De los Silvia y Skyline silueta a los Nissan 85V y 86V y el estreno en Le Mans

Recordarás del texto de ayer que Nissan había decidido prescindir de su marca Datsun, y pasar a llamar a sus coches bajo su propio nombre comercial a partir de mediados de los ochenta. La decisión se tomó en 1981, y mientras en Estados Unidos se apoyaba el proyecto del GTP ZX-T para conquistar el campeonato IMSA GTP, en Europa había que buscar otra estrategia. Esa pasaba por intentar ganarse un sitio en el mundial de resistencia FIA, que se corría bajo las regulaciones del Grupo C.


La primera idea de Nissan para poder competir en Le Mans pasó por reconvertir uno de sus coches de carreras del campeonato de siluetas nipón a las especificaciones del Grupo C.

El campeonato de «super siluetas», conocido como Fuji Super Silhouette Series, estaba en plena ebullici√≥n por entonces en Jap√≥n. Desde 1979 se celebraba, alrededor de coches del Grupo 5 de la FIA, como «coches de producci√≥n muy modificados», que de hecho ten√≠an poco o nada que ver con los coches de calle a los que su est√©tica hac√≠a referencia.

Nissan se estrenaba en el campeonato con el Silvia silueta en 1981. Partiendo de un Silvia S110 «convencional», Nissan cortaba el chasis y lo sustitu√≠a por una estructura tubular, mientras desarrollaba una carrocer√≠a de la mano de Mooncraft con enormes alerones para mejorar el apoyo aerodin√°mico. El coraz√≥n del cup√© se sustitu√≠a. Como base se tomaba el bloque del Nissan Violet A10, el LZ20, un motor de dos litros de cilindrada repartidos entre cuatro cilindros, al que se le agregaba sobrealimentaci√≥n mediante un turbocompresor AirResearch T05B, un sistema de inyecci√≥n mec√°nica Lucas y un enorme intercooler. As√≠, el bloque erogaba 570 caballos a las ruedas traseras. La fiabilidad no ten√≠a que ser un problema, ya que era el motor que hab√≠a propulsado a la victoria a Nissan con sus coches del Rally Safari en varias ocasiones.


El Silvia S110 impresionaba al personal en Jap√≥n, y Nissan decid√≠a emplear la base del coche como promoci√≥n para otros de sus modelos. As√≠, compartiendo chasis y √≥rganos mec√°nicos, nac√≠an el Bluebird Turbo silueta y el Skyline Turbo silueta en las temporadas siguientes, creando lo que en Jap√≥n se conocer√≠a como «la armada turbo de Nissan».

A principios de los ochenta Nissan alineaba tres Super Silueta en el campeonato nipón de Grupo 5, con enormes alerones y motores turbo de cuatro cilindros

Con el √©xito local garantizado, volvemos sobre lo que te contaba m√°s arriba: Nissan quer√≠a competir en Europa, y ten√≠a estos coches en su mercado local, logrando victorias. El √©xito de Porsche con los 935 de Grupo 5 anim√≥ a los nipones a intentar el asalto a Le Mans con el Skyline Turbo silueta, pero cuando intentaron plantarlo en Europa, el campeonato hab√≠a evolucionado hacia el Grupo C, y el coche era claramente m√°s lento que el Porsche 956, por lo que la compa√Ī√≠a detuvo la intentona y no lleg√≥ a aparecer en Le Mans con √©l.

Hab√≠a que trazar un plan completamente nuevo, y se tir√≥ del mismo planteamiento empleado para el GTP ZX-Turbo: Contar con un proveedor contrastado de chasis-carrocer√≠a, y equiparlo con un motor «de la casa». El proveedor para el chasis seleccionado fue March.

