Mazda y Le Mans 1985

by Guille on 16 julio, 2015
Corriendo con el 737C y preparando el tri-rotor en secreto

Tras los dos éxitos consecutivos en la categoría pequeña de prototipos de Le Mans, Mazda decidió dar el paso para correr contra “los chicos grandes”. Pero para ello necesitaba un motor mucho más potente y un equipo técnico más desarrollado.

Por eso, en 1985 contrató a Nigel Stroud. El ingeniero británico había estado trabajando en prototipos de Porsche, y había de conformar una base sólida para crear un coche competitivo de Grupo C a nivel de chasis, complementando lo aprendido con Mooncraft.

1985_6

En 1985 Mazda compitió en el Grupo C2 por última vez, con el 737C desarrollado por Mooncraft

El problema para Mazda estaba en el motor. El 13B derivado de calle no era capaz de ofrecer más de 300 caballos con fiabilidad y consumo aceptables. Con mayor sobrealimentación era capaz de alcanzar los 500 caballos, pero fallaba en cuanto a los consumos, al gastar demasiado combustible que haría imposible luchar por la victoria con los límites de consumo marcados por el ACO en Le Mans.

Así, tras todo 1983 probando soluciones, en 1984 se creó el primer 13G, un motor de tres rotores atmosférico pensado por y para las carreras, y que habría de configurar la base técnica principal para tratar de vencer Le Mans. El nuevo motor, que equipaba tres rotores de 13B unidos por una excéntrica desmontable, contaba con inyección electrónica y erogaba 450 caballos a 9.000 revoluciones por minuto ya en 1984. Pero aunque la firma quería correr ya en 1985 en las 24 Horas de Le Mans con él, no tenía un coche preparado ni el motor fiabilizado para ello.

17273275722_b3b5e13d3a_b

March 84G con motor 13G tri-rotor

Por esas razones, adquirieron un chasis March 84G, y probaron el coche en pruebas nacionales con ese motor instalado, mientras Le Mans 1985 sería cosa del Mazda 737C.

Entre tanto, como te decía más arriba, se contrató a Nigel Stroud. Stroud tenía doce años de experiencia en Fórmula 1, y había mejorado el 962C del equipo Canon para Le Mans. Stroud firmó un acuerdo con MazdaSpeed para crear un nuevo chasis capaz de emplear el motor 13G “y un futuro motor de más de 600 caballos”, del que no se explicó nada más. Con algo más de un año de plazo de por medio, MazdaSpeed decidió cubrir el tiempo participando, una vez más, con otra evolución del 717C en Le Mans.

1985_4

Bajo el nombre de 737C, el coche había mejorado marginalmente en su chasis, para ir más allá en estabilidad que el ya mejorado 727C. Gracias a una nueva gestión electrónica del motor, además, se consiguió reducir el consumo de combustible. Pero con 19 coches rivales inscritos en la categoría C2, Mazda no lo iba a tener sencillo, y así se demostró en carrera.

Los dos 737C tenían ritmo, pero a los treinta minutos de carrera, un mal montaje del motor de uno de ellos le costaba dos horas en boxes por una fuga de aceite que necesitó amplias reparaciones. El segundo coche del equipo afrontaba así una carrera en solitario, donde dominó durante buena parte de ella su categoría hasta que a la hora 19, una vez más, la caja Hewland con selectores a cara de perro falló en uno de sus rodamientos, y tiró por traste la evolución del equipo, que se quedó sin la victoria.

Entonces no se sabía, porque el proyecto del tri-rotor era secreto, pero en MazdaSpeed no supo demasiado mal esta derrota. Y es que los de Hiroshima no tenían ni contemplado a principios de año participar con el 737C en Le Mans. Todos los recursos y ganas estaban puestos en 1986 y el estreno del nuevo motor de tres rotores. Y de él te hablaremos mañana.

No te pierdas nada del Súperespecial Mazda
Todos los reportajes del súperespecial Mazda
 
Nombre del documento-0181

 
mazda_mx-5_cup_concept_5

 
Mazda_MXR-01_front-left_2014_WEC_Fuji

 
L6_sMazda787B

 
DM_mazda767_FOS_02

LOAD MORE
End of the line!
  • dibiler

    Me tenéis en ascuas desde principios de semana

Fonts by Google Fonts. Icons by Fontello. Full Credits here »