Así funciona el G-Vectoring Control de Mazda


En teoría la trazada ideal de una curva supone reducir la velocidad, alcanzar el punto tangencial manteniendo la velocidad, y a partir de ahí acelerar con suavidad. De esta forma la fuerza centrífuga altera menos el equilibrio del coche. El GVC se ocupa de eso mismo, de forma transparente al conductor. Es un control electrónico sobre el acelerador, que en los coches modernos es mediante señales eléctricas y no de forma mecánica. Eso significa que una centralita puede acelerar más o menos diga lo que diga el pedal.



Cuando un vehículo decelera o frena -físicamente es lo mismo- el peso se traslada al eje delantero. A una velocidad constante, el peso se reparte de forma uniforme en función de cómo está construido el vehículo. Finalmente, al acelerar, el peso tiende a cargar más el eje trasero y aligerar el delantero. Esto es válido para cualquier tipo de vehículo, da igual que sea tracción delantera, tracción total o de propulsión trasera.


El sistema GVC está pendiente del volante para determinar a dónde quiere ir realmente el conductor. En función de esa lectura, el motor recibe instrucciones para generar menos fuerza (decelerar), mantenerla, o aumentarla (acelerar). Así, el peso se reparte de forma más controlada entre las distintas ruedas, y sin hacer uso de los frenos. El control de estabilidad actúa sobre los frenos para recuperar la trayectoria deseada por el conductor, pero actúa de forma más tardía. El GVC es instantáneo.

En los múltiples vídeos de demostración que ha publicado Mazda, se aprecia que el sistema reduce el balanceo del coche, la dirección se vuelve más precisa (hay que corregir mucho menos) y reduce el subviraje y sobreviraje a velocidades moderadas. La máxima diferencia se nota sobre superficies deslizantes, como nieve o hielo. En los vídeos se han utilizado Mazda6 de tracción delantera con neumáticos estándar, es decir, de verano.

Esto que acabo de explicar parecerá una chorrada total, pero tiene bastante sentido desde el punto de vista de la física. No tiene una enorme diferencia respecto al principio de funcionamiento del ESP, simplemente actúa antes y solo sobre el par motor, no sobre los frenos. A continuación, un breve vídeo en inglés, ya que en castellano no están disponibles todavía:



Pistonudos.com es creado por auténticos fanáticos del motor.Una web hecha para informar sobre las últimas novedades en coches, motos, eventos y también a nivel competitivo. Queremos compartir información de calidad y útil para todos los usuarios más apasionados, por eso hemos ampliado la web con distintos tips de mecánica.
Así reparte tofu el Toyota GT 86 preparado a lo Initial D ❯
Añade un comentario de Así funciona el G-Vectoring Control de Mazda
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.