Alfa Romeo 159 (2005-2011)

by Daniel Murias Andrade on 28 febrero, 2016
Un modelo de transición

De aspecto deportivo y con un comportamiento dinámico a la altura de su reputación, el Alfa Romeo 159 sufrió las consecuencias del «divorcio» de Fiat y GM, con una salida al mercado precipitada equipando componentes que no estaban a la altura, como algunos de sus motores.

Presentado en el Salón de Ginebra de 2005, tenía la difícil tarea de sustituir al 156. El 159 debía ser un coche con mayor contenido tecnológico, más grande y con mejores prestaciones que su predecesor. Hoy, sabemos que no fue así.

 

Carrocería italiana…

alfa_romeo_159

El diseño creado por el estudio de Giugiaro, Italdesign, bebía del concept car Brera (Salón de Ginebra de 2002), que él mismo había diseñado. La filiación con el concept es evidente en el frontal y en los flancos. Y más aún cuando en el Salón de Ginebra se desveló el 159 al mismo tiempo que el Brera de serie. A bordo, Brera y 159 compartían incluso salpicadero. Éste tomaba por base las grandes líneas del tablero del 156 en un clave más maciza, especialmente si hablamos de la consola central.

El chasis era una evolución de la ambiciosa plataforma «Premium» desarrollada entre General Motors y Fiat, pero que finalmente sólo usaría Alfa Romeo. Inicialmente, debía servir de base para modelos del segmento D y E que comercializarían Cadillac y SAAB además de Alfa Romeo. Tras finiquitar la joint-venture entre los dos grupos, Cadillac y SAAB se retiraron del proyecto de plataforma comuna. Los ingenieros de Arese se vieron solos con un chasis casi completo y decidieron adaptarlo para un modelo del segmento D.

alfa_romeo_159_salpicadero

Ese lejano origen como base para un segmento E de su plataforma se aprecia en las dimensiones del 159. Éste mide 4,66 m de largo (+23 cm con respecto al 156), 1,83 m de ancho (+9 cm) y 1,42 m de alto (+3 cm), mientras que la batalla es de 2.700 mm (+105 mm). Las suspensiones delanteras de doble paralelogramo disponían de elementos en aluminio, mientras que detrás los ingenieros recurrieron a un esquema multilink (tres brazos transversales y uno longitudinal).

 

…y corazón General Motors.

V6 Alfa Romeo JTS

En el lanzamiento comercial del coche siete motores estaban disponibles, cuatro gasolina y tres diésel. Los motores de gasolina son esencialmente de origen GM. El 1.8 MPi 16V 140 CV de acceso a la gama era de fabricación GM. Se trata del mismo motor Ecotec que se podía ver en los Opel Astra y Vectra así como en el SAAB 9-3.

Del mismo modo, los 4 cilindros 1.9 JTS de 160 CV y el 2.2 JTS de 185 CV procedían del banco de órganos de General Motors, pero con una culata modificada por Alfa Romeo para la adopción de la inyección directa.

En cuanto al 3.2 JTS era una novedad. Se trata de un V6 a 60º de 3.195 cc con culata de 24 válvulas desarrollado por la australiana Holden expresamente para Alfa Romeo y que forma parte de la familia GM HFV6. Esa familia de motores, con una cilindrada de 3.6 litros, equipó una treintena de modelos del grupo GM (Buick, Opel, Cadillac, Holden, etc). En el caso del Alfa Romeo 159, su V6 lo fabricaba Holden en Australia y lo enviaba a Italia. Cabe destacar que todos los motores de gasolina denominados JTS equipan una distribución por cadena, inyección directa y un doble variador de fase, tanto en admisión como escape.

alfa_romeo_159_3.2_jts_q4

Mientras que los modelos de 4 cilindros eran tracciones delantera, el V6 3.2 equipaba la tracción integral Q4, con una evolución del diferencial central Torsen C que incorporaba el diferencial delantero y otorgaba así un deslizamiento limitado del 20 %. La transmisión Q4 podía repartir el par motor entre los dos ejes desde una proporción de 22/78 hasta 72/28, pasando de tracción delantera a tracción trasera y vice versa en función de las condiciones de adherencia y ritmo que el conductor pueda imprimer al coche. El V6 Q4 estaba disponible con cambio manual de 6 relaciones y automático Q-Tronic de 6 marchas.

