De ruta por Irlanda en un roadster

by José Antonio Aranda García on 22 agosto, 2016
Lo que hay que saber para descubrir Irlanda en coche

¿Te gusta conducir y te gusta viajar? Entonces, estarás de acuerdo conmigo en que la mejor forma de irse de vacaciones es coger tu coche, e irse de ruta bien lejos. Yo he hecho varias rutas, y de todas ellas, la que me trae mejores recuerdos fue la de Irlanda.

Además de ser una isla preciosa con rutas escénicas increíbles, su gente es encantadora, en sus pubs, además de Guinness, también se puede comer mientras se escucha música en directo… Y si todo ello te parece poco, la legendaria hospitalidad, cercanía, y amabilidad irlandesa acaban de dar calidez al viaje.

Mi mujer y yo siempre habíamos soñado con unas vacaciones en Irlanda, pero la verdad es que nunca nos habíamos planteado ir desde aquí en coche… Pero un día conocimos a la gente de MX5-Ireland…

La aventura de MX5-Ireland en España que encendió la mecha

Todo empezó cuando hace unos años la gente de MX5-Ireland contactó con Xavier y conmigo, que somos administradores de mx5forum.es. Nos dijeron que vendrían con sus Mazda MX-5 al GP de España en Montmeló, y nos propusieron quedar para tomar algo… El caso es que email arriba, email abajo, nos fuimos animando, y finalmente decidimos pasar el fin de semana con ellos en un camping de la Costa Brava. Lo pasamos genial y disfrutamos haciendo de cicerones por la zona.

El caso es que mientras nos despedíamos de ellos, pensamos: ¿Y si ellos han venido desde allí, porque no vamos a poder ir nosotros desde aquí…?

Viaje con Mazda MX-5

Después de pensarlo fríamente, vimos que el principal problema era llegar hasta allí, y valoramos dos opciones: la opción lógica es volar hasta allí y alquilar un coche, y la opción descabellada era llevarnos nuestros MX-5. Evidentemente, nosotros optamos por la segunda, y es que -llamadnos inmaduros- nos hacía ilusión conducir nuestros MX-5 por los verdes paisajes irlandeses… ¿Una locura? Estoy seguro de que el viaje no hubiera sido igual de especial en un coche “normal”, y es que las rutas escénicas se disfrutan muchísimo más en un descapotable, y no digamos si se trata de un roadster bajito de propulsión trasera… ¿No lo has probado?, créeme, tienes que hacerlo.

Vale, hay otro inconveniente: Los amables irlandeses se empeñan en conducir por el lado equivocado

Pues bien, conducir por la izquierda no es en realidad un problema tan grande, solo tardas un par de días en acostumbrarte a conducir por la izquierda. Fuera de Dublín y Belfast hay muy poco tráfico, y los conductores irlandeses son en general muy educados y tolerantes, además, en ciudades y cruces conducen de forma muy prudente.

¿Es buena idea conducir por la izquierda con un coche “español”? Pues después de haber conducido previamente coches de alquiler “irlandeses”, yo creo que -si es por un par de semanas- es más seguro y cómodo conducir tu propio coche.

¿Por qué? Pues, por un lado, las carreteras son bastante estrechas, y conducir en el lado del coche más cercano al arcén te ayuda a ceñirte a la cuneta, especialmente cuando te cruzas con otro coche, y por otro, hay que tener en cuenta que al estar acostumbrados a conducir en el asiento izquierdo, es bastante difícil calcular por donde pisan las ruedas izquierdas y adivinar el espacio que necesitamos en ese lado si conducimos un coche con el volante a la derecha.

Muy bien, vamos a llevarnos nuestro coche ¿Y cómo llegamos hasta Irlanda?

La forma más cómoda de llegar con tu coche a Irlanda es coger un ferry en el norte de Francia, hay dos rutas: de Roscoff a Cork, y de Cherburgo a Wexford. La duración del viaje es similar en ambos casos, y la elección de una u otra ruta es más bien cuestión de elegir las fechas de ida y vuelta que encajen mejor con tu agenda. Nosotros elegimos embarcar en Cherburgo, que está a 1.300 kms de Barcelona, y hacer una escala pistonuda en Le Mans…

Viaje con Mazda MX-5 - Ferry Cherburgo

Ferry Cherburgo

¿Y qué ruta vamos a hacer en Irlanda?

