Range Rover Sport 2017, más accesible y más tecnológico

Este motor utiliza dos turbocompresores de forma secuencial, es decir, una turbina de baja inercia funciona a bajo régimen, y una de mayor caudal y álabes fijos se encarga de alimentar los cilindros a mayores revoluciones. Aunque la cilindrada suene raquítica para un coche tan grande, hay que tener en cuenta que la generación actual del Range Rover Sport ha adelgazado mucho utilizando de forma intensiva aluminio. De 0 a 100 km/h necesita algo más de 8 segundos (estimación), y es capaz de superar 200 km/h.


Todo esto se consigue con un consumo homologado de 6,2 l/100 km -lógicamente será superior en la vida real- y unas emisiones de 164 g/km de CO2. Este último dato es útil a efectos de impuestos, en el caso de España no supone ninguna ventaja respecto al 3.0 SDV6 de 306 CV, y equivale al híbrido (3.0 SDV6 Hybrid). Aunque el 2.0 SD4 consume lo mismo -en el papel- que el híbrido, este último sigue teniendo mejores prestaciones, en algo se tienen que notar 100 CV más. La oferta diésel se completa con el existente 4.4 SDV8 de 339 CV, que iguala en prestaciones al híbrido con un consumo mixto de 8,4 l/100 km, pero tiene el problema de pagar un 5-7% más de IM.

El 3.0 SDV6 híbrido consume lo mismo que el nuevo 2.0 SD4, pero iguala las prestaciones del 4.4 SDV8

El nuevo motor de cuatro cilindros ya es conocido en Discovery Sport y Range Rover Evoque. Solo se ofrece para el nivel de acabado básico, HSE, y tiene interés al ser más económico, más fácil de mantener, y susceptible de pagar menor impuestos asociados a la cilindrada (ya que en CO2 no revoluciona nada, 160 a 200 gramos/km implican 9,75% de IM). Con 500 Nm de par máximo tiene de sobra para mover este coche, menos motorizados iban los anteriores Range diésel, y ahí están. Eran más relevantes los problema de fiabilidad que la fuerza bruta.


Exteriormente se van a distinguir por un colín doble de escape, en vez de uno a cada lado del paragolpes trasero. Para la gama en general están disponibles 19 nuevos colores de carrocería, así como un paquete exterior brillante (Bright Pack) opcional para los Autobiography.

Otra novedad en la gama es el 3.0 V6 S/C de gasolina, con 340 CV de potencia. Este motor catapulta al Range Rover Sport a 100 km/h en algo más de 7 segundos, con un consumo razonable de 10,5 l/100 km de gasolina en ciclo homologado. Los demás motores de gasolina son los brutales 5.0 V8 S/C, con 510 y 550 CV, exclusivos de los Autobiography y SVR. Para aquellos que no tengan miedo a ir a la gasolinera cada dos por tres, ni se fijen en el consumo, estos motores pueden ser una opción.

Novedades tecnológicas

En el interior la principal diferencia es el nuevo sistema de infoentretenimiento InControl Touch Pro con la nueva pantalla táctil de 10 pulgadas, que reemplaza a la de 8″, y tiene menos botones físicos. Su comportamiento es más parecido al de una tableta -según Land Rover reduce distracciones- y simplifica el manejo de las asistencias a la conducción, permite el uso de algunas aplicaciones para móviles, etc. No tenemos ninguna imagen del salpicadero disponible.

El sistema de navegación tiene interesantes mejoras. El coche es capaz de determinar cuándo el conductor circula por una ruta habitual, como de casa al trabajo, para no molestarle con indicaciones de navegación que ya conoce, pero le puede avisar de congestión en el tráfico para tomar un desvío. Por otro lado, incorpora una función de navegación puerta a puerta. A donde el coche no pueda llegar, el teléfono móvil terminará de dar las indicaciones para llegar a pie con una aplicación especial.


La gama 2017 refuerza su aportación a la seguridad activa con varias asistencias que ya están muy extendidas en el mercado:

  • Advanced Tow Assist: asistente para maniobra de remolque, solo hay que indicar dónde se quiere ir marcha atrás, y el conductor solo deberá preocuparse de los pedales
  • Low Traction Launch: hace las veces del asistente de arranque en pendiente, pero sobre superficies muy resbaladizas. Limita el par máximo sobre las ruedas para reducir el riesgo de patinado
  • Drive Assist: visión periférica mediante cámaras para no ir a ciegas a baja velocidad
  • Autonomous Emergency Braking: frenada automática de emergencia
  • Intelligent Speed Limiter: basándose en las señales de tráfico, evita que el conductor sobrepase los límites de velocidad, aunque siempre puede desactivarse voluntariamente
  • Driver Condition Monitor: detecta si el conductor está muy cansado como para seguir conduciendo


En el existente Drive Pro Pack, que incluye el control de crucero adaptativo con función de parada total y frenado automático, se añaden las funciones de aviso de vehículos en ángulo muerto (Blind Spot Assist) y el asistente de mantenimiento de carril (Lane Keep Assist). La suma de todas estas funcionalidades -bien de serie u opcionales- pueden reducir efectivamente la posibilidad de un accidente, siempre y cuando se usen correctamente y no inviten a distraerse más de lo normal.

De momento no contamos con los precios para el mercado español.



Audio vídeo Range Rover Sport 2017, más accesible y más tecnológico
Pistonudos.com es creado por auténticos fanáticos del motor.Una web hecha para informar sobre las últimas novedades en coches, motos, eventos y también a nivel competitivo. Queremos compartir información de calidad y útil para todos los usuarios más apasionados, por eso hemos ampliado la web con distintos tips de mecánica.
Siguiente ❯
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.