La gama diésel, por su parte, se componía del 1.9 JTDm disponible en dos niveles de potencia, 120 CV (culata de 8 válvulas) y de 150 CV (culata de 16 válvulas), y del 5 cilindros de 2.4 JTDm de 200 CV. A destacar que los dos 1.9 JTDM equipan el filtro de partículas DPF.

 

159 Sportwagon

alfa_romeo_159_sportwagon_ti

Siguiendo el éxito del 156 Sportwagon, los dirigentes de Alfa Romeo repitieron modelo con el 159. Un año después de su presentación en el Salón de Ginebra de 2005, el 159 estrenaba carrocería break también en la muestra helvética.

Más que una simple carrocería familiar, el 159 Sportwagon era casi un modelo aparte en la gama, con su propia elegancia y deportividad (al menos en el diseño). El break también era obra de Giugiaro, pues el Sportwagon había sido diseñado en paralelo con la berlina. Salvo por las evidentes diferencias en la zaga (que hacían que el break pesará de media unos 50 kg más), sedan y break eran idénticos: desde la longitud (4,66 m) hasta la gama de motores y pasando por la mayoría de los paneles de carrocería.

 

El Restyling de 2008

alfa_romeo_159_ti

 

La validez del diseño original del 159 nunca se puso en duda. De hecho, con motivo de la actualización del 159 en 2008, los cambios estéticos son tan mínimos (el marco de los faros, por ejemplo) que en realidad el coche no ha cambiado nada. Los cambios más reseñables se efectuaron en el habitáculo (nuevos asientos, nueva tapicería y un panel de instrumentos con una nueva presentación). Sin embargo, el cambio más importante no era visible y afectó a la estructura del coche: se empezó a usar aluminio en diferentes partes del chasis reduciendo el peso del chasis en 45 kg.

A la gama, se incorporaba el V6 3.2 en su versión de tracción delantera y cambio manual de 6 marchas. Mientras que toda la gama equipa el emulador de diferencial autoblocante Electronic Q2 (es una función del ESP que frena la rueda que pierde adherencia).

alfa_romeo_159

En 2009, el Salón de Ginebra es motivo de otra actualización, con cambios menores en el interior y la introducción de dos nuevas motorizaciones de creación Fiat. El primero de esos nuevos propulsores es el 2.0 JTDM en sustitución del 1.9 JTDm. Se trata de un 4 cilindros en línea turbodiésel de 170 CV a 4.000 rpm y 360 Nm a 1.750 rpm. Poco después, ese mismo motor se ofrecería en versión Eco con emisiones de CO2 de 132 g/km (142 g/km para el 2.0 JTDm). A destacar que el 2.4 JTDM de 210 CV deja de fabricarse.

El segundo de estos nuevos motores es un 4 cilindros de 1.742 cc (83×80,5 mm) sobrealimentado por turbo y que equipa el 159 TBi. Eroga 200 CV a 5.000 rpm y entrega 320 Nm desde tan sólo 1.400 rpm. El motor tenía una entrega de potencia muy linear y constante que otorga una rápida respuesta al acelerador. Permitía la 159 TBi cubrir el 0 a 100 km/h en 7,7 segundos.

alfa_romeo_159_ti

El Alfa Romeo 159 dejó de fabricarse en octubre de 2011. Ya en 2010, los motores más potentes dejaron de fabricarse y formar parte de la gama del 159. El último año, la oferta en gasolina se limitó al 1.750 TBi, mientras que a principios de 2011, la gama del 159 se limitó a los motores diésel JTDM de 136 CV para la berlina y 170 CV para el Sportwagon.