Disponíamos de dos semanas para visitar Irlanda, la Isla es más grande de lo que a priori parece, ya nos han avisado que la media que vamos a hacer por sus estrechas carreteras es bastante baja, hay mucho que ver, probar, escuchar… somos conscientes de que dos semanas no es mucho tiempo, así que decidimos trazar la ruta dándole la vuelta a la isla -más o menos- por la costa, que, además, agrupa la mayoría de atractivos turísticos. Vale, nos vamos a dejar mucho que ver, pero así tendremos excusa para volver algún día…

Importante: Definir las etapas y dónde vamos a dormir

Uno que es previsor, prefiere organizar y reservar las pernoctaciones con antelación, mas que nada, para evitar el estrés (y la pérdida de tiempo) que supone el tener que buscar alojamiento sobre la marcha. Normalmente, reservo a través de una conocida web en la que la mayoría de establecimientos no cobra nada por adelantado, permitiendo además anular la reserva hasta muy poco tiempo antes de la estancia. En ciudades grandes es mejor evitar los B&B económicos, y los hoteles pertenecientes a franquicias o cadenas suelen ser una opción segura; en los pueblos, preferimos los B&B de precio razonable, a veces tienen carencias, pero la amabilidad de la gente que nos atiende suele compensar con creces las pequeñas incomodidades.

Después de consultar algunas guías turísticas, y revisar el mapa, reservamos alojamiento, y nuestras pernoctaciones serían:

  • Le Mans (Francia) (1 noche)
  • Ferry ída (1 noche)
  • Dublin (2 noches)
  • Belfast (1 noche)
  • Letterkenny (1 noche)
  • Sligo (2 noches)
  • Clifden (1 noche)
  • Galway (2 noches)
  • Killalloe (1 noche)
  • Killarney (2 noches)
  • Cork (1 noche)
  • Wexford (1 noche)
  • Ferry vuelta (1 noche)
  • Saintes (Francia) (1 noche)

Esta ruta solo pretende ser orientativa, porque la verdad es que al margen de Dublín y Belfast, donde conviene elegir un hotel más o menos céntrico, cualquier pueblecito que nos coja más o menos de camino servirá para dormir y tendrá un pub donde cenar mientras tomamos una cerveza y escuchamos música en directo.

Viaje con Mazda MX-5

Una aclaración importante

Este artículo no pretende ser una guía turística detallada, la idea más bien es dar una idea de lo que puedes ver y hacer en una ruta en coche por Irlanda. La pena es que las fotografías no hacen justicia a las rutas escénicas. Me encanta hacer fotos, pero no puedo hacerlas mientras conduzco, y además, cuando se rueda en grupo, uno no puede pararse en aquel punto donde puede hacerse aquella foto maravillosa, o sea, que faltan muchas fotos de las rutas más bonitas…

Cuando vuelva -algún día tengo que hacerlo, porque he dejado buenos amigos allí- prometo hacer más fotos y compartirlas con todos los pistonudos. En cuanto a los lugares que visitar y que hacer, dependerá un poco de los gustos de cada uno. Lo suyo es hacerse con una buena guía que tenga muchas fotos, preguntar en los B&B, e ir organizando las visitas diarias sobre la marcha.

Los viajeros

El viaje lo hicimos mi amigo Xavier y un servidor, acompañados de nuestras fieles copilotas en nuestros Mazda MX-5. Por si te lo preguntas, el MX-5 es lo bastante cómodo, no gasta demasiado, y el único problema que presenta es que el maletero no es precisamente grande, pero después de duras sesiones de selección de lo que es imprescindible y lo que no, conseguimos que todo encajara, incluidos los paraguas -que no usamos mucho- chaquetas impermeables -que sí que usamos bastante- mi cámara reflex, un pequeño trípode…

En Irlanda nos esperaban nuestros amigos de MX5-Ireland, que nos habían organizado tres rutas turísticas: una al este, una al norte, y otra al oeste ¡Genial!

¡Y llega el gran día!

Primer día aburridillo por autopista hasta Le Mans, (para darle un poco de emoción, aprovechamos para realizar un test comparativo de consumo 95 vs 98) paseo y cena por el pueblo de Le Mans (que tiene su encanto) y al día siguiente, la imprescindible visita al museo (realmente interesante) de las 24h. Luego, le damos la vuelta al circuito de las 24h (que está abierto en su mayoría al tráfico) imaginándonos que somos Steve Mc Queen en su Porsche 917 Gulf…

Viaje con Mazda MX-5 - Le Mans

Le Mans

Embarcamos en el ferry, las 16 horas que tarda en llegar no se hacen muy largas (viaja de noche y dormimos en cabina) supongo que ayuda tomarte tu primera pinta de Guinness en el bar del barco mientras disfrutas de música en directo; esto empieza a oler a Irlanda… Llámame romántico, pero el ferry le da al viaje un punto aventurero que mola.

