El retorno de Nissan como motorista a Le Mans 2011

by Guille on 29 mayo, 2015
Motorizando a casi toda la parrilla de LMP2

Tras abandonar el proyecto del R391, durante doce años Nissan estuvo ausente en Le Mans. Sus actividades deportivas se centraron en Japón con el SuperGT, mientras entre bambalinas se preparaba el retorno a finales de 2007 para volver a competir en un programa internacional.

Un acuerdo con Polyphony Digital y Sony, para crear la GT Academy, serviría de catalizador para devolver a Nissan al panorama internacional de las carreras mediante un innovador proyecto de selección de pilotos, del que te hablaremos más adelante. Los resultados de este nuevo programa deportivo todavía tardarían en llegar, pero lo que sí se empezaba a cocinar en 2008 era un nuevo propulsor de carreras para la compañía, el VK45DE.

Aunque dedicaremos una entrega completa a cubrir la parte de la historia en SuperGT de Nissan que no ha quedado ya tratada en los especiales hasta la fecha, nos toca viajar hoy de nuevo al campeonato nipón. En 2004 Nissan cambiaba su herramienta para correr en el SuperGT, dejando al Skyline GT-R en favor del 350Z.

nissan_350z_nismo_super_gt_5

El 350Z del SuperGT nipón fue el encargado de estrenar el VK45DE de carreras, un V8 de cigüeñal plano capaz de desarrollar hasta 800 caballos sin restrictores

El primer año el coche vencía el campeonato equipado con un motor de seis cilindros, el VQ30DETT, desarrollado originalmente en 2003 para el GT-R de GT500, siendo una variante de desplazamiento recortado respecto al motor de tres litros y medio atmosférico del Zeta de serie, sobrealimentado por dos turbocompresores.

Pero los organizadores del campeonato nipón cambiaron el reglamento para 2005, y aunque el Zeta logró el campeonato de constructores en 2005, Nissan se vio en la necesidad de crear un motor de carreras más fiable y menos complicado. Se decidió entonces tomar como punto de partida el nuevo motor de ocho cilindros de producción de la firma.

En 2002 se había estrenado en producción el VK45DE, un motor de ocho cilindros con bloque y culata de aleación de aluminio, derivado del diseño del VQ35DE del 350Z. Tomando dicho bloque, Nismo creó un motor de carreras con cigüeñal plano (sí, os debo una explicación técnica, que llegará más adelante, respecto a calados de cigüeñal).

El sonido del V8 de cigüeñal plano es simplemente espectacular

El VK45DE de competición tenía por cotas 93×82,7 (diámetro por carrera en milímetros), y ofrecía 500 caballos (restringidos por reglamento) y 520 Nm de par máximo. El motor se demostró realmente fiable y potente, y de hecho, siguió siendo el corazón de los SuperGT hasta que éstos se pasaron a motores de cuatro cilindros híbridos hace nada, así como del ya extinto Nissan GT-R de GT1.

Teniendo esa base motorística, en 2010 el reglamento del ACO establecía cambios en las regulaciones de LMP2, la categoría de prototipos «cliente» barata de Le Mans. De permitir motores de carreras, el ACO pasó a exigir motores derivados de coches de producción, lo que modificaba ampliamente la situación de los equipos y preparadores, que rápidamente tenían que salir al mercado a buscar socios.

Zytek se encontraba entonces con Nissan, y entre ambas se decidían a transponer el VK45DE en los prototipos LMP2. Básicamente, el motor era el mismo del SuperGT, sin apenas cambios, más allá de poder liberar la brida de admisión. Aunque el motor, según Nismo, es capaz de ofrecer 800 caballos a las ruedas traseras, en configuración de carreras de resistencia para LMP2 se queda en 450 caballos, incluyendo las restricciones aplicadas por el ACO, y 570 Nm de par máximo.

zytek-nissan_z11sn_lmp2_2

El Zytek Nissan de LMP2 ganó Le Mans en su categoría LMP2 a la primera intentona, en 2011

Nissan, Nismo para ser más exactos, creó el diseño original del motor, pero el montaje de los bloques correría a cargo de Zytek y de Oreca para suministrar a los equipos de LMP2 a partir de 2011.

Desde entonces, la mayor parte de prototipos de LMP2 que han corrido en Le Mans, lo han hecho propulsados por motores Nissan. Aquel mismo 2011 Nissan veía su primera victoria en LMP2 como motorista, triunfo que se repetiría en 2013 y 2014.

105638_8_91

La victoria inaugural ha sido repetida en 2013 y 2014, siendo además este VK45DE el encargado de propulsar a Lucas Ordoñez, el primer piloto salido de la GT Academy

Lo curioso era ver cómo Nissan iba «cocinando lentamente» su retorno a la máxima división de las 24 Horas, con el programa de LMP2 y las participaciones en el «Garage 56» en paralelo mientras desarrollaba el concepto de su LMP1 en la sombra, y preparaba un fondo de pilotos competitivos asociados a su marca.

A pesar de que este año Nissan vuelve a LMP1, sus motores seguirán siendo protagonistas en LMP2, donde esperan lograr la cuarta victoria en cinco años.

 

 

 

 

 

LOAD MORE
End of the line!
Comments
Leave a reply

You must log in to post a comment

Fonts by Google Fonts. Icons by Fontello. Full Credits here »