El Alfa Romeo 159 sin bien hizo honor a su predecesor en términos de diseño, no hizo gala de un comportamiento dinámico tan superior, mientras que sus mecánicas, salvo quizá la TBi, eran sin alma. No era un mal coche, pero no tuvo buenas cartas. Tener que sustituir el Alfa 156 era una tarea muy difícil, pues había dejado el listón muy alto. El 159, lo tendrían que haber realizado en Alfa Romeo de principio a fin, sin embargo los ingenieros de la marca se vieron obligados a componer con un chasis inacabado a la vez que demasiado avanzado y fruto de demasiados compromisos como para volver a empezar de cero. Al final, el 159 se quedará como un modelo de transición en la saga de las berlinas Alfa Romeo.

alfa_romeo_159

 
alfa_romeo_159

 

 

 

 

LOAD MORE
End of the line!
comments
Leave a reply
  • Stuka
    28 febrero, 2016 at 10:46 pm

    Desconozco que tal era su comportamiento, dinámica, etc… pero estéticamente era la única berlina de su generación que me hacía girar la cabeza para ver su línea (aún lo hace).

  • Nachotestarossa
    28 febrero, 2016 at 10:48 pm

    Es una pena. Su belleza es indiscutible

  • Kaanere
    29 febrero, 2016 at 1:02 am

    Hay que decirlo, es uno de los coches más bonitos en existencia. Lástima que la dinámica no esté a la alura.

  • Danielrs500
    29 febrero, 2016 at 2:56 am

    ESPECTACULAR………..es realmente hermoso, y no entiendo la razón por la que el equipo e diseño de Alfa Romeo no continuo con esta linea de diseño, considero mucho mas armónico su diseño que el del Giulia, y esque el 159 no tiene tacha alguna a nivel de diseño, mientras que el Giulia tiene un frontal desproporcionado, el 159 es totalmente atemporal, si volviese al salir al mercado tendria igual o incluso mejor acogida por parte del mercado, desconozco a nivel de fiabilidad como anda este auto, pero aca en Colombia, su precio resulta bastante tentador, sin tener mucho recorrido, pero lo que si he sabido es que su mantenimiento es muy costoso, incluso mayor al de un Mercedes Benz clase E, lo cual me parece escandaloso, no se si en Europa ocurre lo mismo.

  • Luis Vzla
    29 febrero, 2016 at 3:04 am

    Este es uno de esos vehiculos que siempre lamentare no haber podido comprar. El 159 lo presentaron aca en Venezuela en el poliedro de Caracas y se esperaba que llegara al pais en el 2008. Lo fui a ver y estaba decidido a hacer el esfuerzo para comprarlo pero el presidente del pais en ese momento en una cadena nacional ordeno que se eliminaran los dolares para la importacion de vehiculos y finalmente el Alfa nunca llego… Una pena, estaba realmente «enamorado» de ese coche!

  • 29 febrero, 2016 at 3:17 am

    ¿Y el 166 lo comentaréis por aquí? Solo queda ese xD

  • Juan Ligero Lopez
    29 febrero, 2016 at 7:42 am

    Afortunadamente, desde 2010, en concreto el 2.2 JTS es mi coche. Una belleza, comportamiento sin ser nada del otro mundo el motor en altas es….. digamos muy italiano, nada eficiente, nada agresivo, pero un sonido sublime. Contentísimo con la compra que hice en su momento. 0 problemas.

  • 29 febrero, 2016 at 11:08 am

    De todas las pruebas de este coche que he leí, no lo he probado, no saqué que fuera un coche que cojease en el apartado dinámico de hecho siempre la ponían como una berlina con muy buen comportamiento, más aún si tenemos en cuenta su peso que en su momento era muy alto, puede que el 156 pusiera el listón muy alto en ese aspecto pero eso no implica que el 159 sea malo

    • Mepatinaelembrague
      29 febrero, 2016 at 11:49 am

      Completamente de acuerdo, y yo si que lo he probado y el coche va muy bien dinamicamente, y su reparto de peso y su manera de pisar, cuando vas al volante creo que es de las mejores que he conocido

      • Daniel Murias
        29 febrero, 2016 at 1:52 pm

        Lo probé en su día en la presentación internacional en Italia. Sí, es un buen coche y va muy bien. Lo que pasa es que no es tan bueno como el 156. Y eso en un coche que se supone que debe mejorar al anterior te deja un mal sabor de boca. Recuerdo incluso que el V6 me gustó muchísimo y me criticaron por ello. Es verdad que no tenía el mismo sonido ni la misma rabia que el V6 del GTA, pero no era malo.