¡Por fin llegamos a Irlanda! Desembarcamos en Wexford a media mañana -52 horas después de salir de casa- y con la sensación de que vivimos algo especial. ¡Esto no es como darse una vueltecilla por la provincia!

Empieza a lloviznar ¿y que te esperabas? O sea, toca poner la capota, vamos camino de Dublín, y paramos a visitar Glendalough, un misterioso y mágico enclave monástico abandonado, afortunadamente deja de llover en cuanto llegamos a allí y la cámara de fotos echa humo, una lástima que uno no sea buen fotógrafo, porque el sitio es precioso.

Viaje con Mazda MX-5 - Glendalough

Glendalough

Nada más llegar a Dublín, te das cuenta de que en realidad es una ciudad relativamente pequeña y de que el centro es fácil de visitar a pie. Nosotros pasamos solamente dos noches, pero si os gustan las ciudades con encanto y/o el ambiente nocturno, os podéis plantear una noche extra. La idea es: callejear, tomar unas pintas en Temple Bar, visitar el Trinity College, cenar en algún sitio con música en vivo, visitar las fábricas de Guinness y Jameson… y si te sobra tiempo, puedes hacer alguna excursión por los alrededores.

Viaje con Mazda MX-5 - Temple Bar

Temple Bar

Ya teníamos ganas de saludar a nuestros amigos Irlandeses (con un MX-5 e internet, puedes hacer amigos por todo el mundo), y habíamos quedado con ellos la tarde de nuestro segundo día en Dublín, nos dirigimos al punto de encuentro y… ¡qué sorpresa, nada menos que diez MX-5 nos estaban esperando! Y eso que era un día laborable… no hay ni que decir que la ruta por el condado de Wicklow fue memorable.

 

Bueno, ya sabéis que los mejores sitios no salen en las guías, y que solo los conocen los lugareños… pues bien, ahora puedo aconsejaros un sitio a las afueras de Dublín auténtico de verdad, donde podéis cenar y/o tomar algo mientras escucháis muy buena música en directo: el Johnnie Fox’s Pub, en las afueras de Dublín. ¡Tengo que volver algún día!

Viaje con Mazda MX-5

Johnnie Fox’s Pub (créditos: Wikimedia Commons CC BY SA)

Adiós Dublín, toca seguir la ruta hacia Belfast, y como vamos a estar solo una noche, no nos paramos mucho por el camino (me temo que una noche en Belfast va a ser poco…) Una vez en Belfast, es imprescindible una visita a los barrios católico y protestante que están separados por el muro. Impresiona y entristece un poco comprobar como todavía están física y socialmente tan divididos, aunque al menos ya no se matan los unos a los otros… . Una buena idea es hacer una ruta guiada con uno de los taxis de la zona católica, los precios son razonables y podréis conocer de primera mano la versión católica de la historia (para compensar, podéis investigar un poco por Internet para conocer la versión protestante).

Viaje con Mazda MX-5 - Muro de Belfast

Muro de Belfast

También parece interesante el nuevo museo dedicado al Titanic, pero no había entradas disponibles, la próxima vez será cuestión de comprarlas con antelación. Por lo demás, Belfast tiene un centro muy agradable, está animado, es seguro pasear por la ciudad y se recomienda comer y tomar algo en alguno de sus pubs con historia

Viaje con Mazda MX-5 - Pub en Belfast

Pub en Belfast

Vuelta a la ruta, salimos de Balfast y la cosa promete porque otro grupo de amigos de MX5-Ireland nos estaba esperando un poco más al norte para guiarnos por la Causeway Coast Route (entre Belfast y Londonderry) ¡Espectacular! La ruta es tan bonita que sin darte cuenta te ves conduciendo despacito para “saborear” el paisaje. Toda la carretera de la costa está salpicada de paradas casi obligatorias: La Calzada del Gigante, el Carrick-a-Rede rope bridge… , paramos en un pueblecito pesquero y compramos en una caseta el mejor “fish and chips” que he probado nunca… ¡Harían falta al menos dos o tres días para disfrutar de esta zona, y solo tenemos uno!

