¿Volverá el Jaguar XJ13?

Son cosas que fueron cambiando con la llegada del Jaguar XF, por ejemplo, además de, claro está, del dinero casi a espuertas procedente desde TATA Motors que han demostrado mucha cabeza dejando a Jaguar a su aire e inyectando capital cuando había que hacerlo y permitiendo, entre otras cosas, la aparición de modelos como el precioso Jaguar F-Type o imprescindible SUV F-Pace, un coche que le dará mucho dinero a la marca sin ningún tipo de duda.

Jaguar ha tomado la senda del éxito de nuevo y las críticas cada día son mejores, siendo el siguiente paso la adopción de motores V8 de BMW para los futuros modelos según se habla por la red de redes, lo que podría convertirse en la última piedra para cerrar la boca a todos aquellos que dudan sobre la calidad de sus modelos, de sus prestaciones o de cualquier otra cosa que tenga que ver con la firma británica. Pero claro, son rumores, aunque su fundamento tiene, ya que el actual V8 de Jaguar, que no ha parado de recibir alabanzas, cuenta a sus espaldas con nada menos que 20 años.


Desarrollar un motor desde cero es, tras desarrollar un nuevo modelo, el siguiente punto que más inversión necesita y el volumen de ventas de estos motores puede que no sea justificante para que Jaguar realice la inversión, más aún habiendo gastando mucho en la creación de su actual gama y en los motores Ingenium. No obstante, la marca está llevando a cabo una serie de acciones especialmente llamativas que les ha colocado en el punto de mira de muchos aficionados, de los coleccionistas y evidentemente, de la prensa especializada, y es que se están dedicando a terminar las series incompletas de años atrás, que por diversos motivos no pudieron ser finalizadas.


Así, hemos visto cómo en pleno Siglo XXI el Jaguar E-Type Lightweight ha vuelto a la vida completando la tirada que había previsto en la década de los 60, aprovechando además los números de serie que se quedaron sin dueño en aquel entonces, pasando lo mismo con el genial Jaguar XKSS poco después y que se encuentra actualmente en la línea de montaje. No recuerdo así de memoria ningún fabricante que haya hecho lo mismo y es que volver a fabricar modelos con más de 50 años a sus espaldas, exactamente igual que salieron al mercado entonces, no es precisamente algo común en el sector, en verdad es algo realmente raro, pero por favor, que no paren. Y eso parece ser la intención de Jaguar o al menos, lo que todos estamos pensando tras salir a la luz el registro de la denominación XJ13, un nombre que nunca se usó comercialmente pero que sirvió para llamar un prototipo que estaba destinado a reverdecer los laureles de la firma en las 24 Horas de Le Mans a finales de los 60.

El XJ13 es un proyecto de Jaguar que nunca llegó a pasar de la fase de prototipo, pero es uno de los modelos clásicos más codiciados de la marca, algo normal cuando se trata del primer modelo con motor V12 de Jaguar y del que además, solamente existe una unidad en todo el mundo. Es un prototipo experimental que jamas llego a competir y que igualmente, tuvo que ser reconstruido tras un accidente grabando el anuncio comercial del Jaguar E-Type V12, modelo que usaba encima la experiencia adquirida con este XJ13 para el desarrollo de su motor de 12 cilindros. Lo más interesante, a parte claro de las prestaciones que conseguía el modelo gracias a sus más de 500 CV, es la idea que tenía Jaguar para el coche que se centraba en una edición de 25 unidades para poder homologarlo para el Campeonato Internacional de Constructores. Esto es precisamente lo que ha provocado que se hable de ese registro de la denominación, la posibilidad de que Jaguar siga por la senda que ha tomado respecto a los modelos inacabados antaño y se ponga manos a la obra con una posible tirada de 25 unidades del Jaguar XJ13.


