Renault presenta en Frankfurt al SYMBIOZ y Mégane RS (al fin)

by Javier Costas on 12 septiembre, 2017
Del hogar con ruedas al mejor Renault para quemados

Los prototipos y los coches conceptuales a veces sirven para viajar a un futuro imaginario, en el que los ingenieros y diseñadores se dejan guiar por la inspiración pura. El producto de eso es el SYMBIOZ, algo más que un coche que se expone en el Salón de Frankfurt. Autónomo, eléctrico y conectado; esta tríada puede producir rechazo al entusiasta, pero en década y media esto puede ser una realidad tangible.

SYMBIOZ, como prototipo, es una visión de la movilidad en el año 2030. Totalmente eléctrico e integrado en el hogar, como una prolongación móvil del mismo y como una habitación extra. Renault y sus colaboradores externos han diseñado una casa que está en simbiosis con el coche, de ahí el nombre. Pretende ser una habitación rodante.

Los cuatro ocupantes se acomodan en un habitáculo muy luminoso bajo el cual hay baterías de gran capacidad: 72 kWh. En condiciones de uso en autopista eso son 500 kilómetros por lo menos. Será posible cargar -a un ritmo muy elevado, no en casa- el 80% de sus baterías en solo 20 minutos. La cifra de potencia facilitada es de 500 kW, que quita el hipo: 680 CV, y 660 Nm. Pese a lo impresionante del número su 0-100 km/h es más típico de un coche de 250-300 CV, menos de 6 segundos.

Los motores eléctricos del SYMBIOZ están colocados en el eje trasero, uno por cada rueda, para aprovechar más el espacio del habitáculo. Por dimensiones exteriores es como un coche actual del segmento D, pero con el espacio interior de uno del segmento E. No hay ni árbol de transmisión ni consola central.

Puede conducir en modo totalmente autónomo, retirando los mandos y proporcionando aún más espacio. La iluminación exterior del coche cambia en consonancia. También permite conducción manual, incluso tiene un modo “deportivo” en el que se enfatizan las sensaciones, pero no parece un futuro coche de entusiastas. Es fundamentalmente un enfoque pragmático del futuro del automóvil.

La tecnología MULTI-SENSE cambiará la dinámica, perfume, iluminación, música, etc.

Los asientos de la primera fila son reversibles y se puede contar con una mesa plegable entre las dos filas. El coche es capaz de identificar a sus pasajeros y recordar sus preferencias. Está conectado al hogar, desde conexión a los electrodomésticos como optimizado para cargar en el mejor momento y ante la previsión del siguiente viaje. ¿Apagón? No pasa nada, el coche tiene energía suficiente para varios días.

A finales de año habrá coches de prueba muy parecidos a este poniendo a prueba la futura tecnología totalmente autónoma. El conductor podrá desconectar por completo, hasta el punto de poder usar una simulación de realidad virtual. El coche, si se encuentra ante un imprevisto que no pueda gestionar, se colocará en el arcén. Hasta puede meterse en carriles de telepeaje solito. De los cinco niveles SAE de autonomía, alcanza el cuarto, apto para carreteras preparadas (autovías y vías rápidas).

La visión de movilidad de este coche nos planta en un futuro en el que muchas cosas han cambiado, de la misma forma que en los años 60 lo normal no era tener un televisor, lavadora, lavaplatos, aire acondicionado y otras tantas comodidades modernas (al menos para gente corriente). Lo normal será viajar de forma que no se “consuma” tiempo, una prolongación de la vida en el hogar, tanto a la ida como a la vuelta.

Las puertas se abren en sentido contrario, el techo en forma de alas de gaviota. Sin ser un SUV, permite sentarse y levantarse con total comodidad, sin altura ni azúcares añadidos. Tampoco habrá que preocuparse de los enchufes, podrá cargar por inducción. ¿Y en marcha? Ya se están haciendo pruebas piloto -al margen de este prototipo- para valorar la viabilidad de la idea. Por último, decir que también intercambiará información con el resto del tráfico para anticipar los peligros mucho antes de toparse con ellos.

Renault Mégane RS
Bajando un poco más a tierra, se acabaron los rumores y especulaciones sobre el nuevo Mégane RS, 13 años después de la aparición del primer coche con esas siglas. Lo primero es lo primero: el motor es un 1.8 turboalimentado con 280 CV y 390 Nm entre 2.400 y 5.000 RPM. No es el más rápido del gallinero, pero seguramente dejará un buen sabor de boca en el Ring.

El nuevo motor bebe menos gasolina que el 2.0 Turbo previo, un 11% más menos, 6,9 l/100 km en ciclo NEDC (el vigente, no el realista WLTP). ¿Cómo se le han sacado 280 CV? Se ha rediseñado por completo la culata, tiene un filtro de aire de doble entrada (más capacidad y permeabilidad) y un turbocompresor de doble entrada (Twin Scroll).

