pistonudos.com

Así reparte tofu el Toyota GT 86 preparado a lo Initial D

Quien soy
Pablo Mayo Sanz
@pablomayosanz
REFERENCIAS EXTERNAS:
FUENTES CONSULTADAS:
Valoración del artículo:

– Perdóneme padre, porque Toyota ha pecado
– Hijo mío, confiesa tus pecados
– Verá padre, aunque en los años 80 y 90 nos ganamos un prestigio como fabricantes de coches deportivos, nos dio por descatalogarlos todos y centrarnos en los híbridos, los diésel y los coches de venta masiva pura y dura
– ¿En serio?
– Sí, teníamos los Supra, Celica, MR2, incluso versiones deportivas de Auris y Yaris
– El dios de los coches perdona tus pecados, pero deberás hacer un homenaje a tu pasado para obtener el perdón de los fieles. Ego te absolvo in nomine patris, et fili et Supra, amén.


En 2012 apareció el Toyota GT 86, lo más deportivo que ponía Toyota en la calle desde el Auris D-CAT y el Yaris TS. Este coche es, entre otras cosas, el sucesor espiritual del mítico Corolla Sprinter Trueno, Corolla GTS o AE86 de principios de los 80. Propulsión trasera, peso contenido, una forma convincente de coche deportivo y 200 CV a las ruedas traseras sin turbo. Subaru fue de la mano en esta aventura comercial aparentemente suicida.

Los mangas y anime de Initial D hicieron inmortal ese viejo Corolla -entre otros pepinos nipones de finales de los 90- a toda una generación de quemaos. Y la división británica de Toyota hizo realidad un GT 86 tal y como sería en Initial D, utilizando componentes reales, como los que teóricamente se usaban en la serie con el AE86. Ahora podemos verlo en acción. Es un debido homenaje a su ancestro.

Los que conocen Initial D se acordarán del motivo por el cual ese AE86 iba a toda leche por la carretera del monte Akina. El coupé tenía la función de repartir tofu del negocio de los Fujiwara a un hotel que se encontraba en la cima. No solo tenía que hacer el reparto rápido, sino evitar derramar el tofu durante el transporte, de ahí la perfección en la técnica del drifting para lograr ambas cosas. Es un manga/anime, no tiene por qué ser creíble.


Aunque en el vídeo no vemos unos derrapes tan exagerados como los que muestra el anime -que se hicieron con una incipiente animación 3D por ordenador- se observa el carácter petrolhead. Tiene mis díes, Toyota ha ganado respeto perdido, aunque sea una campaña local británica. Si un día ofrecen como accesorio los vinilos para rotular un coche como tienda de tofu de los Fukiwara (vehículo privado) entraré a un concesionario con el Supra, y les pediré que cojan mi maldito dinero (*).


(*): shut up and take my money

Audio vídeo Así reparte tofu el Toyota GT 86 preparado a lo Initial D
Añade un comentario de Así reparte tofu el Toyota GT 86 preparado a lo Initial D
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.