La idea original de Nismo pasaba por emplear uno de sus super silueta en Le Mans, pero les faltaba velocidad

La compa√Ī√≠a brit√°nica trabajaba desde 1982 en una serie de prototipos de Grupo C y GTP que estaban cosechando buenos resultados, gracias a un dise√Īo del genial Adrian Newey. El coche original, conocido como 82G, era una evoluci√≥n del monocasco en aluminio empleado en el BMW M1C que Newey hab√≠a dise√Īado para la marca b√°vara, pero r√°pidamente abandonado por la misma. Evolucionar√≠a el proyecto¬†al¬†March 83G, y Nissan adquirir√≠a un chasis al que implant√≥ el motor LZ20B/T de sus silueta, creando lo que ellos bautizar√≠an en ese mismo a√Īo como Silvia 83G.


Entre 1983 y 1985 el coche disputar√≠a sucesivamente los 1000 kil√≥metros de Fuji y Suzuka, con resultados no muy alentadores, mezclando abandonos por problemas de motor con falta de competitividad ante el empuje de los Porsche 956. Para ser competitivos, Nissan met√≠a m√°s dinero en March, y se hac√≠a con los chasis 85V y 86V con la idea de tomar la salida en Le Mans 1986, la primera participaci√≥n de la compa√Ī√≠a en las 24 Horas m√°s importantes del planeta.

Nissan compr√≥ un chasis 83G a March y lo rebautiz√≥ como Silvia 83G equip√°ndolo con el motor de los silueta, emple√°ndolo en las citas de resistencia niponas del campeonato del mundo de resistencia ante los Porsche 956 y compa√Ī√≠a

Para solventar el problema de la falta de prestaciones y fiabilidad, Nissan tomaba el motor del GTP ZX-T, el VG30T derivado del Nissan 300ZX de calle, y lo instalaban con sus 680 caballos en ambos chasis. El 85V era una evolución aerodinámica más bien discreta sobre lo conocido en el 83V, mientras el 86V era un coche mucho más moderno, pero menos probado. El 85V llegaba además a Le Mans con una importante victoria a sus espaldas, tras haber dominado con este nuevo motor (se había estrenado primero con el menos fiable cuatro cilindros) los mil kilómetros de Fuji en 1985, ayudado por una tromba de agua que los fabricantes europeos no podían soportar al no haber llevado los neumáticos adecuados.

El nuevo chasis 86V prometía mucho, pero mostró problemas de juventud en su maridaje con el seis cilindros en uve de Nissan

El 86V era un chasis que March hab√≠a desarrollado con dinero de Nissan y BMW. La compa√Ī√≠a b√°vara pretend√≠a usar el coche en el campeonato norteamericano IMSA GTP, mientras Nissan iba a centrar los esfuerzos en citas europeas.


El 86V se mostraba mucho m√°s competitivo en la calificaci√≥n de Le Mans que su hermano 85V, pero en carrera el maridaje motor-chasis no funcionaba, y empezaba a desarrollarse una vibraci√≥n en el seis cilindros que acababa por sacar de carrera al coche. Quedaba el R85V para defender el honor de los principiantes, y lo lograba con una respetable 16¬ļ puesto, habiendo rodado noveno en ciertas fases de la carrera, pero 83 vueltas por detr√°s del Porsche 962 vencedor.

El 85V terminaría a 83 vueltas del Porsche 962 vencedor en Le Mans

Al margen del discreto resultado en Le Mans, que animar√≠a a la compa√Ī√≠a a redoblar sus esfuerzos en temporadas venideras, Nissan mantendr√≠a en activo el 85V en carreras locales, donde empezar√≠a a instalar una evoluci√≥n del motor VG30T que acabar√≠a llegando a la producci√≥n. Se trataba de una variante con doble sobrealimentaci√≥n.

La idea era montar dos turbocompresores m√°s peque√Īos, que curar√≠an en parte el problema del lag del motor original, al tiempo que facilitaban poder contar con mayor potencia. El resultado era brutal: M√°s de mil caballos.

 El retorno de Alfa Romeo: Del 1900 al Giulia






Pistonudos.com es creado por aut√©nticos fan√°ticos del motor.Una web hecha para informar sobre las √ļltimas novedades en coches, motos, eventos y tambi√©n a nivel competitivo. Queremos compartir informaci√≥n de calidad y √ļtil para todos los usuarios m√°s apasionados, por eso hemos ampliado la web con distintos tips de mec√°nica.
Siguiente ❯
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.