        • Carlos Andres
          29 febrero, 2016 at 11:18 pm

          Dejaron un Margen «Espacio» desde el Año 2011 hasta la presentacion Oficial de su Sucesor del «Giulia» este 1 de Marzo a los Periodistas del mundo en el certamen de Ginebra motor show. ¿a que se debe esos 5 años sin ver un sucesor solo este año con el Giulia eso me huele a que estan quebrados y no tienen el dinero para nuevos desarrollos de coches nuevos? Abrazos Daniel y Gracias
          PD: tambien te leo por Motorpasion, Besos.

  • Gonzalo Vazquez
    29 febrero, 2016 at 11:19 am

    El Alfa Romeo más lindo de todos desde hace muchos años. Ni hablar que incluyo a los nuevos que son espantosos.

  • Carlos Andres
    29 febrero, 2016 at 12:59 pm

    todos hableis aqui que es un estupendo coche, hermoso y muchos cosas mas, ¿pero por que nunca tuvo exito en ventas en el mundo donde se vendia, si dicho reconocimiento tuvo que parar su produccion y dale de baja por malo en ventas?

  • Poleman
    29 febrero, 2016 at 1:31 pm

    Yo tengo entendido que el chasis era de lo mejor de su época, y que los motores diesel si bien no eran los que menos gastaban, han acabado teniendo una fiabilidad superior a la media. Corrígeme si me equivoco.

  • FRNGR
    29 febrero, 2016 at 1:43 pm

    Uno de los Alfa Romeo más bellos de esta generación y de su historia (no que sea mejor que el Giulia original, pero sin dudas es de lo más bonito que ha producido), ha sido la razón por la cual el Giulia nuevo me ha sabido algo amargo en su presentación.

  • Gotzon
    29 febrero, 2016 at 3:43 pm

    …bien, para mi tambien el Alfa mas bello de los ultimos años, con un aspecto imponente.
    Alguien sabe si se presentara la gama completa de los nuevos Giulia en Ginebra?, se me hace la espera eterna!

  • Jose Escanilla
    29 febrero, 2016 at 4:53 pm

    Es un buen coche, yo he podido conducir alguna vez un 2.2 de gasolina y me parece un coche precioso, con interior original, un motor muy decente y un buen comportamiento. Y lo dicho, estéticamente sigue siendo «top».

    El problema es que en anteriores Alfa podías decir «es caro, el acabado es justito y el maletero canijo, pero bufff, como suena, que divertido es conducir, se lo perdono todo». El 159 tiene un acabado correcto, buen equipamiento,unos motores correctos, una habitabilidad correcta, es correctísimamente estable y seguro…pero aparte de la estética, no tiene nada especial. No tiene un sonido especialmente bonito, no tiene un comportamiento deportivo, ni siquiera tiene pedigrí de competición como los 75 o 156. Y es una injusticia con un coche magnífico…pero el que estaba dispuesto a pagar más que por un generalista (Mondeo, Insignia, etc) al final ponía los ojos en los alemanes.

  • jose
    29 febrero, 2016 at 6:06 pm

    Yo no diría para nada que su dinámica es mala, al contrario en su día fue de los mejores del segmento, véase un vídeo comparativo en el que deja en ridículo hasta al bmw serie 3 e90, lo que sí sucede es que no transmite ni la mitad de lo que hace un 156. El 159 tiene un comportamiento más burgués más adecuado para autopista y curvas rápidas, mientras que el 156 es más ratonero y ágil.
    Su belleza es indiscutible y en cuanto a calidad y ajustes fue de lo mejor que había hecho Alfa hasta el momento. El problema fue que no supuso un paso hacia adelante tan grande como lo fue el 156 el día que se presentó y eso ligado a todo los problemas de la compañía, el hecho de tener que usar motores «prestados» lo hicieron un modelo «en tierra de nadie» que aguantó por méritos propios 5 años en el mercado como pudo.
    Conozco a varios propietarios de 159s y todos hablan muy bien de él, de su estética, de su interior, de su comportamiento… creo que eso es de lo mejor que se puede decir de un coche.

