¿Y qué tal un MX-5 Coupé a modo de Mazda Sports Car Concept?

La presencia del Cosmo Sport en el stand de Mazda hace lógicamente pensar en un concept car animado por un motor rotativo. Mazda, que desde el RX-8 no ha vuelto a tener un motor Wankel en su gama, sigue trabajando para que el propulsor de pistón rotativo sea una propuesta pertinente en su gama. Así que sí, lo lógico es que sea la evocación de un gran cupé con motor Wankel, lo que algunos ya han bautizado como RX-9.

Sinceramente, sería muy osado por mi parte ponerme a hacer cábalas de lo que será o dejará de ser el concept car de Mazda para este salón de Tokio. Lo que sí puedo avanzar sin miedo a equivocarme es que tan pronto veamos el «RX-9», todo el mundo va a querer uno y la gente de Mazda nos dirá: «Es sólo un concept». Y es cuando me acordé de la «manía» que tiene Mazda de presentar concept cars con carrocería cupé realizados sobre la base del MX-5 y de, salvo contadísimas excepciones, no ponerlos a la venta. Sin buscar hacer adivinanzas de cómo será el «RX-9», lo que te propongo es un pequeño repaso a los MX-5 cupés de la marca.



En el especial que dedicamos a Mazda este verano, ya viste que se barajó la idea de un cupé MX-5 desde la propia génesis del coche, aunque finalmente se decantaron por una clásica y actualizada versión roadster. Pero incluso tras su presentación en el salón de Chicago de 1989, los estudios de diseño de Mazda, tanto en California como en Japón, siguieron investigando la idea de un MX-5 cupé desarrollado sobre la base del MX-5 roadster. Las propuestas de los dos estudios no llegaron a mostrarse en público aunque la propuesta del estudio californiano vería la luz en 1992 bajo la forma del Mazda M Coupé Concept.

Con su techo de doble joroba, a lo Zagato, y sus llantas de doble brazo, el M Coupé parecía estar listo para salir a la venta. Pero no fue así, se expuso en un par de salones, salió en algunas revistas y se fue para el museo de Mazda. En cuanto a los equipos creativos siguieron con el desarrollo del MX-5 de segunda generación. Pero en Mazda no habían abandonado la idea de un MX-5 cerrado.

En 1998, se presentó la segunda generación del MX-5. Cuatro años más tarde, en el Tokyo Auto Salon (el salón del tuning, performance y de la personalización en general) Mazda desveló el RS Coupé y el Cosmo 21.


El RS Coupé era una nueva propuesta realista de un MX-5 Coupé, mientras que el Cosmo 21 era un show car. El show car era, sin duda, el más espectacular. Sobre la base de un MX-5 NB los diseñadores habían creado un homenaje al Cosmo Sport de 1967: misma carrocería alargada, mismos doble pilotos traseros, faros delanteros carenados, etc. Incluso el interior era una oda al estilo neoretro con sus baquets tipo años 60 y su reposacabezas diminutos o la tapicería a cuadros.

El RS Coupé, por su parte, escondía una propuesta coherente y lista para la producción a pesar del aparente tuning que exhibía el coche. Obviando las llantas de lowrider color carrocería, las máscaras de pilotos traseros y el extraño parachoques delantero, el RS Coupé era un MX-5 NB Coupé «de producción».


Finalmente, en 2003, Mazda se atrevió (a medias) a lanzar a la venta una variante cupé del MX-5 donde el techo supone tan sólo 10 kg más de peso con respecto al roadster. Bautizado Roadster Coupé, este cupé NB sólo estuvo disponible en Japón. El Roadster Coupé recuperó el diseño del RS Coupé Concept, incluso recuperó el parachoques delantero y las llantas de lowrider (en alguna versión) y las máscaras de grupos ópticos.

Existió en cuatro acabados: el modelo de base con su motor 1.6 litros, el Type S con el motor de 1.8 litros, el Type A de inspiración racing y el Type E de inspiración «lujosa». El Type E recuperaba el frontal del RS Coupé Concept y era el único de la gama en equipar un cambio automático (asociado al motor 1.8 l).

La mayoría de la clientela nipona, sin embargo, prefirió el Type S y el Type A. Éste era el más espectacular: extensiones de pasos de rueda, alerón trasero, parachoques delantero específico, spoiler inferior delantero y las dichosas máscaras de faros.

El Roadster Coupé Type A y el Type E fueron fabricados en series limitadas, de 200 unidades y 150 unidades, respectivamente.

En 2004, Mazda volvió a presentar dos concept cars sobre la base del MX-5 coupé: el MX-5 TS, por Trial Sports, y el MazdaSpeed Coupé. El TS era una interpretación en clave retro del cupé e inspirada en los Abarth de los años 60. Mazda nunca se escondió de buscar inspiración en los clásicos europeos, fuesen Lotus o Abarth. El MazdaSpeed Coupé, por su parte, era una propuesta destinada a enseñar el catálogo de piezas de altas prestaciones de MazdaSpeed sobre la base del Type A para el MX-5 roadster: kit carrocería, motor 1.8 l turbo, frenos de alto rendimiento, etc.

En 2008, sobre la base de la tercera generación, Mazda abandona la idea de un MX-5 Coupé al presentar el MX-5 Roadster Coupé (recuperó el nombre del cupé nipón de la anterior generación), es decir el MX-5 con techo duro retráctil, sucumbiendo así a la moda de los cupés-cabrios de la época. Curiosamente, es la época en la que los concept cars sobre base de MX-5 son de carrocerías abiertas de forma radical, como el SuperLight (carrocería speedster sin parabrisas y reinterpretación del Miata Speedster Concept de 1991) o el MX-5 Spyder de 2011 (un concepto idéntico al del Porsche Boxster Spyder de 2011).

Volviendo al Sports Car Concept de este año, no puedo evitar pensar que al haber nacido como roadster, el MX-5 haría un excelente cupé, pues la rigidez innata del roadster sería un indudable plus para el cupé. De hecho, se habla de un posible nuevo MX-5 con techo duro para el año que viene (ya sea de tipo retráctil o coupé, de serie o a modo de concept car). En cuanto a saber lo que será en realidad el «RX-9» y qué futuro tendrá, se aceptan apuestas.



Pistonudos.com es creado por auténticos fanáticos del motor.Una web hecha para informar sobre las últimas novedades en coches, motos, eventos y también a nivel competitivo. Queremos compartir información de calidad y útil para todos los usuarios más apasionados, por eso hemos ampliado la web con distintos tips de mecánica.
¿Y si, te quedas sin batería en un vehículo con Start/Stop? ❯
Añade un comentario de ¿Y qué tal un MX-5 Coupé a modo de Mazda Sports Car Concept?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.