Pequeña guía para determinar si un coche será o no un clásico relevante

by Daniel Murias Andrade on 17 agosto, 2015
¿Será ese deportivo o ese compacto un futuro coche de colección? Veamos si lo podemos averiguar.

Este pasado fin de semana, en el marco de la gran fiesta que es el concurso de elegancia de Pebble Beach, RM Auctions y Sotheby’s celebraron una gran subasta con lo mejor del  automovilismo mundial. El récord de la venta se lo llevó un Ferrari 250 GT LM de 1964 que cambió de manos por 17,6 millones de dólares. Por cierto, se trata de un nuevo récord para un 250 LM, pues el anterior data de 2013 y cambió de mano por 14,3 millones de dólares. Como los 250 GTO no cambian de mano tan frecuentemente, los coleccionistas e inversores se están centrando en lo más parecido: el 250 LM.

En el segundo puesto, se colocó un McLaren F1 LM-Specification de 1998 que encontró nuevo duño por 13,75 millones de dólares. Curiosamente, los organizadores pensaban que el récord se lo llevaría otro Ferrari, el 250 GT Tour de France de 1956 con el que el marqués de Portago ganó la prueba gala. Finalmente, ese coche se vendió por 13,2 millones de dólares, igualando la puja del Jaguar C-Type lightweight de 1953. Por cierto, nunca antes un Jaguar había alcanzado una puja tan alta en una subasta; todo un récord.

MO15_r178_005En medio de tanta maquina de alta competición y coches de lujo nos encontramos con un par de Fiat 600, ambos de color naranja. El primero es una conversión de 1960 del 600 en coche de playa por Jolly, mientras que el segundo es el precursor de los monovolúmenes, el 600 Multipla de 1958. Se vendieron en pack por más de 100.000 dólares. Ya en 2014 un 600 Jolly, de color rojo, se vendió en una subasta por 99.000 dólares.

MO15_r135_000Viendo esto, uno se puede preguntar si su coche podría un día llegar a ser un clásico relevante, porque clásico, todos los coches pueden llegar a serlo. No pretendo aquí definir lo que es un coche clásico, pues la definición legal es una (básicamente un coche de más de 25 años) y para los amantes del automóvil es otra. Nosotros, entendemos por coche clásico un coche de colección, es decir, que un coche de 20 años ya puede ser considerado un clásico, por su relevancia histórica, exclusividad, pedigrí deportivo, etc.

La idea de esta pequeña guía es disponer de unas pautas para poder determinar el potencial que tiene un coche relativamente reciente para ser un auténtico clásico en un futuro, es decir un coche de colección. Es algo totalmente empírico y que no ofrece ninguna garantía, pero nos puede servir a la hora de dar el paso, por ejemplo, con uno de los modelos que os hemos presentado y presentaremos en la sección USPI.

 

Mejor si es bonito

citroen_sm_4No es uno de los puntos más determinantes para saber si será un coche clásico o no, pero ayuda. Si un coche es bonito, uno tiene tendencia a infravalorar sus otros defectos. Por ejemplo, un Citroën SM no es que sea una maravilla de conducir y dan más problemas que alegrías, sobre todo con el motor Maserati, pero es tan bonito que se le perdona todo. Al mismo tiempo, un coche feo puede ser un clásico, como es el caso del Audi Sport Quattro. Lo que nos lleva a los dos puntos siguientes.

 

Ha de ser raro, exclusivo

Aquí es la vieja ley de la oferta y la demanda, cuantos menos coches fabricados, más valor tendrá en un futuro y tendrá más posibilidades de ser considerado un coche clásico. Pero atención, hay que tener en cuenta las razones por las que es un coche raro. Por ejemplo, si es un automóvil raro porque era tan feo que nadie lo compraba (SEAT Toledo de 2004-2009) o porque fue un engendro (Alfa Romeo Arna), no es lo mismo que un turismo raro por su exclusividad (Audi RS2, Lancia Delta Integrale, etc). Un Arna siempre tendrá un hueco en una colección de Alfa Romeo, pero su plaza y su valor no serán el mismo que el de un 147 GTA…

 

Ha de ser relevante a nivel técnico

El hecho de que sea relevante a nivel técnico tampoco es una garantía de que vaya a ser un coche de colección, pero ayuda mucho. El BMW 2002 Turbo que fue el primer coche de serie en equipar un turbo o el Lancia Lambda (1922-1931), primer coche en utilizar un monocasco y una suspensión delantera independiente, son dos ejemplos de coches relevantes a nivel técnico.