  • Josele
    29 febrero, 2016 at 8:59 pm

    Sólo le faltó una cosa… Propulsión

  • Josele
    29 febrero, 2016 at 9:00 pm

    Y parece que le sobró otra… kilos

  • Manuel Cañete
    29 febrero, 2016 at 10:55 pm

    Daniel! Excelente artículo! Habrá un especial BRERA?

  • Tarareando
    1 marzo, 2016 at 3:25 pm

    En mi familia hemos tenido en el tiempo 156, 146, 147, 166 y 159. No somos “alfistas”, pues ha habido y hay modelos de diferentes marcas de todo tipo y características en el tiempo, desde generalistas, tipo seat, ford, citröen, renault, suzuki, toyota, fiat, nissan, a “premiun”, tal que varios bmw´s, mercedes, volvo… (Audi no, es una marca “desterrada”, como ww) .

    El 156, del que yo disfruté diez años en gasolina (con un motor twin spark de 150 cv propio de la marca que era maravilloso, especialmente entre las 5.000 y 7.000 vueltas) fue el mejor; una bestia parda, un purasangre de la carretera que te pintaba una sonrisa a cada momento, desde al verlo, al conducirlo. El 166 todo lo contrario, decepcionó por la escasa fiabilidad de su pionero motor 2.4 jtd (con el novedoso entonces “common rail”). Aunque su acabado era muy bueno (salvando los botones del cd), y su comportamiento igualmente soberbio (para lo que es una berlina ya grande, y sin ayudas también), fue un coche que salió malo; de motor. El 146, por el contrario (con propulsor alfa gasolina twin spark también, pero rebajado a 120 cv), sigue con nosotros tras 17 años y muchos kms sin ninguna avería reseñable, dispensándole además trato duro y de varios conductores en el tiempo (contradiciendo a los “cuñados de bar”, e incluso, a las estadísticas de ITV´S alemanas sobre éste modelo en concreto). El interior para ésta edad se conserva pero que muy bien durmiendo en la calle, solo se ha estropeado un asidero de manos del techo, el motor de arranque, y el caudalímetro; reparaciones baratas y rápidas. Sigue andando bien (lo mismo que consume de siempre; bastante) sin perder ni aceite, ni otros vicios típicos de coches ya muy viejos. Y me dá que llegará a los 20 años, o más.

    El 147 muy bonito, buen motor diesel y chasis, pero algo puñetero en la electrónica a veces (y falto de maletero acorde a su nicho de mercado). Y del 159 hubo un 2.4 jtd 200 de cv inicial que salió malo de motor (nuevamente el mismo propulsor 2,4 jtd de 5 cilindros pero vitaminado) y fue sustituido rápidamente con descuento/colaboración de la marca por un 1.9 jtd que, sin embargo, no ha tenido ningún problema en 6 años y bastantes kms ya.

    La fiabilidad en general de Alfa Romeo en estas dos décadas por nuestra experiencia (algo que siempre se encona en debates) ha sido buena o muy buena en comparación con las demás marcas, exceptuando el motor 2,4 jtd que equipaban el 166 (en 136 cv) y el primer 159 (en 200 cv), que salieron malos. Yo creo que tienen o tenían un fallo base de diseño.

    Si tuviese que definir a la marca, diría que tenía personalidad, pero que la empezó a perder con el 159, y ya hoy no la tiene. Así que por mi parte me enfoco más ya a otras como mazda (generalista), o subaru (semi-premiun).

    El 159 tenía la difícil misión de sustituir a un gran coche con sus luces y sombras, el 156 (apodado “el tragabombillas”, pues como único fallo molesto en 300.000 kms, recuerdo que zampaba bombillas que daba gusto, las de cruce y posición, supongo que también sería por la suspensión deportiva que pedí de fábrica, una delicia exquisita en la práctica), y además, al buque insignia de la marca, al 166, el cual quedó sin sucesor en su día como le ha pasado al mismísimo 159 también. Lo tenía muy complicado, con dos nichos diferentes a cubrir y un antecesor mítico. Se aburguesó demasiado; pesado y fondón, teutón sin serlo, aunque con una rigidez de chasis tremenda (y propia). Perdió gran parte de ese disfrute y efectividad-seguridad en el comportamiento definitorias de la marca (sin para nada ser inseguro, simplemente, “del montón”), aunque mantuvo el diseño atemporal de la misma en su preciosa estampa. No daba la sensación al conducirlo de ser un alfa romeo (normal, ya era más un guisadillo variado de proveedores multi-todo), y para rematar, cayó en unos acabados muy pero que muy rebajados en comparación al 166, que los tenía muy buenos (se notó aquí el ahorro de costes, y la crisis del grupo). Pienso que es un buen coche, pero no un alfa romeo, salvo en lo estético. Lo que sí creo es que debe tener una seguridad pasiva considerable, aunque gracias a dios no hemos comprobado esto, yo no soy su conductor usual.

