Guy Ligier (1930-2015)


Cómo no, Ligier también tenía patrocinadores… franceses, por supuesto. La bailarina flamenca de Gitanes era más francesa que el croissant, y lucía de maravilla sobre el color azul de los coches. El extravagante Ligier JS5 de 1976 -con su atronador motor Matra V12- no habría resultado tan vistoso sin esa sensual silueta negra en los costados de la descomunal toma de aire.

Los técnicos también eran más franceses que la Torre Eiffel, con Gérard Ducarouge y Michel Tétu a la cabeza.

Y los pilotos… los pilotos de Ligier eran -la mayoría- tan franceses como Louis de Funès. Uno por encima de todos, Jacques Laffite, piloto de Ligier desde 1976 hasta 1982 -los tres primeros años, en solitario- y en 1985 y 1986, cuando su carrera en la F1 terminó de golpe al romperse las piernas en la primera salida del GP de Gran Bretaña en Brands Hatch, el día que igualaba el récord de grandes premios disputados (176) de Graham Hill.

El siguiente fichaje de Ligier fue Patrick Depailler, y siguieron Didier Pironi, Jean-Pierre Jarier, René Arnoux… hasta el prometedor Olivier Panis, de debutó en la F1 con Ligier y dio su último día de gloria al equipo, en el GP de Mónaco de 1996.

Para entonces, sin embargo, Ligier ya no era el jefe del equipo que llevaba su nombre. En 1992 lo traspasó al expatrón de AGS Cyril de Rouvre, luego pasó por allí Flavio Briatore, y en 1997 el equipo cambió de nombre con la llegada como propietario del tetracampeón mundial Alain Prost.

A caballo entre los años 70 y los 80, Ligier fue un equipo de lo más respetable, con ocho victorias, seis de ellas gracias a Laffite

Guy Ligier empezó a trabajar como aprendiz de carnicero, luego fue empresario de obras públicas, y entre medias fue un gran deportista. A los 17 años fue campeón francés de remo, deporte que compaginaba con el rugbi, y a los 19, campeón de Francia de 500cc.


En 1963 se pasó a los coches, junto a su gran amigo Jo Schlesser. Solían decir que pilotaban «ataúdes con ruedas», y tal vez por eso su sueño era construir su propio coche de carreras. Fundaron una pequeña empresa, pero Schlesser se mató en su debut en la F1 con Honda, en el GP de Francia de 1968, en Rouen, y Guy abandonó entonces su carrera de piloto, que ya le había llevado hasta la F1.

En el Salón de París de 1969, Ligier presentó la berlineta JS1 (las siglas eran un homenaje a su amigo caído), y en 1976 llegó el ya citado JS5, con el que el equipo Ligier se estrenó en la F1.

A caballo entre los años 70 y los 80, Ligier fue un equipo de lo más respetable, con ocho victorias -seis de ellas gracias a Laffite-, nueve pole positions y once mejores vueltas en carrera. La era turbo, a mediados de los años 80, empezó a acelerar el declive del equipo, que vivió un último destello de gloria en aquel extraordinario GP de Mónaco del 96.

Ligier vivió el punto álgido de su prestigio e influencia a principios de los años 80, cuando François Mitterrand accedió a la presidencia de la República. Ligier -cuenta Max Mosley en sus memorias- era un fiel amigo suyo, y había ejercido de chófer y guardaespaldas del político francés a principios de los 60, cuando el futuro presidente estaba en horas bajas.


La influencia de Ligier fue decisiva en el traslado del GP de Francia del Paul Ricard al remodelado Magny-Cours en 1991. Cómo no, el Musée Ligier está en un vistoso edificio en forma de pirámide en el Circuit de Nevers.

En dicho museo nos explican que no se conserva ningún ejemplar de aquel excepcional bólido con la toma de aire elevada con el que Ligier se presentó en la F1.

Tampoco existen ya equipos -ni patrones- como Guy Ligier. Franceses como el champán que tantas veces saboreó.

  • Tamra B. Orr

    Pistonudos.com es creado por auténticos fanáticos del motor.Una web hecha para informar sobre las últimas novedades en coches, motos, eventos y también a nivel competitivo. Queremos compartir información de calidad y útil para todos los usuarios más apasionados, por eso hemos ampliado la web con distintos tips de mecánica.

Mira artículos relacionados!

¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.