bmw_2002_turbo_4Claro que no sólo ese factor influye, pues un Fiat Croma 2.0 TD i.d. de 1986, primer coche en utilizar la inyección directa en un motor turbodiésel, es muy poco probable que alcance algún día el estatus de coche de colección, al menos de manera significativa. Por otra parte, el Citroën 11 CV, conocido como “Traction Avant” no fue el primer coche de tracción delantera, pero sí se llevó la fama. Ocurre lo mismo con el Mercedes SLK (R170) que mucha gente considera como el primer cupé-cabrio cuando ese honor recae en el Peugeot 401 Eclipse de 1934.

fiat_croma_31

Ha de ser relevante a nivel histórico

Un coche puede haber marcado un hito en la Historia por razones varias. Puede haber sido propiedad de alguien famoso (el De Tomaso Pantera o los Cadillacs de Elvis Presley), ser el primero de su especie, como los BMW E21 (los primeros Serie 3), o al contrario ser el último (Porsche 993, el último de los 911 air-cooled).

El hecho de que el coche sea un icono del cine o de la televisión, también ayuda. Los ejemplos son aquí numerosos, desde el Peugeot 503 Cabriolet del inspector Colombo hasta el DeLorean de “Regreso al Futuro” pasando por el Ford Mustang de “Bullitt” o el Ferrari 308 GTS de “Magnum P.I.” (para los que no conocen la serie con esta intro os hareis una idea); la lista puede ser muy larga.

Y por supuesto, puede ser relevante a nivel histórico porque cambió la sociedad o fue el reflejo del cambio de la sociedad. Aquí los ejemplos, los conocemos todos: Fiat 500 en Italia, SEAT 600 en España, Ford T en Estados Unidos o Citroën 2CV en Francia.

 

¿Ha de ser divertido de conducir?

bmw_m3_csl_coupe_1Pues en algunos casos ayuda. El placer de conducción es relevante cuando es una de las razones por las que destaca el coche. Está claro que el estatus de coche de colección de los Volkswagen Golf GTI y Peugeot 205 GTI se debe en gran medida a la diversión y al placer que ofrecen cuando se les conduce. Ocurre lo mismo con los BMW M3 CSL y 1M Coupé.

Al contrario, un Opel Astra OPC de primera generación no llegará nunca al estatus de un Peugeot 205 GTi. Sí es un coche rápido, muy potente, bonito y llamativo, pero tener que pelearte con el volante para mantener el rumbo cuando aceleras fuerte en una recta no forma parte del placer de conducción. Al menos para la mayoría de nosotros…

peugeot_205_gti_17Y por supuesto hay casos en los que finalmente, importa poco. Un Rolls-Royce es todo menos gratificante para el que lo conduce. Ocurre lo mismo con un Citroën SM y son coches de colección.

 

Tiene un palmarés en competición

lancia_delta_hf_integrale_evoluzione_club_italia_1Este punto es casi el único de la lista que os asegura una inversión sin riesgo. Si la versión de competición ha obtenido éxitos en rally (o circuito), es casi probable -digamos al 90 %- que su versión de calle goce de un aura que lo ponga casi al momento en la lista de coches de colección. Basta con ver los precios de los Mini de los años 60, de los primeros Subaru Impreza WRX y STi o de las versiones de homologación en rally de coches que han tenido éxito. Es decir, no te costará lo mismo un Lancia Delta Integral o Ford Escort RS Cosworth que un Nissan Sunny GTI-R.

 

Has de poder usarlo con cierta facilidad

autowp.ru_bmw_z3_m_roadster_12Si es un coche que sólo vas a poder conducir un par de veces al año o sólo en circuito, quizá no sea lo ideal. Y es que en los casos extremos, hay infinidad de coches de calle, deportivos o no, que hoy en día cuestan más que un Fórmula 1 que ha sido campeón del mundo. De manera más mundana, un BMW Z3 M tiene mejor cota que un Lotus Elise, por muy delicado que sea el Z3 M cuando llueve, porque lo puedes usar para irte de viaje con tu pareja. En cambio con el Elise, la escapada puede terminar en divorcio (ruido, incómodo, un cepillo de dientes y una camiseta como único equipaje).

 

Es de una marca de lujo

ferrari_348_tb_1No debería ser relevante, pero el mundo es así, es algo que cuenta y mucho. ¿Un ejemplo? El Ferrari 348. Es un modelo que el propio Luca di Montezemolo calificó en su día y en público de, cito textualmente, “mierda”. Para ser un Ferrari no es potente, la calidad es muy relativa, va fatal sobre seco y aún peor cuando llueve, es extremadamente delicado de llevar sobre mojado. Aún así, el 348 se negocia entre 40.000 y 50.000 euros (30.000 euros si escoges uno hecho polvo). Sin embargo, un Honda S2000 o un Ford Escort RS Cosworth, a pesar de ser menos potentes y mucho más eficaces y divertidos, rondan los 20.000 euros.