    De todos los coches que he tenido y probado de esta marca y en general, que no han sido pocos, el único que recuerdo es el 156. No he conducido aún un vehículo con un mejor chasis neto sin ayudas; un coche con una complicidad conductor-máquina mejor en conjunto (y siendo un tracción delantera, algo a priori extraño a mis ojos). Los he conducido o adquirido con mucha menor o mayor potencia, configuración mecánica, especificaciones, o equipamiento, y no he adquirido deportivos ya en sí tipo porsche, ferrari, etc…. Pero a mi gusto y rango de precios-usos «mortal» sólo subaru se encuentra hoy cerca/igual/ o un poco por encima en esto, y mazda se le acerca de lejos, junto a bmw. Hubo antaño algún focus que también a mi gusto destacaba, pero murió el concepto en sus evoluciones.

    Los alfas actuales son ya como el resto; electrodomésticos con tripas multiplataformistas, pero viviendo del pasado. Aunque eso sí, hermosos, como todos los que ha habido con sus excepciones, y como todo que se ha de vender por marketing hoy.

    Del giulia ya veremos. Dudo que la marca vuelva por sus fueros. Para empezar, hoy a casi nadie le interesa nada del “placer de conducción” (a no ser que sea ponerle mil gadches, sobre todo de tipo electrónico o virtuales al coche) o del “carácter” (a no ser que sea ponerle muchos estribos y llantas grandes), y a los que vienen jóvenes, aún menos les importa. Y para seguir, alfa tuvo un momento en que, tras ser absorbida por fiat, usaba a ésta en ciertas cosas en que estaba desfasada o tenía falta de calidad, y mantenía lo bueno suyo propio anterior evolucionándolo en otras, lo que unido al ingenio y a la necesidad de salir adelante, hizo que llegasen sus mejores momentos. Pero no se puede volver a ese punto; ni lo demanda el mercado, ni alfa es mínimamente genuina/semi-independiente para ello. Más allá de un coche extremo de representación que hasta ahora nos venden con este giulia, lo que en verdad significaría el renacer de esta marca, sería encontrar su adn en coches de un precio “asequible”, ya sea premium o semi-premiun; un coche que puedas usar cada día y al que le notes carácter propio aún sin acelerar y entre semáforos. Pero eso ya no es posible. Como en unos años dejará de serlo para las poquísimas marcas que aún mantienen el placer de conducir y sus señas de identidad. Hay que adquirir uno de estos antes de que se extingan. Y cuidarlo.

    Un saludo a todos.

    • Al
      2 marzo, 2016 at 12:13 pm

      Agradecida y exclusiva opinión entre océanos de vacua tinta que comparto en su mayor parte. Salvo el 4c y el 156 con el motor gasolina que dices no ha habido ningún Alfa que hiciera el más mínimo honor a su nombre en los últimos 20 años.

      Mucho fanboy dieselíticos y desconocedores de la marca y de sus motores boxer, direcciones y suspensiones, abundan hoy en día.

  • siberian
    1 marzo, 2016 at 11:29 pm

    Me quedé con las ganas de tener entre mis manos un 1.8 turbo, bueno, un 1750 TBi, para mi junto al 75, el sedan más interesante de Alfa.Desde mi ignorancia, siempre pensé que mejoraba en todos los aspectos al 156.

  • chris rock
    2 marzo, 2016 at 7:45 pm

    Precioso, he querido comprar uno pero su precio incluso de los primeros sigue siendo alto.

You must log in to post a comment

Fonts by Google Fonts. Icons by Fontello. Full Credits here »