Land Rover Range Rover Evoque Convertible

El Range Rover Evoque Convertible parte de la base de la carrocería 3 puertas y cambia su techo por una capota de lona que se abre en 18 segundos y se cierra en 21 segundos. El proceso es totalmente automático y se puede hacer circulando hasta 48 km/h.



Estéticamente, hay que reconocer que no es nada feo; para ser un SUV su silueta no es maciza y el diseño es casi depurado. Land Rover asegura que la insonorización con la capota puesta es similar a la de la versión cerrada. El maletero, por su parte, sí se ve afectado por el sistema de la capota. De los 421 litros del Evoque cerrado pasamos a  251 litros en el caso del cabrio. Además, ese pequeño portón a lo Golf I cabrio, tampoco es que sea especialmente práctico debido a la abertura limitada.


Obviamente, los diversos refuerzos estructurales (en el suelo, en los laterales y en los pilares A), las barras antivuelco pirotécnica escondidas entre el habitáculo y el maletero, así como el peso de todo el sistema de la capota eléctrica hacen que el Evoque pese unos 270 kg más que un Evoque Coupé (3 puertas).

Técnicamente, el Evoque Convertible conserva todos los sistemas y la tracción integral, señas de identidad del Evoque: Terrain Response, All-Terrain Progress Control, sensor de vadeo. Del mismo modo, el equipamiento se corresponde con el de las versiones cerradas (asistente de cambio de carril, control de crucero activo con función freno, infoentretenimiento con pantalla táctil de 10,2 pulgadas, etc).

La gama de motores se compone de cuatro cilindros gasolina y diésel. El tope de gama será el Si4 de gasolina con 240 CV. En diésel la oferta se articulará en torno a los motores Ingenium de 2.0 litros, que ya pudimos ver, por ejemplo, en el Jaguar XE.


El nuevo Range Rover evoque Convertible está ya disponible para pedidos con un precio desde 54.700 en su versión 2.0L TD4 Diésel de 150CV 4×4 SE. Las primeras unidades llegarán a España en la primavera del 2016.

Un todoterreno o SUV con el que puedes circular con los cabellos al viento gracias a una carrocería abierta no es ninguna novedad. La Historia nos ha dado muchos ejemplos, empezando por los padres de todos los 4×4, el Jeep Willys y el Land Rover original. Durante una época todos los todoterrenos del mercado tenían una versión «abierta» y si el tiempo no era clemente se podía contar con un hard-top o bien con una capota (casi siempre complicada de montar). Desde el humilde Suzuki Jimny hasta el lujoso Mercedes Clase G, numerosos eran los todoterrenos abiertos.

Muchos de ellos tenían en común el conservar el pilar B, por cuestiones de rigidez estructural y torsional; al fin y al cabo, un Jimny o un Clase G, incluso abiertos siguen siendo verdaderos todoterrenos. Hasta que llegó el Nissan Murano CrossCabriolet y el público pensó casi al unísono ¡¿pero qué c… es eso?! Tras tres años en el mercado y apenas 11.000 unidades, el Murano Cross Cabrio fue retirado del catálogo en 2014 con el único éxito de haber sido el primer SUV o todoterreno descapotable cual turismo.

¿Por qué Land Rover piensa que va a tener éxito ahí donde Nissan se rompió los dientes? Independientemente de si nos gusta o no, hay que reconocer que la apuesta de Land Rover es arriesgada. Y es que el precedente no es muy halagüeño. El Nissan Murano Cross Carbiolet fue un fracaso en toda regla. Sin embargo, Land Rover se apoya en cuatro elementos para darse una cierta legitimidad para osar un SUV cabrio.

Para empezar un Land Rover o un Range Rover sin techo no es nada nuevo. El Defender oroginal, el Land Rover de 1947, ya era un «descapotable» con una lona a modo de techo. Y se mantuvo en fabricación muchísimos años. Para colmo, en los años 80, cuando el Range Rover era el único todoterreno de lujo del mundo y uno de los coches que todo jeque o lord debía poseer en su establo, hubo una multitud de versiones descapotables realizadas por carroceros independientes. Es decir, el Range Rover Evoque Convertible no es el primero, es el descendiente de un largo linaje.

Luego, si todos los 4×4 «cabrios» que había en el mercado antaño, como el Suzuki Vitara o el Mercedes Clase G, han desaparecido es porque el cliente se hartaba de lo complejo y engorroso que era manipular esas capotas manuales (el G terminó con una eléctrica, por esa razón). Para colmo, algunas no eran precisamente modelos de estanqueidad. Cuando tienes que unir tres o cuatro partes con botones a presión llega un momento en que no encajan. Eso con el Evoque no pasará. Con una capota eléctrica, la facilidad está asegurada. En cuanto a la estanqueidad, no hay razones para dudar de ella. Además, pueden contar con la experiencia de los primos de Jaguar que llevan toda la vida haciendo cabrios.

El diseño del Evoque es uno de los más aclamados de los últimos años. El éxito del coche recae principalmente por su estilo. Y es que es un coche de conquista, atrajo y atrae a mucha clientela que nunca antes había pensado en Range Rover o en un SUV. Ahí donde el Nissan Murano Cross Cabriolet fue objeto de mofa, el Evoque Convertible es genuinamente bonito y atractivo, incluso con un cierto toque deportivo.

Por último, y quizá sea el punto más polémico, la dirección de Land Rover ha visto un cambio de tendencia en el mercado. Los berlinas tradicionales ya no venden como antes, los MPV han prácticamente desaparecido y, de forma general, todos los segmentos están siendo comidos poco a poco por los SUVs. El mercado de los SUVs y los crossovers creció en Europa un 21 % en 2014, se vendieron 2,5 millones de unidades. En 2013 ese mercado había crecido un 13 %. Actualmente, uno de cada cinco coches que se venden en Europa es un SUV. En otros mercados, especialmente en China, el crecimiento del segmento de los SUV es todavía mayor. Por lo tanto, si el SUV se está convirtiendo en la norma y ya no es la excepción, es lógico pensar que una parte de la clientela de los SUV también pueda estar interesada en un cabrio. Obviamente, Land Rover no pretende hacer volumen con el Evoque Convertible, sino crear tendencia, ocupar un nicho de mercado que podría crecer y sobre todo es un nicho de mercado con fuerte valor añadido con precios premium. Aún así, la marca prevé que el cabrio le permitirá incrementar en un 10% su producción anual (actualmente está en 130.000 unidades).

¿Tendrá éxito, entonces el Evoque Convertible? Land Rover ha tardado lo suficiente en desarrollarlo como para esté técnicamente a la altura de las verisones cerradas. El diseño gusta muchísimo y se han asegurado que haya un mínimo de clientela dispuesta a comprarse uno. Ahora bien, por muchos estudios de mercado, encuestas de marketing y test clínicos que se hagan, el mercado sigue siendo impredecible. Como mínimo, en términos de imagen y repercusión mediática, el Range Rover Evoque Convertible ya ha cumplido con las expectativas de la marca.



Pistonudos.com es creado por auténticos fanáticos del motor.Una web hecha para informar sobre las últimas novedades en coches, motos, eventos y también a nivel competitivo. Queremos compartir información de calidad y útil para todos los usuarios más apasionados, por eso hemos ampliado la web con distintos tips de mecánica.
Las 500 Millas de Indianápolis vencen en audiencia al GP de Mónaco ❯
Añade un comentario de Land Rover Range Rover Evoque Convertible
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.