 

¿Cuántos de esos puntos son necesarios?

Como todo es cuestión de gustos y de mercado, al final todo es relativo. A veces, con que el coche que te interesa sólo cumpla un par de esos requisitos es suficiente (por ejemplo, el Peugeot 205 GTi). Claro que si el coche se adecua a la mayoría de estos puntos, más probabilidades hay de que sea un futuro coche de colección

  • Ander Arribillaga

    y luego hay coches que aunque no sean clásicos, suben de precios como la espuma (hola E30, E36 y dentro de poco E46)…
    lo curioso de esto es que coches que en su día no fueron del todo bien acogidos (o todo lo bien que debieran), cuando sale su sucesor se revaloran, porque ese sucesor pierde parte de la esencia de ese modelo (GT3 997 por ejemplo, que creo que no fue acogido como debiera pero ahora es el último Gt3 manual, o mi Clio 197, que es muy grande y pesado para lo que eran los Clio RS anteriores, pero que ahora se valora más porque su sucesor no está a la altura). eso sí, que ciertos modelos suban su caché porque sus sucesores sean “peores” no implica que se vayan a convertir en clásicos, pero puede ser una pista, creo yo.

  • JJ Lopez

    Falta el porque sí, porque gusta, ese factor no lógico que siempre tienen los coches.

  • Txesz

    Yo añadiría que sea cual sea el coche en cuestión, desde un humilde Panda a un 930, el hecho de no haber sufrido ninguna restauración lo revaloriza notablemente. Aunque presente algún daño causado por el paso del tiempo (óxido, asientos cuarteados…)

  • Jorge

    Algunas de mis apuestas: Citroen C6, heredero directo del espíritu DS y CX, casi el último en utilizar el sistema hydractive y muy poco vendido fuera de Francia.
    Clio III RS, el último con motor atmosférico y cambio manual, quedan además cada vez menos unidades originales y en buen estado. Pienso que al menos las series especiales tendrán cierto interés en el futuro.
    Casi cualquier Alfa Romeo con motor Busso, pero sobre todo las versiones GTA. Van quedando pocos spider, 166 y GTV fuera de los desguaces y la marca tiene muchos fieles seguidores.
    Apuesto por el Lancia Thesis también, estética singular, escaso número de unidades y marca con pedigrí que además va a desaparecer.
    Maserati GT 3200, solo las luces traseras ya lo convertirán en un clásico, el resto de la estética tampoco está nada mal y el motor tiene un sonido ya destinado a la desaparición.
    Seguro que un Audi R8 se convierte en clásico, pero mis apuestas van encaminadas a coches que los mortales podemos comprar y mantener.

  • abel89er

    Alfa romeo 4C: Estética, conducción deportiva, innovación técnica, producción limitada y el primero de la resurrección de alfa romeo

    • Ander Arribillaga

      seguramente. es más, dentro de los 4C, los de la” mirada arácnida” valdrán más, creo yo.

  • SergioQ4

    Uno dato más: Cualquier auto que yo esté a punto de comprar y me arrepienta, en aprox 48 hs pasa a ser un clásico… así sea un Duster 4×2. También aplica a la inversa: cuando consiga el mejor Lancia Stratos sin rodar (habiendo vendido varios órganos), al otro día no lo quiere nadie!!!

  • Pablo Redondo

    ¿Tendrás la posibilidad alguna vez de probar un m3 e30? me molaría que hicieras una prueba de ese coche

  • Gaston Maqueda

    Me encanto la nota
    Yo tengo un Toyota GT86

    Veremos que dicen los años

  • Milenna A. Caro

    Buenas,
    Tengo un Fiat 500 modelo 2013. Es automático y modelo deportivo. Está muy bien cuidado. Quiero saber si vale la pena conservarlo para que en unos años se vuelva clásico. Gracias de antemano por su respuesta.

    • http://www.javiercostas.com/ Javier Costas Franco

      Te diría que no, salvo que no te importe esperar 20-30 años o más. El 500 es un coche de producción masiva, si fuese un Abarth 500 todavía.

      • Milenna A. Caro

        Gracias por su respuesta Javier. Si claro la idea es tenerlo conmigo para que en 20 años sea un clásico. Mi pregunta es si en 20 años si tendrá el título de clásico.

  • eugenio abad

    Que tal, que piensan de los nissan 370z y 350z se volveran clásicos?
    Toyota Gt 86 Subaru brz o el scion frs ( en lo personal, el hecho de que sean los 3 el mismo auto le resta valor ustedes que piensan?)
    o el Hyndai Genesis Coupe o el veloster??

  • Pingback: ¿Es el Mini es un coche clásico en el que merece la pena invertir? | Restaurando un Mini()

Fonts by Google Fonts. Icons by Fontello. Full Credits here »