Off topic: En otra ocasión os contaré la historia del bonito MG que sale en las fotos y de su dueño, todo un pistonudo de raza

Viaje con Mazda MX-5 - Causeway Coast

Causeway Coast

Lo suyo hubiera sido finalizar la jornada visitando Londonderry (Derry para los irlandeses) pero nuestros amigos nos lo desaconsejan, parece ser que ese día hay una marcha anual unionista que podría acabar con algún disturbio… Bueno, yo no creo que sea para tanto, pero ya volveremos algún día… Ponemos rumbo a Letterkenny, al norte de la región de Donnegal, donde dormiremos esta noche.

Saliendo de Letterkenny, recorremos Donnegal hacia el sur, camino de Sligo. Donnegal está muy poco poblado, casi resulta inhóspito, pero nos regala unos paisajes y ambientes mágicos, nos perdemos por carreteras secundarias mientras vamos bajando hacia Sligo… y ahora me doy cuenta de que apenas hice fotos de Donnegal, y no sé porque, quizás estaba demasiado absorto disfrutando unas carreteras con paisajes solitarios pero extrañamente mágicos.

Una visita imprescindible en esta zona son los acantilados de Slieve League, de 600 metros de altura, que están entre los más altos de Europa, impresionantes.

Viaje con Mazda MX-5 - Slieve League

Slieve League

Y ahora que me acuerdo, de Donnegal me traje un “souvenir” un tanto curioso: Recuerdo que circulando por una estrecha carretera, se acercaba en dirección contraria un tractor que llevaba ladrillos de turba en el remolque, y recuerdo perfectamente (de hecho, lo visualicé a cámara lenta) como el remolque saltó en un bache, y uno de los ladrillos de turba salió volando, describiendo una perfecta parábola que indefectiblemente, tendría como destino la aleta derecha de mi inmaculado MX-5… ¡clonck!, me paro, salgo del coche, lo rodeo mientras intento adivinar si la turba sería más dura que la chapa de la aleta o viceversa… y desgraciadamente, compruebo con mis propios ojos que la turba es más dura que la aleta… recurro al inevitable intento de resolverlo con mi dedo mojado en saliva, pero solo sirve para dejar claro que la pintura no había saltado, pero que la aleta lucía un bollo visible a un kilómetro.

Afortunadamente, de vuelta a casa llevé el coche a un varillero profesional, que hizo un gran trabajo eliminando el bollo, aunque de vez en cuando, mientras lavo el coche, y si la luz incide con la intensidad y ángulo adecuados, todavía se aprecia de forma muy, muy ligera el recuerdo, al que he terminado por coger cariño.

Viaje con Mazda MX-5 - Donnegal

Donnegal

Llegamos a Sligo, una pequeña ciudad, y desde casi cualquier punto de ella se ve el impresionante Ben Bullen. Preguntamos en el B&B y nos recomiendan recorrer con nuestros descapotables la ruta circular junto al Ben Bullen, preciosa. Luego, nos perdemos por las carreteras y pueblos pequeños pesqueros de la zona, paseamos por sus solitarias playas…

Viaje con Mazda MX-5 - Sligo

Sligo

¿Y cómo se come en Irlanda?

En primer lugar, ve olvidándote de la variedad de comida de la que disfrutamos en España. En los pueblos, lo más normal es comer en un pub, donde la comida es buena, aunque sencilla y poco variada. En los pubs, suelen ofrecer la sopa del día (una crema de verduras que con su clima, apetece y sienta bien), el Irish Stew (un estofado de ternera y patata realmente bueno) algún plato local, cordero, fish and chips, sándwiches, el pan de soda con mantequilla, unos ricos pasteles de manzana y de ruibarbo… y poca cosa más. Después de un par de días ya lo hemos probado todo, pero acompañado de una Guinness todo está bueno. En localidades importantes hay restaurantes en los que se come realmente bien (las ostras con Guinness están tremendas) pero no son en absoluto baratos…

Salimos de Sligo y seguimos bajando por la costa oeste hasta Clifden, nuestra próxima etapa, paramos en Westport, un bonito pueblo donde se encuentra el famoso pub de Matt Molloys (flautista de Chieftains) ¿Qué no sabes quienes son los Chieftains? ¡Pues no se te ocurra admitirlo delante de un irlandés!