Un portavoz de la marca ha comentado en la publicación británica Autocar, que por el momento no se están planeando resucitar el Jaguar XJ13. Según este portavoz, el registro de denominaciones es una práctica habitual en las grandes marcas y tiene razón, pero el registro de una denominación que nunca tuvo un modelo comercial y que por si fuera poco, el prototipo que la usó acaba de cumplir 50 añitos, hace pensar en una reedición como la vista con los Jaguar E-Type Lightweight y Jaguar XKSS. Por otro lado, también es posible que estén pensando en presentar un concept a modo de homenaje.

Otro punto a tener en cuenta es que se desconoce si la marca llegó a crear los números de chasis para el XJ13 ya que se trataba de un proyecto creado directamente desde cero, hasta su motor era único dentro de la firma, creado ex profeso partiendo de dos bloques V6 del Jaguar XJ6.

Los coleccionistas deben estar como locos, sobre todo sabiendo que la única unidad existente tiene un valor estimado de cerca de 30 millones de euros, aunque las nuevas unidades no serían precisamente baratas. Eso sí, nos encontraríamos con un coche «de homologación» como los que se hacían en los 60, es decir, un coche de carreras con matrícula, sin más. Por entonces no se molestaban en exceso en domesticar el deportivo para usarlo por calle y apenas tenían concesiones al confort; fueron pensados para ser rápidos y punto.

El Jaguar XJ13 era un proyecto desarrollado desde cero, con la intención de participar en las 24 Horas de Le Mans, como ya se ha comentado, aunque Jaguar nunca le dio la prioridad que se merecía. La carrocería fue obra de Malcolm Mayer, quien fue también responsable de los D-Type, C-Type por ejemplo y quien aprovechó sus conocimiento en aeronáutica. Tenía el V12, que alcanzaba los 5 litros de cilindrada, colocado en posición central-trasera y se unió a una caja de cambios de cinco relaciones, de manejo manual -evidentemente- ya que entonces no existía eso del manejo secuencial.


Se tardó mucho su desarrollo y cuando se completó la primera unidad, Jaguar estaba en pleno proceso de fusión con la British Motors Corporation, lo que ralentizó todavía más las cosas y no permitió las primeras pruebas hasta 1967. Para entonces, Ford ya estaba poniendo las cosas patas arriba con el GT40 y sus enormes V8 427 (7.000 cc) y la organización ponía nuevas normas y límites a las cilindradas para 1968 dejando al Jaguar XJ13 fuera de juego. Así que directamente fue aparcado en un lugar de los almacenes ya que adaptarlo a la nueva normativa era demasiado caro.

Nunca fue presentado oficialmente durante finales de los 60. Fue en 1971, durante el rodaje del anuncio comercial del Jaguar E-Type Series III V12, cuando salió a luz, el mismo día que sufría un accidente a 225 km/h tras pinchar una rueda. Parecen cosas del destino, ya que nuevamente fue arrinconado en un almacén hasta que tiempo después, tras haberse olvidado por completo de él, fue redescubierto y restaurado para mostrarse nuevamente en 1973. No obstante, la propia Jaguar asume que su estado no es el mismo que el prototipo original aun habiéndose usado los planos y el utillaje original para su restauración ya que el motor, si bien se reparó con piezas originales, no todas en estaban en buen estado y sufrió una avería de importancia, lo que conllevó un desmontaje total del mismo y una recuperación completa.

Actualmente está en el museo de la firma en Gaydon y representa los sueños húmedos de muchísimos coleccionistas y fanáticos de la marca. Un modelo único en el mundo, y además, una unidad experimental aunque finalmente su destino no llegara a cumplirse nunca.



Pistonudos.com es creado por auténticos fanáticos del motor.Una web hecha para informar sobre las últimas novedades en coches, motos, eventos y también a nivel competitivo. Queremos compartir información de calidad y útil para todos los usuarios más apasionados, por eso hemos ampliado la web con distintos tips de mecánica.

Mira artículos relacionados!

¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.