Advertencia sobre el contenido

Protección del usuario

¿Te gustan los coches de forma obsesiva? Vamos a explicar la adicción a la compra de automóviles o adictos a los motores. 

Para muchas personas la época más esperada del año son las rebajas para poder hacer compras excesivas. Expertos del Hospital Quirón Salud comentan que hay un 3% de la población que tiene un problema de control de impulsos, esto supone una adicción a las compras, el problema se encuentra cuando se hacen compras compulsivas de artículos que no se necesitan, superando así sus posibilidades económicas. 

Existen ciertos síntomas para poder observar esta adicción en una persona, algunos de ellos son:

-Deseo de realizar compras, muchas veces es irresistible.

-Consecuencias Adversas (problemas familiares, económicos…) 

-Sensación de pérdida de control para evitar más compras. 


Los adictos se dedican a satisfacer algún deseo personal. La adicción al automóvil es perjudicial para la sociedad, ya que pretenden que el coche les de una identidad diferente, aunque el mayor problema es económico, tanto los coches como las motocicletas son caros, y consumen dinero que de otra forma se invertirían en algo de valor más duradero.

Existen adictos a los automóviles que prefieren vivir lejos de su trabajo para poder hacer largos viajes, y eso también supone un coste económico muy elevado.

La psicóloga Ángela Aznárez explica una Parafilia como es la Objetofilia o también la mecanofilia. 

La Objetofilia es un tipo de parafilia que se centra en la sexualización de objetos cotidianos, dotándolos de emociones y comunicándose con ellos,  en muchas ocaciones son como una pareja romántica y sexual.  Dentro de la categoría de objetofilia podemos encontrar la mecanofilia, es el placer que supone mantener relaciones sexuales con vehículos u otros objetos.