Viaje con Mazda MX-5

Parece que dejar de lado el litoral de Mayo fue un error imperdonable, pero para la próxima no faltará la ruta por la Atlantic Drive, una ruta escénica que pasa por la isla de Achill…

Desde Cliffden, nos acercamos a Killemore Abbey, uno de los sitios más fotografiados de Connemara, e iniciamos la ruta hacia Gallway, toda la ruta que bordea la costa es maravillosa, me pararía cada cien metros a hacer fotos, pero mis compañeros de ruta empiezan a estar un poco cansados de que me pare cada dos por tres, y me han lanzado un ultimátum…

Viaje con Mazda MX-5 - Killemore Abbey

Killemore Abbey

Llegamos al B&B que nuestro amigo de Gallway nos había recomendado: una preciosa casa rústica a las afueras y junto al mar, donde vive una encantadora pareja, enamorados ellos de los inviernos de Málaga, las habitaciones son de postal, y la sala de estar tiene una chimenea que huele a turba quemada…

Gallway es la ciudad más importante de la costa oeste, pero no deja de ser un pueblo grande con mucha vida: estudiantes, músicos callejeros… esta vez tenemos cicerones de lujo, y nuestros amigos de Gallway nos guian por las calles peatonales, llenas de terrazas, músicos callejeros, y de gente paseando.

Viaje con Mazda MX-5 - Gallway

Gallway

Vamos a estar dos días en Gallway, y ya veo que van a ser pocos. No vamos a poder ir a las Islas de Aran (que necesitarían de un día entero) aunque bien mirado, ello nos da una nueva excusa para volver.

Al día siguiente, amanece nublado en Gallway -qué raro- pero no hay que preocuparse, seguramente llueva y luego salga el sol -como casi cada día- así que nos vamos a ver los Acantilados de Moher, un paraje de belleza brutal. Da igual lo bien hecha que esté la foto, nunca reflejará lo impresionante y sobrecogedor de estos acantilados. Para llegar a ellos sin prisas, recorremos las carreteritas que recorren el Burren, un paisaje pedregoso, y a la vez bellísimo, está nublado y conducir nuestros MX-5 descapotados multiplica las sensaciones.

Viaje con Mazda MX-5 - Moher

Moher

Por la tarde hemos quedado de nuevo con la gente de MX5-Ireland, que nos tenía preparada una ruta saliendo de Gallway hacia el noreste. Steve -administrador del foro irlandés dedicado al MX-5- tiene un increíble MX-5 NA al que le ha montado un turbo y modificado el chasis, y parece que tiene buenas manos, por lo que empiezo a preocuparme por el ritmo del “paseo”… Bueno, una vez que queda claro que no podíamos seguirle, relajó el ritmo y disfrutamos conduciendo por paisajes bellísimos. Un dato curioso: en esta zona se filmó la película “El hombre tranquilo”, algo de lo que los vecinos de la zona están especialmente orgullosos.

Viaje con Mazda MX-5 - Ruta Gallway

Ruta Gallway

Killaloe será nuestra próxima parada, no es que el pueblo tenga nada de especial, lo elegimos porque una amiga de MX-5 Ireland tiene un B&B en ese pueblo. En realidad, en Irlanda no importa mucho el pueblo donde te alojes, porque todos son pequeños, tienen su encanto, se visitan en un rato, y en todos hay un pub con comida, cerveza y a menudo, con música en directo, y además, a poco que te descuides, tendrás un lugareño a tu lado preguntándote de dónde eres, o diciéndote que tienes un coche precioso… Recuerdo que mientras cenábamos en el pub del pueblo, unas señoras celebraban su reunión semanal para aprender nuevas técnicas de patchwork e intentaban convencernos de las maravillas de su hobby.

Viaje con Mazda MX-5 - Killaloe

Killaloe

Seguimos la ruta hacia el suroeste y llegamos a una de las zonas más visitadas de Irlanda, con carreteras que rodean sus penínsulas (la más famosa, la de Kerry). Es por eso que decidimos dormir dos noches en Killarney, y es que está perfectamente situado para visitar la zona

En alguna guía habíamos leído que el famoso “Anillo de Kerry” (la carretera que recorre la península de Kerry) estaba abarrotado de turistas, y que tenía mucho tráfico… bueno, el que lo haya escrito debe de vivir en Los Monegros, porque aunque es cierto que nos cruzamos con otros turistas -entre ellos, una pareja mayor en un E-Type- tampoco es para tanto, y se respira tranquilidad. De todas formas, no os limitéis a Kerry, y recorred también la península de Dingle, la vista del valle que llega hasta el mar cuando bajamos hacia el pueblo de Dingle es algo que recordaréis mucho tiempo.

