sin tener absoluta idea ni haber practicado. Tan solo hay que mover una ruleta, para indicar hacia dónde queremos ir, y el volante se mueve solo.

Mención aparte merecen los sistemas de seguridad, empezando por las luces. El xenón se ha jubilado, ahora lo que se llevan son los LED. En el sistema «básico», tanto las luces cortas como las largas se generan con diodos, no solo la luz de circulación diurna. Por encima los faros son adaptativos y son matriciales: la luz larga se apaga de forma selectiva para no deslumbrar, manteniendo la iluminación en el resto de zonas.

Las versiones básicas tienen iluminación con bombillas convencionales. Las luces LED traseras no están en toda la gama, vienen de serie en las versiones de 180-190 CV. En el interior hay zonas iluminadas en el salpicadero y las puertas, y como novedad en esta generación también encontraremos un espejo retrovisor «sin marco», con función anti deslumbramiento.

El número de asistencias se ha incrementado mucho. Ahora puede tener asistente de circulación en atascos, detector de ángulo muerto, asistente a la salida de aparcamiento transversal (evita colisiones), control de crucero activo con frenado automático, asistente de mantenimiento de carril, luces largas automáticas y un largo etcétera.

Incluye protección adicional, como el sistema a prueba de colisiones múltiples, al primer choque clava los frenos para evitar salir despedidos al ser alcanzados de nuevo. Si los airbags saltan o se produce una fuerte deceleración, la llamada a los servicios de emergencia es automática, anticipándose a la legislación de 2018.

Cuenta con cinco estrellas EuroNCAP 2015, más difíciles de obtener que en el pasado

Otra novedad es el «Pre-crash», que al igual que los Mercedes de alta gama, antes de sufrir un accidente (fuerte acción de los frenos) sube la ventanillas, cierra el techo solar y pretensiona los cinturones de seguridad. Al margen quedan los sistemas de seguridad pasiva convencionales, con hasta nueve airbags, y una carrocería un 25% más rígida.

Por último, están los sistemas de sonido e infoentretenimiento. Hay cinco opciones para elegir empezando por los tres básicos (Composition), aunque los más interesantes son los de alta gama (Discover). De menor a mayor sofisticación, las pantallas táctiles van de 5 a 8 pulgadas de diagonal. Los dos superiores permiten el uso de aplicaciones y la máxima integración con teléfonos móviles de última generación mediante Android Auto, MirrorLink o Apple CarPlay.

Los modelos Discover tienen información de tráfico en tiempo real, POI personales, importación remota de destinos al navegador, previsión metereológica, noticias, información de aparcamientos, precios de combustible, etc. Esa información se descarga de Internet, a través de una segunda SIM o compartiendo conexión con el teléfono móvil. El modelo superior, Discover Pro, incluye Google Earth y Street View.

En resumen, el salto respecto a la generación previa es fundamentalmente tecnológico y técnico. Si valoramos modelos básicos, con poco equipamiento, la diferencia no es explosiva, aunque tampoco se va hacia atrás en ningún sentido. Por otra parte, de la generación previa ya no queda ni uno según Volkswagen España. Los precios arrancan en 20.800 euros, como suele ser habitual no compite a la baja con los demás.

Audio vídeo Contacto: Volkswagen Touran 1.6 TDI
Corazón de Ferrari ❯
Añade un comentario de Contacto: Volkswagen Touran 1.6 TDI
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.