pistonudos.com

Ferrari J50

A pesar de ello, creo que hay que agradecer a Ferrari -y a los ricos mecenas que van a comprar el J50- que nos regale la vista con uno de los coches más bellos, y con un diseño más creativo que se han visto en los últimos años.

¿Obra de arte? Algunos dicen que un coche nunca será una obra de arte, pues afirman que para que un objeto pueda considerarse arte, no debe de cumplir ninguna función…

Bien, pues si tenemos en cuenta que el J50 probablemente cueste diez veces lo que un 488 Spider, y que -aparte de su diseño y estilo- no aporta prácticamente nada sobre el modelo de base, yo diría que la carrocería del J50 está cerca de ser una obra de arte, pues aparte de su función estética, nada justifica todo el esfuerzo para crear este coche.


A poco que lo observemos, es fácil ver en el J50 su inspiración en las barquetas de competición de hace unas décadas, y también en la hendidura negra que rodea la mitad anterior del coche, un detalle que inauguraron el 308 y BB, y que siempre me gustó mucho. Pero, al mismo tiempo, el roadster resulta muy innovador en aspectos como el tratamiento del frontal, en los esculpidos paneles laterales, en la fantástica forma en la que la línea de cintura rodea el coche por detrás de los arcos antivuelco, o en la simple y tridimensional tapa transparente del motor, que forma un todo gráfico junto al alerón trasero y con los arcos antivuelco…

Tal vez un poco inspirado en el increíble Pininfarina Sergio, el frontal afiladísimo y conduntente me devuelve la confianza en los diseñadores de supercoches, solo función, líneas míminas… las formas de los bajos de las puertas son tan bellas y sugerentes que hacen que uno se pregunte como es posible que nadie haya pensado en diseñarlas antes así… Tambien resultan muy interesantes los arcos sobre las ruedas, y la forma como las traseras continúan las líneas de las entradas de aire laterales.


Menos es más, y el corto voladizo trasero, con sus formas que tienden a minimizar el volumen colabora al dramatismo de la zona trasera. Y así podría seguir un buen rato, pues el J50 no tiene un rincón aburrido, y todo ello, sin caer en el ridículo de algunos otros supercoches, diseñados para clientes con más dinero que gusto…

No tengas prisa, disfruta relajadamente de las -pocas- fotos del J50, y de lo inspirado de sus proporciones y delicioso de todos sus detalles.

¿Buenas noticias? Cierto, el J50 está fuera del alcance de la inmensa mayoría de pistonudos, pero su lenguaje innovador, limpio, funcional, y muy equilibrado seguro que sentará precedente, y me extrañaría que un ejercicio de diseño y estilo tan acertado se quede solo en eso.


Espero que su estilo influya en los próximos Ferrari, eso sería una buena noticia. No, no es que esté ahorrando para comprarme un Ferrari dentro de cinco o diez años, pero siempre es agradable ver coches bellos, y además, no olvidemos que es una marca que siempre ha marcado tendencias en el diseño de coches deportivos.

Bueno, supongo que ya habréis deducido que el coche me ha gustado bastante ¿y a vosotros?

Audio vídeo Ferrari J50
Añade un comentario de Ferrari J50
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.