Viaje con Mazda MX-5 - Valle Dingle

Valle Dingle

Y aprovecho para hacer una sugerencia a los que tenéis coches sin rueda de repuesto: llevad un kit de reparación de pinchazos de esos que llevan los motoristas, en caso de pinchazo, os permitirá repararlo de forma muy rápida -se tarda menos que en cambiar una rueda- y os permitirá rodar con total seguridad hasta que encontréis un taller en el que os pongan un parche definitivo.

Viaje con Mazda MX-5

Cork será nuestro próximo destino, una de las ciudades más importantes de Irlanda, pero no lo bastante grande como para no poder visitarla paseando. Cork tiene un animado centro lleno de tiendas, y nuestras copilotas decidieron que lo mejor era emplear el día visitando el máximo número de tiendas de ropa y/o recuerdos posible… Menos mal que en cualquier esquina encontrarás un pub donde tomarte una reparadora pinta. Una vez agotado el presupuesto para compras nos vamos a dar una vueltecita por Cobh, un pintoresco pueblo pesquero, que merece la pena aunque solo sea por lo agradable que es conducir hasta el.

Viaje con Mazda MX-5 - Cork

Cork

Al día siguiente salimos de Cork en dirección a Wexford. Este será nuestro último día completo en Irlanda, mañana tomaremos el ferry para iniciar la vuelta a casa. Por el camino visitamos Rock of Cashel, unas impresionantes ruinas, mientras nos tomamos la ruta con calma, y elegimos carreteras secundarias, disfrutando del paisaje, parando a tomar café de vez en cuando…

Viaje con Mazda MX-5 - Abadía

Abadía

Llegamos Wexford, nuestra última etapa, lo hemos elegido porque está cerca del puerto donde tomaremos el ferry de vuelta. El pueblo es agradable, no es que tenga nada especial, pero apetece pasear por su pintoresco centro, y aprovechamos para hacer las últimas compras (no muy voluminosas, que el maletero del MX-5 es más bien justito…)

Al día siguiente de vuelta al Ferry, cena ligera y pinta de Guinness en el pub de popa mientras escuchamos música en directo, y sentimos cierta tristeza al pensar que esto se acaba…

Después de la noche navegando, desembarcamos en Cherburgo (Normandía), y como nos pilla más o menos de paso, pasamos a visitar el Mont Saint-Michelle. De lejos, ofrece una silueta espectacular, el pueblo amurallado y la abadía están encaramados a un peñasco que se encuentra en una bahía con poquísima profundidad –se convierte en isla cuando sube la marea- y parece sacado de un decorado de Juego de Tronos. Se accede a través de un larguísimo puente, pero a medida que vamos llegando, comprobamos que es tal la multitud que lo visita, que no resulta en absoluto agradable pasear por la estrecha calle principal que lleva a la abadía. Entre la muchedumbre y las abundantes tiendas de souvenirs -la mayoria de dudoso gusto- a uno le cuesta verle el encanto…

Moraleja: si quieres visitar el Mont Saint-Michel, elige un día entre semana, en temporada baja, y mejor por la tarde

Viaje con Mazda MX-5 - Mont Saint-Michel

Mont Saint-Michel

El resto ya os lo imagináis: autopista y vuelta casa.

Y para finalizar la que probablemente sea la peor guía de viaje de Irlanda, solo diré que me encantaría que haberla leído haya despertado tu curiosidad y ganas de salir de ruta con tu coche -a Irlanda o a Segovia. De todas formas, si estás interesado y crees que puedo aclararte alguna duda, solo tienes que comentarlo más abajo.