A finales de 2018 aparecerá la versión Trophy, apretando el motor hasta 300 CV y 400 Nm

Se podrán elegir dos tipos de chasis, Sport y Cup, ambos con ajustes específicos (muelles, amortiguadores, topes y barras estabilizadoras) y nuevos topes hidráulicos de suspensión para aumentar el confort sin perder la eficacia. Con el chasis Cup se incluye un diferencial delantero de deslizamiento limitado, pero ambos disponen de las cuatro ruedas directrices (4CONTROL) para aumentar la maniobrabilidad a baja velocidad y la estabilidad cuando se va echando leches.

Renault Mégane RS

Respecto a un Mégane GT cambian los frenos de disco delanteros, unos Brembo de 355 mm, que se pueden elegir en hierro fundido y aluminio. Los pasos de rueda se han ensanchado 60 mm delante y 45 mm detrás, con llantas de 18″ para los Sport y de 19″ para los Cup y Trophy. Como en todos los Mégane RS, la tracción es y seguirá siendo para las ruedas delanteras. El eje delantero con pivote independiente (TAPI) se hereda de las generaciones previas, solo que es más rígido.

Opta a dos cajas de seis velocidades, manual y automática (EDC) con Launch Control

El sistema MULTI-SENSE permitirá elegir cinco ajustes: Comfort, Normal, Sport, Race y personalizado; los modos deportivos se cambian en el acto con el botón “R.S. Drive”. Otra característica moderna del Mégane RS es el RS Monitor, que permite analizar y guardar telemetría incluso con cámaras de vídeo deportivas. La información se puede subir a la red para compararla con otros “pilotos” si se desea.

Las ayudas a la conducción son varias: contro de velocidad adaptativo (ACC), frenado activo de emergencia (AEBS), detector de cambio de carril (LDW), alerta de distancia de seguridad (DW), alerta de exceso de velocidad con reconocimiento de señales (OSP con TSR) y sistema de detección de vehículos en ángulo muerto (BSW).

Renault Mégane RS

Dejo lo del diseño para el final, porque es lo más evidente… o no. Empezamos por el color, denominado Orange Tonic, único para el RS, como el Amarillo Sirius. La única carrocería disponible es de cinco puertas, y se puede distinguir por una serie de detalles. En la parte frontal destaca una lámina “F1” en el paragolpes en color Gun Metal Grey, las tomas de aire sobredimensionadas para refrigerar el motor y la calandra específica con trama de nido de abeja, así como las luces antiniebla de diseño ajedrezado o bandera de cuadros.

En el lateral llaman la atención los ensanches, salidas de aire funcionales para las ruedas delanteras y una unión visual entre los dos ejes con color negro, como si fuese un coche de carreras. Por detrás encontraremos un alerón que aumenta el apoyo del eje, la salida de escape central con borde poligonal y el difusor de aire inferior, también funcional. En el portón encontramos el “Sello Renault Sport”, común a los coches de serie y de competición de Renault Sport.

¿Y por dentro? Los asientos deportivos con reposacabezas integrados pueden optar a tapicería en tejido fibra de carbono o Alcántara, exclusivos del RS. Otros detalles distintivos son los pespuntes rojos de contraste con el gris carbono integral, así como los pedales de aluminio y pomos de cambio específicos.

Renault Mégane RS

El nuevo Mégane RS estará disponible en diciembre, y para el Trophy, lo dicho, un añito más de espera. Queremos pique entre el Honda Civic Type R, el SEAT León Cupra R y este nuevo Renault. Deberíamos hacer una porra, a ver cuál es el tracción delantera más rápido y eficaz en pista. De momento ese título lo conserva el japonés, pero el gallo francés quiere restablecer lo que fue suyo tantos años.

  • Mariano O.

    Osea, esperar al salón de Frankfurt del año que viene a ver quien es mas rápido en Nurburgring….

    • http://www.javiercostas.com/ Javier Costas Franco

      Más bien para saber si se puede destronar al Honda Civic Type R de donde se ha colocado.

  • http://4wheels4fun.net/ Ander Arribillaga

    A ver cómo va ese RS, tengo ganas de oír las primeras impresiones (ya que yo no creo que lo pueda catar). Pena que solo sea 5 puertas.

  • Rest

    En los limbos de los tiempos, tiene unos

  • Alvaro Peñalba Morales

    Javier, 2 cosas sobre el Megane R.S. 😉
    – Consume menos, en contreto ese 11%. Si no me equivoco, el anterior consumia 7.5
    – Los asientos no son especificos, son los mismos que el GT, solo que con otra decoración

Fonts by Google Fonts. Icons by Fontello. Full Credits here »