Audi incorpora la tracción quattro en el TT diésel

No es la primera vez que podemos escoger un Audi TT con motor diésel y tracción integral, la segunda generación que salió a la venta en 2006 podía equipar este sistema de tracción con el motor TDI de 170 CV

Aproximadamente un 50% de los TT que se venden en el mundo tienen tracción quattro y Audi ha decidido incorporarla a la versión diésel, que en Europa tendrá muchos adeptos, de manera que la versión TDI quattro tendrá un papel bastante importante dentro de la gama. El sistema de tracción es de sobra conocido en otros modelos de la marca, consiste en un embrague multidisco electrohidráulico que en condiciones normales envía el par a las ruedas delanteras y cuando ocurre una situación de baja adherencia en el tren delantero, envía parte del par al tren posterior. Este sistema funciona paralelamente con el control selectivo de par en cada rueda para optimizar la capacidad de tracción.


En principio puede parecer que no es demasiado lógico montar un motor diésel en un coche de corte claramente deportivo, pero no es menos cierto que hay clientes que les gusta la estética del coche pero que necesitan recorrer muchos kilómetros al año y para ello una versión con motor de gasolina no sería lo suficientemente rentable, no en vano, la versión diésel siempre ha tenido un gran porcentaje de ventas dentro de la gama TT y Audi no debe dejar que sus clientes se vayan a la competencia.

El Audi TT Coupé 2.0 TDI quattro S tronic acelera de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos y permite alcanzar una velocidad máxima de 234 km/h. El Roadster cubre el sprint corto en 7 segundos, con una velocidad máxima de 230 km/h. Para el Coupé, el 2.0 TDI quattro S tronic tiene un consumo medio homologado según el ciclo NEDC de 5,2 litros de combustible cada 100 km, mientras que en el Roadster esta cifra es de 5,4 l/100 km.


Si comparamos este TDI de 184 CV con el gasolina más cercano en cuanto a potencia, el TFSI de 180 CV, ambos en versión coupe, tenemos que el gasolina homologa un consumo medio de 5,9 l/100km en su versión con cambio S-Tronic y tracción delantera, ya que para este motor no está disponible la tracción quattro. Esto supone un consumo de 0,5 l/100km inferior en la versión de gasóleo, no obstante, hay que tener en cuenta que el gasolina es de tracción delantera y el diésel integral, de lo contrario, la diferencia de consumo sería algo mayor. Además son cifras homologadas, en el mundo real la diferencia se amplía hasta 1,5 l/100 km.


Las versiones con tracción quattro y cambio S tronic ya están disponibles para la formalización de pedidos, con un precio en Alemania de 41.250 euros para el Audi TT Coupé, y de 43.650 euros para el Roadster. Las entregas se iniciarán a principios de 2017.



Audio vídeo Audi incorpora la tracción quattro en el TT diésel
Pistonudos.com es creado por auténticos fanáticos del motor.Una web hecha para informar sobre las últimas novedades en coches, motos, eventos y también a nivel competitivo. Queremos compartir información de calidad y útil para todos los usuarios más apasionados, por eso hemos ampliado la web con distintos tips de mecánica.
Siguiente ❯
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.