Algunos consejos que se me vienen a la cabeza

  • Mientras circulas por Irlanda, tienes que ponerle unas pegatinas a los faros de tu coche para no deslumbrar a los vehículos que se cruzarán contigo por la derecha (las venden en el barco) ¿Qué no te mareas? Eso es lo que tu crees, en todo caso, yo de ti me tomaría una o dos biodraminas justo antes de embarcar…
  • El problema en las rotondas no es hacerlas al revés, el problema es que cuando entras, sueles ir mirando hacia tu izquierda, pero allí, los coches que circulan por la rotonda te llegan por la derecha… Una vez en carretera, es difícil equivocarse y conducir por la derecha.
  • ¡Cuidado al girar en los cruces! Si no vas concentrado, es relativamente fácil olvidar que tenemos que conducir por la izquierda, equivocarse y colocarse en el carril derecho…
  • La densidad de población es baja, los pueblos son más bien pequeños, la gente conduce de forma muy educada, por lo que en general, la conducción es muy agradable, y si descontamos Dublín, Belfast y Cork, se aparca con facilidad
  • Las carreteras secundarias -la mayoría- son muy estrechas y onduladas
  • El asfalto es diferente, y el mojado agarra mucho más que el asfalto patrio
  • En Irlanda las velocidades máximas están en kms, en Irlanda del Norte, en millas
  • En Irlanda del Norte usan Libras, y en Irlanda, Euros
  • En algunos hoteles y B&B pueden hacerte la colada, nosotros acordamos previamente con un B&B que nos la hicieran a mitad de ruta
  • Los pubs irlandeses son multifunción, pues sirven para tomar una cerveza, para comer de forma sencilla (a menudo es la única opción) para escuchar música… en los pueblos pequeños, viene a ser el local social.
  • A normal

    Interesantísimo viaje. Yo pasé una temporada en el foro de mx5forum porque estuve a punto de comprarme un MX-5 ND 2.0 y aprovecho para decir que todos los miembros del foro se portaron de fábula. Como casi-comprador de un MX5 siento una enorme envidia sana porque habéis hecho realidad uno de mis sueños: realizar un viaje largo en un coche de sensaciones deportivas. Personalmente no escogería el mismo destino (prefiero el sol y el glamour de la costa mediterránea francesa, la frondosidad de la selva negra alemana o las carreteras sinuosas de los alpes italianos y suizos) pero me parece una enorme suerte que podáis conocer otras culturas de mano de lugareños y vivir esas aventuras en vuestros propios coches acompañados de vuestras parejas. A mí sólo me falta el coche, los amigos “cocheros” y la pareja. Es decir, todo 🙂
    Enhorabuena por el artículo y por la valentía a la hora de afrontar semejante aventura sobre ruedas que seguro mereció mucho la pena.

    • http://www.mx5forum.es goseatonio

      ¡Me alegro de que te haya gustado el reportaje!

      Espero que puedas realizar algún día tu sueño, yo he estado con mi MX-5 en los Alpes Suizos, La Bretaña francesa, País Vasco, Asturias, La Toscana… y cuando mis hijos todavía venían con nosotros, en Escocia, Inglaterra, sur de Alemania (incluida la Selva Negra) Francia, Galicia… por lo que puede asegurarte que se disfruta muchísimo mas en un descapotable.

      Lo bueno de un roadster en estos viajes no son en realidad las sensaciones deportivas, pues uno conduce despacio para disfrutar del paisaje, lo bueno en realidad es que todo se saborea muchísimo mas, y si no, pregúntale a mi mujer…

  • Rest

    Un diario de viaje adornado con esas bellas instantáneas, hace sumir a cualquiera en la más absoluta de las abstracciones.

    Entre tanto entretenido, me han marcado dos detalles: los primeros contactos con una glorieta ( cuidaito ahí, que estamos invadidos y el chip tira pa’l monte ), y lo que parece ser, en una de las aceras subiendo, algún grado de consanguinidad de mi border collie ( muy típico en Irlanda desde tiempos ancestrales ).

    • http://www.mx5forum.es goseatonio

      ¡Me alegro de que te haya gustado!

      Simpático el perro, se nos quedó mirando, como diciendo “Estos turistas, fotografiandolo todo… !

  • Edgar Irizarry

    Mientras leía tu aventura no hacía nada más que sonreír como si de felicidad se tratara ya que me sentí parte del viaje:-):-)
    Algo más; conté 13 miatas,…. Fueron los 13 juntos a Irlanda????

    • http://www.mx5forum.es goseatonio

      ¡Me encanta que te hayas sentido parte del viaje, es mucho más de lo que esperaba!

      Fuimos 2 Miatas, el resto eran de amigos irlandeses que nos acompañaron en algunas rutas, ¡son super-hospitalarios!

  • Kevin

    Destaco el comentario que haces: “Hay que tener en cuenta que al estar acostumbrados a conducir en el asiento izquierdo, es bastante difícil calcular por donde pisan las ruedas izquierdas y adivinar el espacio que necesitamos en ese lado si conducimos un coche con el volante a la derecha”.

