El Nissan 350Z es otra víctima de la moda del crossover

    El Nissan 350Z es otra víctima de la moda del crossover

    La preparación no es precisamente extrema, pero es muy diferente a lo que se le suele hacer a los 350Z. La suspensión está levantada, tiene una importante protección en el frontal, neumáticos especiales para todoterreno, iluminación adicional, alerón trasero, línea de escape, etc. Se ha bautizado como madladyz33, un juego de pabras con Fairlady Z33, así se le conoce en Japón.

    Su dueño, Marcus Meyer, también es aficionado a ponerse fuerte, como ha hecho con su coche. En su cuenta de Instagram veremos al 350Z hacer cosas muy poco habituales, y a una velocidad mucho más moderada. Si entrase con ese coche en cualquier ITV, al operario de turno se le desencajaría la mandíbula como a un dibujo animado.

    Y sí, como cualquier crossover, no se supone que vaya a entablar una rivalidad importante con un Jeep Wrangler o un Land Rover Defender. Pero mola.

    Pablo Mayo Sanz


    El nuevo Abarth 124 Spider nos enamora en Ginebra ❯
    Añade un comentario de El Nissan 350Z es otra víctima de la moda del crossover
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.