    Para mí sin duda lo más delicado de conducir por la izquierda con un coche con volante a la derecha. Los cruces, semáforos (en mi caso no era Irlanda sino Japón, y el funcionamiento de los semáforos es diferente al nuestro), adelantamientos, cambiar con la otra mano… a eso se acostumbra uno rápido.
    El subconsciente es poderoso y en mi caso éste quería situar el coche de tal forma que mi cuerpo estuviera en el mismo sitio (respecto al ancho del carril) que si estuviera sentado en el asiento delantero izquierdo, así que si no estás atento, puedes ir un rato con parte del coche en el arcén, o incluso tocar en algún bordillo, acera o similar.

    PS: parece que va por buen camino el tema de las colaboraciones

    • http://www.mx5forum.es goseatonio

      Pues si, tal y como explicas, es complicado conducir desde el asiento derecho, porque no acabamos de “situar” el coche bien centrado en nuestro carril, y acabamos conduciendo demasiado a la izquierda…

      ¿Y que tal se conduce en Japón?

      • Kevin

        La impresión que me ha dado el conducir en Japón, en mi corta experiencia por sus carreteras (poco más de 300 kms en un MX5 ND 1.5 de alquiler, y unos pocos más en un pequeño Nissan de alquiler) es que la gente es bastante cordial y se respetan más las “normas no escritas”. No entraña ningún peligro conducir si estás atento al tema de centrar el coche en el carril. Los límites de velocidad son exageradamente bajos en algunos puntos, con las autovías/autopistas a 80kmh o 100kmh. Y lo único que hay que aprender antes de empezar a circular es que hay señales un poco diferentes (por ejemplo el stop es como nuestro ceda el paso pero enteramente en color rojo) y entender el funcionamiento de los semáforos.

        Mi conclusión después de algo más de 2 meses a pie de calle: No es país para tener vehículo privado si vives en una ciudad medianamente grande, puesto que no hay aparcamiento gratuito en las calles, sino que todo son recintos de pago, y en algunas ciudades (como Tokyo) incluso tienes que demostrar que tienes plaza de garaje propia antes de que se te autorice a comprar un coche. Esto hace que el tener vehículo (incluso moto, porque tampoco se pueden aparcar tan alegremente como en España) sea un poco un dolor de cabeza a menos que tengas algún aparcamiento específico cerca de allí a donde pretendas ir. Probablemente en zonas más despobladas esto no sea así, pero en las principales ciudades no merece la pena tener vehículo propio, a menos que tengas una situación económica bastante buena, o en caso contrario como mucho tener una moto/scooter. El transporte público funciona muy bien, pero desgraciadamente cierra de noche (aprox. entre 00:30 y 04:30 a.m.).

        • http://www.mx5forum.es goseatonio

          Supongo que tener un coche en una ciudad debe de ser todo un lujo.

          Es un país que siempre he querido visitar, espero poder hacerlo, aunque me temo que no podrá ser con mi MX-5… 😉

          • http://www.javiercostas.com/ Javier Costas Franco

            Únicamente los keiji-dosha (coches pequeños, hasta 3,4 metros, placas amarillas) están exentos de tener plaza de aparcamiento propia, y se pueden meter en muchos sitios, incluso en el patio de algunas viviendas. Son casi la mitad del mercado JDM por algo, y solo los vas a encontrar en ese país. Si piensas en ello, es lo más lógico.

          • Kevin

            Aunque estés exento de tener plaza, sin ella tener coche privado es una locura, hasta el último palmo de terreno tiene dueño, sobretodo los patios de las viviendas.

  • Rau2rau

    Como lector asiduo de Pistonudos, lo primero mi enhorabuena por el artículo, bien escrito y muy entretenido.
    Lo segundo y como residente en Irlanda desde hace unos años te digo, habéis hecho muy buena ruta, con lo que habéis hecho te llevas una idea perfecta de como es Irlanda, su historia y sus gentes. Yo no tengo un MX-5 (no por falta de ganas) pero mi Mitsubishi FTO y yo estaremos listos si vuelves por estas tierras!

    • http://www.mx5forum.es goseatonio

      ¡Tomo nota, me encantaría!

  • kafernoir

    Apreciado Gose,

    Hasta hoy no había tenido la ocasión de leer del todo tu viaje ya que en ocasiones me habías comentado parte de él, por ello, sólo puedo decir una cosa ¿Cuando nos vamos? Me has puesto los dientes largos. 🙂

Fonts by Google Fonts. Icons by Fontello. Full Credits here »